10 tips para hacer una buena planificación de carrera

El doctor Randall Hansen recomienda analizar la salud de tu carrera una vez al año, ya que esto ayuda a dibujar qué es lo que quieres lograr en el futuro y a planear estrategias para conseguirlo.

14-10-2011, 4:15:55 PM

Planear una carrera profesional no es algo sencillo, y es una actividad que generalmente se realiza en momentos claves de la vida, como antes de elegir qué estudiar y después de terminar la universidad, pero que después rara vez se vuelve a contemplar.

Para la experta en management profesional Dawn Rosenberg, planear una carrera se trata de preguntarse quién quieres ser, cómo quieres hacerlo y qué esperas lograr, no sólo una vez en la vida, sino cuando tengas que redefinir tus .metas.

Ella destaca que se debe identificar en uno mismo los valores, roles, habilidades, aptitudes, entornos más afines y necesidades de desarrollo para encontrar la profesión que te permita ser más exitoso pero también pleno.

El doctor Randall Hansen, fundador del sitio QuintCareers.com, destaca 10 pasos básicos para realizar un mapeo de ruta de lo que quieres lograr en tu ejercicio profesional.

1. Haz una planificación una vez al año: para el especialista, sentarse a ver el estado de tu carrera y preparación cada 12 meses es como hacerse un chequeo médico, pues es fundamental para conocer dónde se está parado y hacia dónde se va.  Es importante eliminar las distracciones y concentrarse en descubrir qué se quiere de la carrera y de la vida o cada vez que venga un cambio profesional importante.  Esto te permitirá estar preparado para los cambios bruscos y para .cambiar de dirección, si es necesario.

2. Haz un mapa desde la última parada: es decir, analiza cómo ha evolucionado tu quehacer profesional desde la última vez que checaste su “salud”. Hansen remarca que no se trata de estancarse en el pasado, sino de tomar las lecciones que tú misma trayectoria te ha dejado para así “mapear” el futuro.  Una vez que hayas hecho esto,  pregúntate ¿estás contento con tu camino?, ¿podrías haber hecho mejor las cosas?, ¿qué podrías haber hecho diferente?, ¿qué se puede hacer de manera diferente en el futuro?.

3. Reflexiona sobre tus gustos y disgustos: el cambio es parte de la vida y todo se transforma en este mundo, incluso tus anhelos, metas, gustos y sueños, por lo que es importante preguntarte si lo que querías hace dos años es lo que quieres hoy. Haz una lista donde separes lo que tiene contento con tu vida de lo que no, y si tu carrera o trabajo está en la columna de lo que te tiene insatisfecho, es momento de cambiar.

4. Examina tus pasatiempos y aficiones: Hansen dice que las actividades que realizas fuera del trabajo también tienen una incidencia en tu carrera; además puedes hacer una profesión de un hobbie.

5. Anota tus éxitos pasados: la mayoría de la gente no lleva un registro muy bueno de los logros de trabajo y tiene dificultades al momento de escribir un currículo vitae de gran alcance.  A veces, revisar los éxitos pasados puede ayudar a recordar logros olvidados que pueden dar más luz al momento de planificar un cambio de carrera.

6. Descubre cuáles son tus habilidades transferibles: algunas personas se enfrascan tanto en el título de su puesto que no ven otra posibilidad de carrera fuera de ellos. Por ejemplo, más allá del título “periodista”, existe una persona que sabe redactar, investigar y editar, habilidades que pueden servir en otro tipo de empleo.

7. Tendencias laborales: es vital saber qué es lo que esta pidiendo el mercado en caso de que tu área de trabajo se vaya reduciendo y debas cambiar de empleo. Esto te permitirá ajustar y fortalecer tu propuesta única de venta, es decir, qué tienes tú que ese nicho puede usar.

8. Haz un plan de carrera y de empleo: el doctor Hansen señala que para ser más exitoso es necesario fijar objetivos a corto plazo (un año) y largo plazo.  Une vez hecho esto, es necesario revisar y ajustar los objetivos de tu carrera en general y de tu .empleo actual, y si ya lograste los que tenías planeados, es momento de formular metas nuevas.

9. Explora oportunidades de educación: nunca dejes pasar la oportunidad de aprender y crecer más como persona y como empleado. Parte de una buena planeación de carrera es saber cuáles son las habilidades que te gustaría cultivar para así abrirte más puertas.

10. Mira hacia el futuro: ¿en dónde te vez en un año o en cinco?  Una parte importante de la planificación es desarrollas múltiples escenarios a futuro que se adapten al cambiante mundo laboral. Observa si en tu compañía hay campo de crecimiento para alcanzar uno o varios de estos escenarios.