Coaching

Programación Neurolingüística o PNL, ¿qué es?

La programación neurolingüística o PNL es un modelo de aprendizaje que busca la comunicación efectiva y mejorar las relaciones con otras personas. ¿En qué se basa este modelo y cómo funciona? Te explicamos.

28-05-2018, 4:00:08 PM
programación neurolingüística, PNL

La programación neurolingüística (PNL) es un modelo de aprendizaje que tiene como objetivo influir en la creación de hábitos a través de una interacción entre la mente y el lenguaje.

Se basa en cómo hacer funcionar (programación) el cerebro (neuro) para expresar lo que pensamos (lingüística); es decir, apuesta por una comunicación efectiva tanto con nosotros mismos como con los otros.

La PNL busca crear conciencia sobre qué procesos mentales y cognitivos se encuentran detrás del comportamiento, pues con una comprensión de estos procesos, es posible moldear nuestro comportamiento para obtener mejores resultados.

Ciencia no, couching sí

La PNL no puede ser llamada ciencia debido a que no posee una base científica sólida y comprobable, pues no existe gran evidencia empírica que respalde los principios básicos de este modelo. Además, no existe ningún entrenamiento o certificación oficial.

Sin embargo, la programación neurolingüística es utilizada en el coaching y tiene aplicaciones efectivas en la construcción de discursos y la oratoria. Tanto el couching como la PNL están íntimamente relacionados con los objetivos: ambos buscan que las personas realicen mejores prácticas para alcanzar sus metas.

¿Cómo funciona la programación neurolingüística?

La programación neurolingüística tiene dos pilares básicos:

1. El mapa no es el territorio. Como seres humanos, nunca podemos conocer la realidad, solo percepciones de la realidad. Experimentamos el mundo a través de nuestros sistemas de representación sensorial. Los mapas “neurolingüísticos” de la realidad son los que determinan cómo nos comportamos, no la realidad misma. No es la realidad lo que nos limita o nos da poder, sino nuestro “mapa” de la realidad.

2. La vida y la “mente” son procesos del mismo sistema. Nuestros cuerpos, nuestras sociedades y nuestro universo forman una ecología de sistemas y subsistemas complejos, todos los cuales interactúan entre sí y se influyen mutuamente. No es posible aislar completamente ninguna parte del sistema del resto del sistema, por lo que buscamos un estado de equilibrio.

De acuerdo con Bavister y Vickers, es posible cambiar nuestro comportamiento -y los resultados aunados a él- con la ayuda de cuatro conceptos:

  • Resultados: el primer paso es encaminar todo el proceso al logro de un objetivo.
  • Agudeza sensorial: el segundo paso es entender tu entorno a través de la observación detallada.
  • Flexibilidad del comportamiento: una vez que se es consciente de los detalles, es posible modificar tu conducta, adecuarla para cambiar lo que no nos gusta.
  • Comprensión: este concepto es clave para mejorar la relación con otras personas. Se basa en empatizar con los otros para construir relaciones duraderas y eficaces.

Leer: 7 pasos para crear hábitos que te lleven al éxito

También podría interesarte:

Comentarios