Management

¿Empleados adictos a Twitter? Sácales provecho

Tienes un trabajador que tiene más de 1,000 seguidores en la red social, pero, ¿qué imagen proyecta de tu empresa?. Te decimos cómo gestionar a estos compañeros.

03-06-2011, 5:20:55 PM

En los últimos dos años las redes sociales como Facebook, Twitter o LinkedIn han
experimentado un crecimiento exponencial y se han incorporado en los procesos clave
de las empresas como marketing y la relación con los clientes.

La razón para esta explosión digital es que cualquiera puede
abrir una cuenta y “tuitear” lo que se les ocurra. Es por eso que un empleado
al que no se le daba particular importancia puede cobrar relevancia dependiendo
de cuántos seguidores tenga, ya que puede ser el mejor o peor embajador de tu
marca.

La nueva tendencia de gestión de recursos humanos capitaliza
este potencial para generar un empleado que sea el mejor portavoz de la
compañía. A decir de Jesús Vega de la Falla, director de recursos humanos de
Zara, en diez años valdrá más una hoja de contactos de LinkedIn que un
currículum vitae.  

Los directores de recursos humanos y cazatalentos ya no
pasan por alto este potencial y están tratando de encontrar la manera más
adecuada de gestionarlo, porque aprovechar esta situación puede ser un win win
para la empresa y para el empleado.

Existen factores para
capitalizar los tuits y posts de tus empleados sin necesidad de convertirlos en
community managers.

  • Una estructura abierta que facilite una comunicación fluida.
  • No saturar la red pues  una actividad excesiva puede quemar la imagen
    del empleado y de la empresa.
  • Juego Limpio, es decir que tu empleado no hable mal de tu
    compañía.
  • El trabajador debe reforzar los valores corporativos de tu
    negocio.

A decir de los expertos de Nielsen, dejar que tus
trabajadores tengan acceso a las redes puede generar una imagen mucho más
humana y cercana de tu marca, más allá de lo que un equipo de media social
puede lograr por sí sólo.

Sin embargo, un riesgo que se corre es que tu empleado
empiece a tener exposición y termine siendo reclutado por otra compañía que
quiera capitalizar a sus contactos. No obstante el valor preventivo que blogs y
redes sociales tienen ante una crisis de imagen compensan ese riesgo.

La agencia Persona, de recursos humanos, recomienda no
prohibir Facebook y Twitter en los negocios, pero sí vigilar aquellos usuarios
que empiecen a tener mucho protagonismo.

Rodríguez cuenta que ellos nos prohíben el uso
de las redes sociales, pero sí que tratan de vigilar cuando algunos alcanzan
mucho protagonismo, pero lo más importante reunirse con su capital humano y
generar una estrategia de comunicación social que los beneficie a ambos.

También podría interesarte:

Comentarios