Management

Cuando el salario determina el trabajo

Muchos trabajadores se cambian de empleo porque buscan mejores sueldos, situación que en México es una tendencia. Lo importante, es priorizar las expectativas profesionales.

06-10-2011, 11:40:44 PM

Cuando estás postulando a un trabajo, generalmente te preguntan por tus .expectativas de sueldo. Una interrogante que muchas veces es difícil de responder si no se tiene claro lo que uno espera obtener o se pide más salario de lo que la empresa puede ofrecer.

El gerente de contratación, fundador y presidente de Come Recommended, Heather R. Huhman, señala que se puede solucionar este dilema calculando el salario real. ¿Cómo?, en el sitio web Bumeran.com puedes obtener un panorama acerca de las remuneraciones reales de las personas en base a su cargo y la empresa. Lo único que tienes que hacer es escribir el nombre del trabajo o de la compañía para conocer los sueldos que piden otros postulantes por esos mismos puestos.

Otra manera, según Huhman, es hacer una revisión de los gastos de costo de vida y de las expectativas de sueldo para puestos similares al trabajo que está postulando, de acuerdo a la experiencia y los conocimientos que posee en el cargo. Esto da una idea aproximada del .rango de salario que deberíamos pedir.

Y si no está seguro del monto exacto que quiere obtener en cuanto a su remuneración, Huhman recomienda entregar un rango determinado desde el mínimo de sueldo que quiere recibir hasta un máximo, en base a los gastos de manutención, desplazamientos, etc. Por ejemplo, “mis expectativas de sueldo van desde los 30 mil hasta los 40 mil dólares”.

En México, las necesidades de una .famila mexicana, con cuatro integrantes promedio, alcanza los ocho mil pesos mensuales para absorber sus requerimientos materiales, sociales, culturales y de educación, según un estudio realizado por el Observatorio del Salario Justo (OSJ) de la Universidad Iberoamericana de Puebla.

Por ejemplo, para sostener los gastos alimenticios, de vivienda y vestimenta, las familias necesitan unos seis mil pesos al mes. Por su parte, para cubrir costos como mobiliario, electrodomésticos y cuidados personales, se deben destinar alrededor de mil 400 pesos al mes. Mientras que para educación, la OSJ destina entre 308 y 445 pesos.

El sueldo no debe ser lo primordial

Muchas veces, los deseos de alcanzar una remuneración más alta llevan a muchos empleados a pensar en un cambio de trabajo. En México, esta es una tendencia que predomina por sobre otras, como el ambiente laboral o desarrollo profesional.

Así lo señala una encuesta del portal laboral Trabajando.com México. De tres mil  entrevistados, un 50% asegura haber tomado esta decisión para mejorar su compensación salarial. Mientras, un 30% argumenta insatisfacción en la empresa; un 12% lo hizo por la ubicación del lugar de trabajo y un 8% por incompatibilidad con su equipo.

En este sentido, al preguntarles la razón de por qué buscarían un nuevo empleo, el 79% dice que lo haría para .aumentar sus ingresos, un 10% por insatisfacción general, un 6% por la localización de su oficina y 5% por no llevarse bien con los compañeros.

Según la directora general de Trabajando.com México, Margarita Chico, “para muchas personas el salario es uno de los temas más sensibles al evaluar un empleo, pero hoy es recomendable valorar otros aspectos, como el desarrollo profesional, eso es un mayor beneficio a futuro”.

La psicóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Berenice Espinoza, señala que “mudarse de trabajo o, incluso, tener varios cambios laborales es necesario y hasta recomendable en la actualidad, porque eso aporta experiencias que, a largo plazo, te cotizan mejor frente a un empleador”.

Sin embargo, lo más importante es tener claro dónde quiere estar el profesional y qué es lo que lo motiva, según Richard Bolles en el libro What Color Is Your Parachute: “Cada búsqueda de trabajo debe empezar por identificar lo que realmente se disfruta y luego averiguar en qué lugar desarrollar ese aspecto”.

Es por eso que dejar la decisión de un cambio laboral al azar o al salario podría convertirte “en el típico profesional que dura meses en un empleo y luego renuncia, al ver que no era lo esperado. Eso, a largo plazo genera duda entre los .reclutadores sobre la capacidad de compromiso de un candidato”, cuenta Berenice Espinoza.

Por lo tanto, un nuevo empleo se debe escoger en base a lo que uno le gusta, detectar para qué labores se es bueno, lo que garantiza mejores resultados y marca la diferencia entre un profesional exitoso y uno que no lo es, como lo recomienda la investigadora de la Escuela de Pedagogía de la Universidad Panamericana, Regina Barbero.

Comentarios