Management

Liderazgo situacional: la solución en el momento justo

Poder elegir qué tipo de liderazgo se necesita con base en un problema es la descripción del liderazgo situacional. ¿Cómo hacerlo? Conoce algunas estrategias.

02-05-2011, 9:00:36 AM

Saber utilizar las herramientas precisas en el
momento adecuado
es la definición del liderazgo situacional. Los líderes que se
rigen por esta teoría tienen dos características: tienen una larga experiencia
y son suficientemente habilidosos como para no caer en contradicciones.

Más allá de tipologías

Ya hemos hablado sobre los .tipos de líderes
que existen, así como sus posibles combinaciones. Sin embargo, el liderazgo
situacional rebasa este tipo de clasificaciones, ya que busca líderes
camaleónicos
que sepan adaptar su estilo de liderar a las distintas
circunstancias.

Los líderes que aplican el liderazgo
situacional harán un profundo análisis previo de la situación y determinará
cuál es el mejor tipo de liderazgo, según sea el caso.

Esta característica impone un reto a todos
aquellos líderes que sólo saben encabezar un equipo bajo un estilo determinado.
La falta de capacidad (o de deseos) para conocer y aplicar otros tipos de
liderazgo es un impedimento para gozar los beneficios del liderazgo
situacional.

Los principios

De acuerdo con una investigación de la
Universidad de Ohio, el comportamiento de los líderes situacionales se puede
clasificar en dos dimensiones: conducta de tarea (estructuras de iniciación) y
conducta de relación (estructuras de consideración).

La conducta de tarea le indica al empleado
qué, cómo, cuándo, dónde y con qué tiene que realizar una tarea determinada.
Esto significa que existe un profundo control del trabajo, así como una
revisión constante de las actividades que realizan los empleados.

En tanto, la conducta de relación busca la
comunicación bidireccional, lo que proporciona apoyo emocional, reconociendo el
trabajo bien hecho, elevando la autoestima de los empleados, haciéndolos
partícipes de la toma de decisiones y manteniendo una política de puertas
abiertas.

Anteriormente se creía que ambos estilos
estaban peleados, que eran contrarios, sin embargo el liderazgo situacional
llegó a demostrar que es posible hacer sinergia entre ambos.

Ante todo, congruencia

Existen tres tipos de factores en el liderazgo
situacional
que determinará el estilo de líder que seguirá el directivo. Estos
son:

Fuerzas que afectan al directivo: esto se
relaciona directamente con el líder. La personalidad, el estilo de liderazgo,
su relación con sus empleados, etcétera, será todo aquello que determine su
acción en determinada situación.

Fuerzas que afectan al colaborador: tiene que
ver con la necesidad de independencia de los empleados, su capacidad de asumir
responsabilidades, su nivel de tolerancia ante lo ambiguo, entre otras.

Fuerzas que afectan a la situación: se refiere
a temas como la estructura de la organización, normas y políticas, clima y
cultura organizacional, presión del tiempo, etc.

Después
de realizar un análisis de estos factores y determinar la madurez de los
colaboradores, el líder decidirá cuál es el estilo de liderazgo a seguir en
determinada situación, lo cual eleva la posibilidad de una gestión y dirección
exitosa, pues las estrategias se adaptan a la solución del problema y no
viceversa.

También podría interesarte:

Comentarios