Management

7 reglas del Brainstorming

Cumplir con estas reglas permite incrementar la posibilidad de lanzar productos y servicios innovadores. Aplícalas.

29-07-2011, 3:44:44 PM

Durante los últimos años, sobre todo con el crecimiento de las compañías tecnológicas, entre ellas. Google, Microsoft y Facebook, se ha demostrado que la .creatividad e .innovación son dos de los elementos más importantes dentro de una empresa.

Una idea, como diseñar un celular completamente “touch”, sin teclas y con la libertad de instalar diversas .aplicaciones, puede convertir a una empresa del montón en algo como Apple.

Sin embargo, una realidad innegable es el hecho de que pocas empresas están obteniendo lo mejor de su gente, como consecuencia de un liderazgo poco efectivo, que no da pie suficiente a la creación de nuevos productos y servicios, matando ideas de potencial éxito.

El Brainstorming entrega esta posibilidad. Se trata de una técnica diseñada en la década de 1940 por el estadounidense Alex Osborne, para alentar a un grupo a solucionar determinados problemas y .generar ideas en torno a este. Consiste en hacer que la gente dé su opinión en torno a un tema.

De acuerdo con Osborne, esta técnica ayudó a que las empresas encontraran soluciones de forma más fácil y exitosa.

Para Chris Trimble, experto en innovación y profesor de Tuck School of Business at Dartmouth, el Brainstorming -o lluvia de ideas- resulta esencial, puesto que “ayuda a .resolver problemas de forma mucho más satisfactoria. Además, todo el equipo se involucra, lo que favorece un ambiente de trabajo mucho más relajado y la aceptación de los miembros del equipo con respecto a la solución determinada”.

En general, cada compañía o departamento es el que decide la forma en que se realizará, aunque existen ciertas reglas que, según Osborne -su creador-, no se pueden romper. Estas son:

Cantidad

En el Brainstorming la calidad se obtiene a través de la cantidad, por eso es importante que los participantes propongan el mayor número de ideas posibles. Al hacer un análisis posterior, aquellas ideas que parecían inviables pueden dejar de serlo, y encontrar un lugar útil en la resolución de problemas.

Complementar

Lo ideal es que la lluvia de ideas se realice entre varias personas del mismo equipo, puesto que un concepto cuya materia prima es innovadora, pero no convence del todo, puede ser pulida por el resto de los participantes. Con la colaboración de otros, una idea puede transformarse en la punta de una madeja hacia una innovación valiosa y aplicable.

Ambos lados del cerebro

La mayoría de las actividades de trabajo requieren de un mayor esfuerzo del hemisferio izquierdo del cerebro, por lo que el lado derecho tiende a quedar un poco rezagado. La idea es que con el apoyo de lápices de colores, perfumes, y objetos, se logre incentivar .ambos hemisferios.

Presión

Muchas personas son capaces de resolver grandes problemas cuando están presionados. El tiempo ideal para una lluvia de ideas va de los 10 a los 20 minutos. Quien dirige debe animar a tener un ritmo acelerado, incluso se recomienda asignar un cronómetro.

Diversión

La presión no es contraria a la .diversión, incluso puede ser un elemento que la determina. Piensa en una carrera, donde aquel que obtenga la mayor cantidad de conceptos -sin importar su complejidad- gana un premio.

Nada es estúpido

Todas las ideas sirven. Aquellos que dirijan estas actividades deberán ser capaces de eliminar los prejuicios y los miedos de los participantes, dándoles seguridad de hablar y haciendo hincapié en que todos los aportes son valiosos.

Evaluación y crítica

Ambos elementos inhiben la creatividad. “Si sé que me van a juzgar, trato de limitar el desarrollo de mis ideas a lo que creo que los otros aprobarán. Por lo tanto, no exploro fuera del camino generalmente aceptado”, explica Trimble.

Para el experto, suspender el juicio sobre las ideas que se dicen y anotarlas todas, alienta a los presentes a decir cosas que, de otro modo, hubieran reprimido.

¿Realizan Brainstorming seguido en tu empresa?

También podría interesarte:

Comentarios