Lo ÚltimoPolítica y Sociedad

Las constructoras serán investigadas por fallas tras el sismo

La autoridad de la CDMX tiene abiertas 151 carpetas de investigación por sospechas en el proceso de construcción de edificaciones colapsadas o dañadas.

20-10-2017, 1:35:12 PM
sismo
Reuters. Las constructoras del sismo.

 

Un mes después del sismo del 19 de septiembre la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México ha abierto 151 carpetas de investigación, ante la sospecha de que el proceso de construcción de igual número de inmuebles se llevó a cabo de manera irregular, por lo que podrían configurarse los delitos de homicidio, lesiones, fraude y alteración de documentos.

De hecho, “existen algunos edificios de los 38 que se derrumbaron, que colapsaron, que se determinó que fueron construidos violando el uso de suelo existente”, admitió Jesús Rodríguez Núñez, director de Igualdad y Diversidad de la Secretaría de Desarrollo Social capitalina, al participar en un debate sobre la responsabilidad penal tras el terremoto, organizado por el Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe).

De acuerdo con el artículo 27 Bis del Código Penal de la Ciudad de México, las personas morales o jurídicas también pueden cometer delitos a través de sus administradores o representantes legales, siempre que estos hayan realizado la conducta delictiva a nombre de la empresa o en provecho y beneficio de la misma.

Además los directivos de las empresas también podrían enfrentar cargos penales si no realizaron un control adecuado del ámbito organizacional de la firma. En ambos casos, tanto la responsabilidad de la empresa, como las omisiones de sus ejecutivos, se sancionan no solo con años de prisión, dependiendo del delito que hayan cometido, sino también con sanciones económicas que deben cubrir la reparación del daño.

Cargas extras en edificios colapsados

Dentro de las empresas investigadas por la Procuraduría capitalina, explicó Rodríguez Núñez, también se encuentran algunas compañías de telefonía celular y de anuncios espectaculares, pues en al menos dos casos se sospecha que los edificios colapsaron debido a que soportaban en sus azoteas estructuras que le añadieron un peso no permitido a los inmuebles.

En otros casos, los daños se registraron porque las edificaciones inicialmente estaban planeadas para contar solo con dos o tres pisos, pero “conforme avanza la construcción” las empresas suelen agregar más niveles, sin reforzar la estructura o los cimientos, detalló por su parte César Alejandro Guerrero Puente, director general de Obras Públicas de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México.

“Sí es muy importante que los usos de las edificaciones se respeten, cuando no se hace pues tenemos este tipo de problemas, llámese la torres de celulares o pusieron una casa de maquinas también en la azotea”, lo que distorsiona la forma en la que se comporta el inmueble en un sismo como el ocurrido hace un mes, dijo Guerrero Puente.

Conflicto de interés: Constructores y DRO

De acuerdo con el artículo 32 del Reglamento de Construcciones de la Ciudad de México, el Director Responsable de Obra (DRO) es un profesionista especializado (arquitecto o ingeniero) que auxilia a la administración capitalina para que se cumplan las normas en todo tipo de edificaciones. Lo mismo sucede con los Corresponsables, que son especialistas en estructuras que apoyan el trabajo de los DRO. Para ello ambos deben contar con una  autorización de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi).

Los funcionarios que participaron en el debate organizado por el Inacipe advirtieron que existe un conflicto de interés entre las empresas constructoras y los DRO, pues los primeros son los que les pagan a los segundos, y estos últimos son los que tienen la obligación de detener la edificación en caso de que se presenten irregularidades.

“Hay que analizar si hay una mejor vía” para hacer la vigilancia, argumentó Guerrero Puente, ya que este tipo de peritos tienen “la obligación de detener a ese constructor” si la obra no se lleva a cabo conforme a las normas. “Sí es un tema muy delicado, y que requerimos que tanto los Directores Responsables de Obra, como los Corresponsables, no por este tema del pago de los servicios que están teniendo que dar dejen de cumplir las normas”, dijo.

Preguntado sobre si es común que un DRO acuda a la Secretaría de Desarrollo Urbano para advertir sobre las irregularidades en alguna construcción, Guerrero Puente prefirió guardar silencio.

Estas son las zonas con mayor riesgo sísmico de la Ciudad de México

Relacionadas

Comentarios