Liderazgo

10 pasos para empoderar a los niños y fortalecer su liderazgo

Empoderar a un niño no se trata de limitar sus espacios, sino de realizar una serie de pasos que les fortalecerán su confianza y podrán proyectar una mejor imagen al exterior.

02-01-2018, 3:16:12 PM
niños líderes

“Tú no puedes”, “tú no lo hagas”, “tú no opines”, son frases con los que algunos padres limitan a sus hijos, sin saber que esa clase de respuestas van mermando en la autoconfianza, en la curiosidad y en las ilusiones del pequeño.

Así lo asegura Mary Carmen Cabrera, directora general del programa BusinessKids, el cual tiene como propósito acercar a los niños a las bases del emprendimiento.

“Muchas veces, como padres, queremos seguir tratando al niño de 10 o 12 como cuando tenía 2 o 3 años. Pero ellos van haciendo un mundo social, aprenden cosas que no sólo ven en casa, sino absorben del mundo que les rodea, particularmente ahora que están más expuestos a Internet o a redes sociales”, dice Cabrera.

Para la experta, lo fundamental es inculcar en el pequeño una autoimagen positiva, a través de la confianza, del respeto, de darle su lugar y su voz en la familia, así como de apelar a su inteligencia cada vez que sea posible.

Ese es el camino, explica la experta, de empoderar a los niños y fomentar líderes para el futuro.

“Un ejemplo se da al momento de tomar decisiones: no debemos enseñar que, como padres, somos nosotros quienes tienen que tomar las decisiones, sino, más bien, que debe haber una responsabilidad para decidir, que el niño sepa discernir entre lo bueno y lo malo, entre lo que le hace daño y lo que lo beneficia. Porque de eso va a depender que sepa tomar decisiones en su vida adulta”, dijo la especialista.

En México, cada vez es más frecuente el acercamiento de los niños a plataformas digitales (el 57% de la población total entre 6 y 11 años de edad es usuaria frecuente de Internet, según el Inegi), por lo que la curiosidad, la búsqueda de conocimiento y la vida social empiezan desde más temprana edad que en generaciones anteriores.

Así, empoderar a los más pequeños es una necesidad hoy más que nunca, de acuerdo con Cabrera, quien comparte cuáles son los pasos necesarios para que los hijos desarrollen mejor sus capacidades de decisión e incluso de liderazgo.

  • 1. Creer en ellos mismos. El primer paso es que los niños se sepan con la capacidad suficiente para afrontar los retos.
  • 2. Confiar en ellos. Cuando les encargues una tarea, debes confiar hasta el final en que ellos tendrán la capacidad de realizarla.
  • 3. Fomentar la autorresponsabilidad. Este apartado tiene más que ver con el entendimiento del valor de los consejos que recibe de sus padres y las personas que los guían.
  • 4. Comunicación. La experta explica que un niño que se siente escuchado también estará dispuesto a estrechar ese lazo de confianza. Los papás pueden apoyarse en modelos de coaching para fomentar esa comunicación sin perder autoridad frente a sus hijos.
  • 5. Dejar que tome decisiones importantes en la casa. La opinión, participación e ideas del niño deben ser tan valoradas como las de los demás miembros de la familia.
  • 6. Aprender a hacer equipo con la familia. Que el niño se involucre con las actividades de la familia, como ventas de garaje o alguna inversión importante, ayudará a sentirse parte del proyecto, además de hacerle entender el valor del dinero y lo que éste cuesta ganar.
  • 7. Acercarse a expertos. Llevar a los niños a desarrollar sus habilidades con especialistas es una de las mejores inversiones que se pueden hacer en la infancia de los pequeños.
  • 8. Evitar los regaños. Si el niño reprueba o hace mal una tarea, el regaño no soluciona gran cosa. Lo mejor, dice la especialista, es cuestionar, llevar al pequeño a que analice en dónde está el error y llevarlo a generar una responsabilidad para mejorar la próxima vez que lo intente.
  • 9. Fomentar su desarrollo social. Cambiar al niño de ambiente, que no sólo se sienta cómodo con cierto grupo social (familia o amigos), sino también permitir su desenvolvimiento en diferentes lugares y entornos.
  • 10. Ampliar sus oportunidades de aprendizaje. Si bien, es complicado por razones económicas, resulta sumamente importante que el niño obtenga no sólo conocimientos de la escuela, sino que se integre a cursos de verano, que tome actividades extraescolares o se desarrolle en actividades deportivas y/o artísticas. De esta forma, el niño descubrirá lo que le apasiona, encontrará, posiblemente, una vocación y ampliará su desarrollo con herramientas multidisciplinarias.

Comentarios