Finanzas

Las tempestades que amenazan el sector financiero en México

2017 fue un año de volatilidad en el sector financiero y los eventos que se avecinan, como las elecciones presidenciales, la renegociación del TLCAN y la reforma fiscal de Estados Unidos tendrán impacto en los mercados.

02-01-2018, 8:29:55 AM
finanzas, sector financiero, financiero

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) —el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores— le dijo adiós al 2017 con ganancias, aún con la volatilidad que generó, desde finales del 2016, el discurso antimexicano de Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

De esta manera, el IPC cerró el año con un rendimiento nominal de 8.13%, con lo que apuntó su mayor ganancia anual desde 2012, cuando avanzó 17.88%. Así, finalizó en 49,354.42 puntos, aunque lejos del máximo que alcanzó el 25 de julio de 51,713.38 unidades.

“Durante el 2017 se observó una mayor demanda por activos de riesgo. Si bien el cambio de administración en Estados Unidos causó algunos episodios de incertidumbre y aversión al riesgo a lo largo del año”, dice en un reporte Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base.

En el balance, los principales índices accionarios registraron ganancias, aunque éstas fueron creadas con base en expectativas de los participantes del mercado sobre el desempeño futuro de la economía estadounidense, de acuerdo con Siller.

Un año de altibajos

La volatilidad predominó gran parte del 2017, luego de que los inversionistas perdieron la confianza en la administración de Trump, quien para el segundo trimestre del año no pudo cumplir ninguna de sus promesas de campaña.

Aunado a lo anterior, sus escándalos con Rusia, le inyectaron más turbulencia a los mercados financieros de todo el mundo.

Trump no solo despidió al director del FBI, James Comey, quien  investigaba posibles injerencias rusas en la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016, y sobre una eventual coordinación entre miembros del equipo de campaña del republicano y Rusia, el presidente también filtró información ultra secreta al embajador de Rusia sobre el Estado Islámico.

Corea del Norte también provocó miedo entre los participantes de los mercados. En abril, el país asiático lanzó sin éxito un misil, por lo que el gobierno estadounidense advirtió a Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, que no le iría bien si ponía a prueba a sus fuerzas armadas en la región.

Pero el triunfo de Emmanuel Macron en la presidencia de Francia, sobre la candidata de ultraderecha y euroescéptica, Marine Le Pen, volvió a impulsar el ánimo de los inversionistas. Asimismo, el apetito por el riesgo aumentó gracias a sólidos reportes corporativos y datos de la economía estadounidense.

Mientras que el triunfo de la reforma fiscal de Donald Trump, que implica un recorte de 14 puntos porcentuales en el impuesto corporativo a 21%, se ha encargado de cristalizar el optimismo.

En Estados Unidos en tanto, el índice S&P 500 acumuló una ganancia de 18.87%, mientas que el Nasdaq y el Dow Jones ganaron 24.72% y 27.09%, respectivamente.

Ver: Reforma fiscal de Estados Unidos: En qué consiste y cómo te afecta

¿Qué sigue para el 2018?

Los inversionistas centrarán su atención en la aplicación de la reforma tributaria de Estados Unidos, ya que esperan que, los beneficios que dicha reforma propone se vean reflejados en las corporaciones y en la economía estadounidense.

“En la medida en que se observe la correcta aplicación, los índices accionarios continuarán marcando una tendencia positiva, sin embargo no se descarta una tendencia negativa como reflejo de una toma de utilidades acumuladas durante el 2017”, dice Siller.

Por lo pronto, AT&T dijo que invertirá 1,000 millones de dólares en redes estadounidenses y otorgará una gratificación a sus empleados. Comcast dará a sus empleados bonos de 1,000 dólares y Boeing planea invertir 300 millones de dólares extra. Los bancos Fifth Third Bancorp y Wells Fargo dijeron que aumentarán su salario mínimo por hora.

La reforma implica hasta 1.5 billones de dólares en recortes de impuestos para los próximos 10 años, lo que de acuerdo a algunos análisis como de Tax Foundation, esto puede impulsar a la economía estadounidense en 1.7% en el largo plazo.

En el caso de México, el mercado accionario estará atento en acontecimientos locales, como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), del cual dependen cerca de 80% de las exportaciones mexicanas. En este sentido, el consenso de los analistas estima que, de no llegar a un acuerdo, las negociaciones se extenderán hasta el 2019.

Lo anterior en un contexto en el que México celebrará elecciones para votar por el nuevo jefe del Ejecutivo Federal en julio, lo cual se anticipa como un evento que generará gran volatilidad en los mercados mexicanos, principalmente en el cambiario.

De acuerdo con una encuesta de Grupo Financiero Ve por Más, las elecciones presidenciales del próximo año se perciben como la mayor preocupación entre algunos participantes del mercado, seguido por el impacto de la reforma fiscal de Estados Unidos y la renegociación del TLCAN.