Buscador
Ver revista digital
La revista

Tasas de interés bajas, el arma de dos filos para la banca en 2020

26-12-2019, 6:15:20 AM Por:
banca-digital
© Depositphotos

La banca tuvo buenos resultados en 2019. Sin embargo, para 2020 no se espera una mejoría en el crecimiento del crédito, salvo que las tasas de interés bajas lo estimulen.

En 2019 la economía mexicana frenó su crecimiento, con un avance de 0.4 y no de 1.3% como estimaban los expertos. Sin embargo, a pesar de la debilidad económica, analistas coinciden en que los bancos libraron bien el entorno. Alfredo Calvo, director de Instituciones Financieras de Standard & Poor’s (S&P), explica que por más de 30 meses las carteras de crédito han crecido a un solo dígito y, pese a ello, los indicadores de calidad de activos se han mantenido resistentes.

“Se ven niveles sanos en cartera vencida e incluso las pérdidas de créditos que realizan las instituciones bancarias están en buenos niveles, un poco mejor que el promedio histórico que era entre 3 y 3.5%”. 

Actualmente, las pérdidas crediticias representan alrededor 2.5% de la cartera total del sistema bancario. Las prácticas de los bancos han dado resultados y han ayudado a mantener carteras limpias. “Lo positivo es que, al no haber un deterioro en la cartera, los bancos no han tenido que destinar recursos para provisión de reservas, por lo cual la rentabilidad está sólida”, dice el analista de S&P.

Este sector, pese a un entorno de bajo crecimiento, tuvo buenos resultados. Hubo financiamiento y la mayoría de los indicadores financieros no tuvo deterioro.

Gerardo Copca Sánchez, director general de MetAnálisis comenta que las tasas de interés permitieron a los bancos obtener mayores ganancias, por ejemplo, en los fondeos y préstamos, aunque en los pagarés de ahorro, el rendimiento estuvo castigado. 

En general, para la banca y el sector financiero el 2019 fue un buen año, según los especialistas; además se mantuvo bien dentro del contexto internacional. El dato que reporta Banxico sobre el monto total de cartera vencida pasó del cierre del 2018 de 96,271 millones de pesos (mdp) a 106, 741 mdp en octubre del siguiente año, es decir, 10.87% más en términos nominales y más de 7% en términos reales.

crédito-bancos-deudores
Especial El crédito de los bancos y sus deudores

“Las personas no pueden pagar sus créditos a una tasa acelerada”, comenta Amin Vera, analista de Black Wallstreet Capital.

Banxico, a lo largo de 2019, comenzó el ciclo de relajación de tasas. La tasa más alta es la de crédito personal, que del cierre del 2018 (39.49%) pasó a 40.84% equivalente a más de un punto. En tanto, la tarjeta de crédito pasó de 36.81 a 38.47%, casi dos puntos. La tasa que menos creció fue la de crédito de nómina, que pasó de 44.81 a 24.97%, lo cual quiere decir que no solo los bancos ven más riesgo de prestar a los clientes, sino que se van sobre los que no tienen un trabajo formal, porque los que tienen un trabajo formal tienen topada la línea de crédito, explica Vera.

“Estamos viendo mayor riesgo, mayor competencia en el sector bancario y también que los canales de crédito están topados. Yendo a los canales de la informalidad se podría aumentar el riesgo de morosidad”, afirma.

El crédito de autos fue el segundo más bajo, al pasar de 13.76 a 13.74%, lo cual indica una caída en las ventas.

Para el experto de Black Wallstreet Capital, el frenón económico que se vive en 2019 tiene correlación con la baja del ciclo económico en el mundo, como Estados Unidos, que a pesar de todo registra un crecimiento de 1.9%, mientras México está atorado en 0%.

Te puede interesar: El crédito en 2020: un panorama sombrío global, y uno moderado para México

Los principales factores en la falta de crecimiento tienen que ver con la falta de confianza y las políticas públicas de la administración federal. “En la medida que haya una falta de confianza hacia adelante se ve difícil la recuperación en las líneas de crédito”.

Respecto a la bancarización, comenta que el bajo nivel limita al sistema para crecer a un ritmo más rápido. No obstante, los bancos han sido prudentes y, aun con entorno de una economía complicada, muestran niveles sanos de calidad de activos y de rentabilidad, lo cual ubica al sector financiero mexicano como el mejor capitalizado en América Latina.

Modesto crecimiento en 2020

Tasas de interés

El próximo año, el crecimiento se estima de 1.3% (bajo para el potencial del país) y, de acuerdo con S&P, no se espera una mejoría en cuanto al crecimiento del crédito en relación al 2019. Según Calvo, para el próximo año el crédito total podría crecer alrededor de un 7% en términos nominales con respecto al 2019.

Desde su punto de vista, la tendencia a la baja de las tasas de interés ejercerá cierta presión en la rentabilidad de los bancos, llevando sus márgenes a la baja, pero con tasas de interés más bajas se podría generar mayor demanda de crédito, sobre todo en la parte comercial, que conforma el 60% del financiamiento de la banca en total.

Actualmente, las empresas no están demandando crédito para financiar. Sin embargo, las tasas de interés más bajas podrían ser un aliciente para incentivar al alza los créditos de parte de las compañías. Por el lado pasivo, con menores tasas de interés los bancos podrían financiarse a un menor costo, empero en México una característica del sistema es que se financia principalmente de depósitos, los cuales como factor positivo corresponden a personas físicas.

“Esta es una fuente de financiamiento muy barata, en relación a otras alternativas de fondeo y, además, muy diversificada, lo cual es bueno porque los bancos tienen un espacio bueno para mejorar el costo de fondeo”, dice el experto de S&P.

Para el 2020 se podría ver un deterioro en cartera vencida, al cerrar alrededor de 2.5%, siendo totalmente cubierta por reservas. “Con los niveles de tasas de interés más bajas, los bancos podrán mantener una rentabilidad sobre activos de alrededor de 1.5% el siguiente año”, estima.

Según S&P, los segmentos de hipotecas y de nómina se ven como las líneas de negocios de los bancos, que crecerán a un ritmo más acelerado en el 2020. En estos momentos, el crédito de nómina total crece al 6% y el hipotecario al 11%.

Amin Vera, de la firma Black Wallstreet, opina que una buena noticia es el plan de infraestructura, donde se puede acelerar el gasto público a futuro. Se ve una reactivación de la economía en el corto plazo. “Es posible ver una baja en las tasas de interés de referencia y que el monto total de la cartera vencida crezca, pero a tasas más bajas”.

La reducción de las tasas de interés podría ser un buen elemento para que las personas y empresas demanden más créditos, señala el directivo de MetAnálisis. “Existen condiciones propicias para que las tasas de interés desciendan. Cuanto más bajas sean, la actividad económica debería de mejorar”.

Lee: Se viene una ola de tasas de interés a la baja

mm Equipo de jóvenes periodistas cuyo objetivo es explicar las noticias más relevantes de negocios, economía y finanzas. Nos apasiona contar historias y creemos en el periodismo ciudadano y de servicio.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios