Management

Tus empleados necesitan capacitarse

Participa de un proceso en el empleados y empresa forman relaciones ganar-ganar. Además descubre cómo deducir impuestos capacitando.

13-05-2011, 10:41:28 AM

Según Gary Dessler, académico de la Universidad Internacional de Negocios de Florida y uno de los principales gurús en la actualidad del sector empresarial, el hombre es el activo más valioso de una organización y su influencia es decisiva en el desarrollo, progreso y éxito de la misma.

Por ello, dice el experto, la .capacitación a todos los niveles constituye un elemento imprescindible para realizar el trabajo, de acuerdo con los objetivos de la organización, ya que adapta al hombre para un cargo o función determinada en la empresa.

Y aunque este proceso educativo auxilia a desempeñar un trabajo actual, sus beneficios pueden prolongarse a toda su .vida laboral y auxiliar en el desarrollo de esa persona para cumplir futuras responsabilidades.

Una opinión similar tiene la Asociación Mexicana de Centros para el Desarrollo de la Pequeña Empresa (AMCDPE), al decir que la capacitación es elemental a la hora de construir una cultura de lealtad empresarial.

“Si los empleados se entrenan mejora el servicio, la persona va a incrementar sus ventas y todos ganan”, plantea la institución. Incluso, sugiere que la posibilidad de compensar al empleado económicamente o a través del ascenso, cuando las condiciones de la compañía lo permitan.

Por otro lado, las empresas pueden deducir impuestos al presentar comprobantes de capacitación.

Al respecto, la Ley Federal del Trabajo establece ciertos estímulos fiscales para el fomento de la capacitación y el adiestramiento de los trabajadores en actividades prioritarias y aquellas que se determinen específicamente.

Ejemplo de ello es la reducción del .Impuesto Sobre la Renta (ISR), que pagan las empresas y otros como “El pago del 25% del costo del plan común de capacitación y adiestramiento. Dicho estímulo fiscal se distribuirá entre las empresas participantes en proporción al número de trabajadores que hayan tomado parte en el mencionado plan”.

Objetivos de toda capacitación

La capacitación empresarial implica la transmisión de conocimientos relativos al trabajo y actitudes frente a aspectos de la organización, por ello, debe estar guiada a través de metas debidamente establecidas.

Estos objetivos deben estipular claramente los logros que se deseen y los medios de que se dispondrá.  Deben utilizarse para comparar contra ellos el desempeño individual.

Incluso, si sucediera que el departamento de personal no lograra los objetivos impuestos desde el comienzo del proceso, de todos modos adquiere retroalimentación sobre el programa y los participantes. Entoces, lo que se busca es:

  • Preparar al personal para la ejecución de las diversas tareas particulares de la organización.
  • Proporcionar oportunidades para el continuo desarrollo personal, no sólo en sus cargos actuales sino también para otras funciones para las cuales la persona puede ser considerada. 
  • Cambiar la actitud de las personas, con varias finalidades, entre las que se encuentrar la creación de un clima más satisfactorio entre los empleados, aumentode su motivación e incremento de su receptividad y hacerlos más receptivosa las técnicas de supervisión.

En este tercer punto será necesario detenerse, ya que la capacitación puede involucrar cuatro tipos de comportamiento ¿Cuál es el que necesita tu empresa?

1. Transmisión de informaciones
El elemento esencial en muchos programas de capacitación es el contenido, es decir, distribuir información entre los entrenados. A menudo, las informaciones son genéricas, referentes al trabajo, aunque puede también cobijar la transmisión de nuevos conocimientos.

2. Desarrollo de .habilidades

Sobre todo aquellas destrezas y conocimientos directamente relacionados con el desempeño del cargo actual o de posibles ocupaciones futuras. Se trata de una capacitación a menudo orientada a las tareas y operaciones que van a ejecutarse.

3. Desarrollo o modificación de actitudes
Por lo general se refiere al cambio de actitudes negativas por actitudes más favorables entre los trabajadores. También puede involucrar e implicar la adquisición de nuevos hábitos, ante todo, relacionados con los clientes o usuarios o técnicas de ventas.

4. Desarrollo de conceptos
La capacitación puede estar conducida a elevar el nivel de abstracción y conceptualización de ideas y de filosofías.

Lo importante es que tu empresa tenga claro los objetivos que se buscan al momento de pensar en la capacitación, ello les permitirá manejar de mejor forma el proceso y cumplir con los objetivos centrales de la organización.

También podría interesarte:

Comentarios