Empresas

Las empresas e instituciones que ganan con las guerras de Trump

Lockheed Martin, Boeing, Raytheon y el Departamento de Defensa son los más beneficiados por la política del presidente de Estados Unidos, que no teme iniciar una guerra con sus enemigos geopolíticos.

06-12-2017, 11:30:56 AM
guerra trump siria

En sus primeros meses de gobierno, Donald Trump ha hecho amenazas contra Corea del Norte y ha realizado ataques contra algunos enemigos geopolíticos, una oportunidad de negocio para los principales proveedores de armas del Pentágono.

En 2015, las compañías de armas con base en Estados Unidos tuvieron ventas por 209,700 millones de dólares, un 2.9 por ciento menos que en el año anterior, según datos del Instituto de Investigación Internacional para la Paz (SIPRI), una organización no gubernamental con base en Estocolmo.

Esta baja en las ventas podría revertirse en los próximos años gracias a la política del presidente Donald Trump, que ya propuso aumentar 9.0 por ciento el presupuesto del Departamento de Defensa a costa de otras agencias, como las de protección al medio ambiente, la cultura y las artes.

De la creciente tensión y espiral de violencia en el mundo sólo se benefician a unos pocos “señores de la guerra”, dijo el pasado 13 de abril el Papa Francisco en una entrevista publicada al diario italiano La Repubblica.

En específico, los mayores contratistas de Defensa se pueden beneficiar e, incluso, ya están ganando. Las tres compañías más grandes en armas presentan ganancias en sus acciones desde que Trump ganó las elecciones presidenciales.

A continuación, te presentamos los gigantes de la guerra que se benefician con el gobierno de Donald Trump. Los datos de ventas y número de personas que contratan son del ranking anual de SIPRI sobre los productores de armas más grandes del mundo. 

Lockheed Martin

La nave de combate F-35 en una demostración. Foto: Lockheed Martin.

Ventas por armas en 2015: 36,440 mdd

Número de empleados 2015: 126,000

CEO: Marillyn Hewson

Es el principal productor de armas en el mundo (excluyendo a los fabricantes chinos) y el contratista más grande del Pentágono. En 2015, las ventas de armas del grupo fueron de 36,440 millones de dólares (mdd), el 79 por ciento de sus ventas totales.

Entre el 7 de noviembre (un día antes de las elecciones de Estados Unidos) y el 12 de abril, las acciones de Lockheed Martin subieron 29 por ciento hasta llegar casi a los 270 dólares.

Lockheed Martin tiene como producto estrella el avión de combate F-35 Lightning. Esta nave le hizo ganar el programa Joint Strike Fighter, el más grande y costoso del Pentágono: 323,000 millones de dólares (mdd) reemplazar la flota de la Fuerza Aérea estadounidense.

El plan del Pentágono, desde 2010, es adquirir 2,400 aviones F-35 para renovar su flota aérea. Los costos de cada avión de combate se dispararon y la compañía está bajo presión del gobierno de Estados Unidos para reducirlos.

La presidenta de Lockheed Martin, Marillyn Hewson, fue invitada por Donald Trump en su iniciativa para incentivar los trabajos manufactureros en Estados Unidos y se comprometió a crear más empleos en sus plantas.

 

Boeing

Ventas por armas en 2015: 27,960 mdd

Empleados en total 2015: 161,400

CEO: Dennis Muilenburg

Un helicóptero AH-64 Apache, hecho por Boeing. Foto: Wikipedia.

El fabricante de aviones comerciales es también el principal competidor de Lockheed Martin en la manufactura de aeronaves de combate. Sus ingresos en 2015 por este rubro fueron de 27,960 millones de dólares, lo que lo hacen el segundo fabricante de armas más grande del mundo, de acuerdo con el ranking de SIPRI.

Desde la victoria de Trump en las elecciones presidenciales, las acciones de Boeing subieron 23 por ciento hasta los 178 dólares por título.

Además de su avión insignia F-15, Boeing también construye los célebres helicópteros AH-64 Apache, la aeronave de combate más avanzada en su tipo. En marzo de este año, firmó un contrato por 3,400 millones de dólares para entregar 244 Apaches al Ejército de Estados Unidos.

Patrick Shanahan, vicepresidente de Boeing, fue nominado por Trump para ser subsecretario de Defensa. Es decir, sería la segunda persona con mayor poder en el Pentágono pese a que no tiene experiencia política y militar. Su nombramiento tiene que ser ratificado por el Senado.

Raytheon

Ventas por armas en 2015: 21,780 mdd

Empleados en total 2015: 61,000

CEO: Thomas Kennedy

Misil Tomahawk fabricado por Raytheon. Foto: Raytheon.

 

El cuarto fabricante de armas más grande del mundo es el proveedor de los misiles Tomahawk, de los cuales Trump mandó lanzar 59 a una base del Ejército sirio en respuesta a un ataque con armas químicas contra civiles, perpetrado supuestamente por el régimen de Bashar Al Asad.

Las acciones de Raytheon subieron 1.0 por ciento un día después del ataque a Siria con los misiles Tomahawk. Pero, desde que ganó Trump, los títulos de la compañía han escalado casi 14 por ciento hasta 152 dólares por papel.

En su presupuesto para 2017, el Departamento de Defensa de Estados Unidos pidió a Raytheon 4,000 misiles Tomahawk adicionales a través de un contrato de cinco años por 2,000 millones de dólares.

El senador y presidente del Comité de Servicios Armados, el republicano John McCain, dijo en febrero pasado que era necesario incrementar el presupuesto al Departamento de Defensa, especialmente en la inversión en tecnología balística y de misiles.

En 2015, Raytheon tuvo ventas por 21,780 millones de dólares.

 

El Departamento de Defensa de EU

Presupuesto 2015: 496,100 mdd

Presupuesto programado para 2018: 639,000 mdd

Empleados en total (soldados, marinos y civiles): 2.87 millones

Secretario de Defensa: James Mattis

Instalaciones del Pentágono. Foto: Wikipedia.

En la propuesta de Donald Trump para el Presupuesto del año 2018, el Departamento de Defensa fue el ganador con un incremento de 52,000 millones de dólares para un gasto total programado de 639,000 millones de dólares. Para hacer este aumento, el gobierno de EU redujo los presupuestos en casi todos los demás departamentos, en especial de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y propone suprimir el gasto destinado a las artes y cultura.

Según información del diario Washington Post, el aumento en el presupuesto en Defensa es para incrementar el número de efectivos en el Ejército y la Marina, aumentar las flotas de la Marina, comprar más rápido los aviones F-35 de Lockheed Martin y tener más aviones de combate listos para volar.

El Departamento de Defensa tiene a su cargo el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea, área en la que se desarrolló la bomba GBU-43, la llamada “Madre de todas las bombas” (MOAB), que fue utilizada por primera vez el 13 de abril en Afganistán para destruir túneles subterráneos del Estado Islámico.

Esta dependencia es el mayor empleador de Estados Unidos, más que otras compañías como Walmart, Ford, GM o Exxon.

Relacionadas

Comentarios

También podría interesarte: