Buscador
Ver revista digital
Liderazgo

4 señales que te debilitan como líder

20-05-2022, 5:01:07 PM Por:
© Depositphotos

¿Quieres ser un buen líder? Evita realizar acciones que reflejen lo contrario o manden un mensaje negativo a tus colaboradores.

El liderazgo es una habilidad muy complicada de desarrollar, pues no solo se trata de aplicar lo que leemos dentro de un libro, exige la responsabilidad de observarnos a nosotros mismos y de mirar al otro de manera consciente.

Saskia de Winter, socia fundadora y Directora General de Saskia de Winter Training, firma de capacitación empresarial e individual, señala 4 mensajes ocultos que opacan el liderazgo en una compañía y cómo evitarlos para ser un líder exitoso, según su comunicado.

El liderazgo es una característica fundamental para el desarrollo de una empresa. No obstante, es insuficiente solamente tener al mejor talento disponible si la organización carece de guías y controles para lograr los objetivos planteados.

Lograr un buen liderazgo es una tarea titánica. Primero hay que comprender que un líder no sólo se dedica a dar órdenes y hacerlas cumplir, es un término mucho más amplio.

Siguiendo la investigación Global Leadership Forecast 2021 de DDI, sólo el 11% de las empresas reportan tener un liderazgo “fuerte” o “muy fuerte”, dice el comunicado.

Asimismo, según el reporte Performance: Accelerated, de O. C. Tanner, el 79% de los trabajadores renuncian por falta de apreciación por parte de los líderes.

Ser líder y jefe no es lo mismo

“Desafortunadamente es muy común que se confunda a un líder con un jefe. Un jefe se enfoca en dar órdenes, mientras que un líder busca ser útil. Es la diferencia entre ‘aquí mando yo’ y ‘aquí sirvo yo’. Esto trae consigo desempeños negligentes o intolerantes que, a la larga, terminan por costarle muchísimo a un negocio, en productividad, dinero y recursos humanos”

explica Saskia de Winter.

Hay prácticas ligadas con el liderazgo dentro de una empresa que pueden causar inconvenientes y poner barreras con el equipo de trabajo. Son mensajes ocultos que terminan opacando y poseen repercusiones significativas en el ánimo de los trabajadores. Si los identificas y solucionas, podrás mejorar la comunicación, organización y dinámicas dentro de un negocio.

“Como líderes de un grupo constantemente transmitimos mensajes de lo permitido y de lo no permitido, de lo que sí funciona y de lo que no. Muchos mensajes son claros y directamente expresados, mientras que otros están ocultos. Pueden ser un gran obstáculo para crear un trabajo en equipo armónico y coordinado. Poco a poco se convierten en conductas que afectan la cultura organizacional”

dice de Winter.

¿Cuáles son los 4 mensajes ocultos que opacan el liderazgo?

1. El director no está disponible

Es decir, su puerta siempre está cerrada -o el celular no disponible- y rara vez un jefe dirá de forma abierta que no está disponible para sus equipos de trabajo.

Es muy frecuente que repitan frases como “aquí estoy para apoyarte”, pero si la puerta del director está siempre cerrada, ¿qué mensaje te está dando?

Si no es congruente con sus palabras, esto va desde poner distancia física entre jefe y trabajadores, hasta que hay un desinterés para escuchar sus inquietudes.

Tener la puerta abierta es el primer paso para que un liderazgo tienda puentes con el talento de su empresa. Lo mismo pasa con un celular que está disponible, simplemente contestar las llamadas y los mensajes hace la gran diferencia.

2. El director habla de algunos temas, otros ni los toca

Una acción negativa sobre liderazgo es el que un director converse sobre ciertos temas, pero otros no los considere. Un silencio sobre ciertos asuntos denota miedo de afrontar temas que están fuera del alcance de un jefe y transmite temor de perder el control de alguna situación.

Lo anterior puede permear en mandos medios que ven poca solidez en el liderazgo de la organización.

“Hay razones detrás del silencio de un director. La capa más profunda denota miedo, pero se manifiesta de diferentes formas. El director habla de un asunto, pero como oyente tendrías que preguntarte: ‘¿por qué no habla de otras cosas?’, ‘¿qué me quiere hacer creer?’. Esos cuestionamientos conllevan la posibilidad de caer en una espiral de desconfianza e incertidumbre en la empresa”

comenta la Directora General de Saskia de Winter.

3. Es impuntual en las reuniones

Un buen líder no te dice qué hacer, te muestra el ejemplo. Al ser impuntual estás diciendo de forma indirecta a tus colaboradores que su tiempo no vale.

Este tipo de actitudes negativas hace que se construyan relaciones de falta de respeto e insatisfacción entre trabajadores.

Además, es un mensaje que denota poca eficiencia o incapacidad para delegar responsabilidades, en la medida que hace parece que hay “demasiadas” cosas que hacer.


4. Siempre tiene un escritorio lleno de papeles

El escritorio del líder puede decir más de él de lo que uno podría imaginar. Cuando éste luce siempre lleno de papeles, realmente le está diciendo a los demás que está muy ocupado todo el tiempo y que, por lo mismo, es de suma importancia lo que hace.

A su vez, hace notar que no es muy organizado y, de tal forma, presenta excusas para no dar
resultados.

“Estos mensajes ocultos son sólo ejemplos y no quiere decir que siempre suceda así. Sin embargo, si esto ocurre de manera frecuente, quizá podemos comenzar a sospechar que hay algo para revisar y que tienen algo de verdad. Si un líder se identifica con algunos de ellos, quizás esto es lo que precisamente leen sus empleados de él y valdría la pena trabajarlo y aclarar cualquier malentendido”

asegura Saskia de Winter.

LO ÚLTIMO:

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

autor Equipo de jóvenes periodistas cuyo objetivo es explicar las noticias más relevantes de negocios, economía y finanzas. Nos apasiona contar historias y creemos en el periodismo ciudadano y de servicio.
Comentarios