Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Tasas de interés a la baja darán un ‘empujón’ a la BMV en 2020

09-01-2020, 9:30:55 AM Por:
bolsa mexicana de valores

Un crecimiento económico bajo, una inflación controlada y un menor riesgo por la situación de Pemex favorecen recortes adicionales en las tasas de interés y contribuye a restablecer la valuación del mercado y hacer más atractiva la inversión en la BMV.

2019 fue uno de los años más difíciles para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en México, pues no reaccionó satisfactoriamente a la incertidumbre que generó el proceso electoral de 2018 y que culminó con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, con un cambio de régimen. Muchos inversionistas prefirieron mantenerse al margen y participar mejor en el mercado de renta fija; otros optaron por invertir en el mercado bursátil de Estados Unidos y aprovechar, además, en ese país los incentivos para invertir.

“El principal enemigo para la inversión en Bolsa es la falta de certeza; la cual, aunque siempre existe, también se maneja por niveles y en esta ocasión creció más de lo normal”, explica Gerardo Copca Sánchez, director de MetAnálisis.

A esta coyuntura, explica Copca, se sumó también la presión de EU de imponer aranceles a las exportaciones mexicanas y, a nivel mundial, el problema de la guerra comercial del vecino país del norte con China.

Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Grupo Monex, coincide con Copca. “El presente año fue difícil para el mercado accionario, tanto en la parte nacional como internacional. Los rendimientos relacionados con las valuaciones estuvieron castigados”.

Para las empresas del S&Ps, Grupo Monex estima un repunte en utilidades del 1.2% para este año.

Para entender: ¿Cómo funciona la Bolsa Mexicana de Valores?

Con un crecimiento nulo de la economía mexicana, las empresas que reportaron mejores comportamientos están relacionadas con el consumo, minería (Peñoles) y Asur, mientras que las más afectadas se encuentran en el sector industrial, automotriz e infraestructura.

Las empresas del Índice de Precios y Cotizaciones (IPyC) mostraron una desaceleración en sus operaciones locales. Sin embargo, la diversificación geográfica de sus ingresos, eficiencias operativas, estabilidad del tipo de cambio y algunos beneficios contables ayudaron a sortear el complejo entorno internacional. Para el 2019, Monex estima un crecimiento a nivel de ventas y EBITDA cercano al 3.0%.

El crecimiento en el reglón de consumo al tercer trimestre del 2019 fue del 2.4% y estuvo conformado por WalMex, Alsea y Liverpool, identificándose un escenario de mayor cautela de parte del consumidor; sin embargo, en general las empresas con colocación de acciones en la bolsa presentan un escenario más positivo, debido a su tamaño y a que tienen mayor capacidad de recursos.

Al tener un apalancamiento, estructura de costos y eficiencias operativas a nivel internacional, son más fuertes ante escenarios de desaceleración económica.  

Guillermo Delgado, director de Operaciones de Black Wall Street Capital, comenta que este año (2019) las ofertas públicas iniciales, ofertas secundarias y colocación de deuda se vieron muy bajas en el primer caso, por la incertidumbre política y económica que se vive a nivel nacional. La deuda también estuvo baja, comparada con otros años, y se atribuye a las altas las tasas de interés que llegaron a 8.25%.

“Realmente, a menos de que fuera estrictamente necesario salían a emitir deuda. El público inversionista estuvo demandando papeles de deuda en su afán de asegurar un rendimiento elevado. La colocación de empresas mexicanas de deuda estuvo más orientada al mercado internacional”.

Desde su punto de vista, las empresas difícilmente salen a cotizar en Bolsa en épocas de incertidumbre política y económica. “El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) podría incentivar a las empresas a entrar a bolsa y atraer a los inversionistas a las ofertas públicas iniciales y al mercado bursátil en su conjunto, pero este registró una caída importante en 2019”.

Acciones baratas, un aliciente para 2020

Copca Sánchez comenta que el abaratamiento de las acciones de las empresas enlistadas en Bolsa podría ser un buen aliciente en momentos de mayor estabilidad económica en el país para impulsar esta actividad. Actualmente, el IPC está cercano a los 44,000 puntos, pero se podría llegar a los 49,200 puntos en el 2020 como señal de confianza en el mercado de valores. Aunque añade que el próximo año se ve con dudas no solo en México, sino a nivel internacional, debido a temas como las elecciones presidenciales en Estados Unidos y relación comercial de este país con China. 

González, de Grupo Monex, estima que para el 2019 el EBDITA de las empresas estará en 5.6%, lo cual es un crecimiento moderado. Sin embargo, con una serie de factores adicionales, el IPC (de manera conservadora) podría llegar el próximo año a los 50,000 puntos, ya que, si bajan las tasas de interés, se podrían ver niveles más altos.

El próximo año, con un escenario de mejores tasas de interés y cierta estabilidad económica, los sectores de infraestructura e industria presentarían una recuperación con mejores valuaciones. Por otro lado, los sectores de alimentos y bebidas serían menos atractivos, debido principalmente a la limitación de su potencial de rendimiento y no, en sí, a un deterioro significativo.

“Durante el 2020, el IPC podría cerrar entre los 47,000 a 48,000 puntos, pero no se descarta un entorno de volatilidad. No obstante, la baja en la tasa de interés en todo el mundo fomentará el gasto a todos los niveles, lo cual ayuda a crecer la economía”, señala el analista de Black Wallstreet Capital.

Según el ejecutivo de Monex, como las tasas de interés están bajas y se estima que siga la liquidez a nivel mundial, podría darse una mejoría en los mercados. Para las empresas de S&P se prevé un crecimiento del 11% en las utilidades: “las expectativas son buenas para ellas”, dice. El analista estima que habrá un mejor escenario para las empresas que participan en bolsa y que los sectores más favorecidos serán: energía, manufactura, consumo discrecional, comunicaciones y tecnologías, en tanto los ramos de salud y consumo básico tendrán un comportamiento sostenido.

El 2020, de acuerdo con el especialista de Grupo Monex, podría darse un mejor escenario en la parte local, donde la expectativa de crecimiento del corporativo se calcula en 0.8%, mientras el IPC podría rondar en los 50,000 puntos (en un escenario conservador). Las empresas que conforman el principal indicador tendrían un crecimiento en ventas y EBITDA del 4.8 y 5.6% respectivamente.

“Con dicho crecimiento y un múltiplo objetivo de 9.0x, similar al promedio de los últimos cuatro años, el indicador podría ubicarse en niveles de 50,000 puntos para finales del 2020”.

El ejecutivo de Monex sostiene que “hay un potencial de crecimiento en el mercado accionario con mejores valuaciones”. Para las compañías del S&Ps, el grupo financiero estima un crecimiento del 10.9% en utilidades, con un escenario de menor incertidumbre global. “Con dicho crecimiento y un múltiplo P/U de 19.6x, similar al promedio de los últimos cinco años, el S&Ps podría alcanzar niveles de 3,300 puntos a finales del 2020, implicando un rendimiento cercano al 7% sobre los rangos actuales. Las compañías con un mayor potencial de rendimiento serían, por ejemplo: Alpek, Liverpool, Orbia y AC.

El directivo de Monex destaca que un bajo nivel de crecimiento económico, una inflación controlada y un menor riesgo por la situación de Pemex favorecen los recortes adicionales en las tasas de interés, lo cual contribuye a restablecer la valuación del mercado y hacer más atractiva la inversión en renta variable.

Te puede interesar: Así les fue a los mercados con AMLO en su primer año de gobierno

mm Equipo de jóvenes periodistas cuyo objetivo es explicar las noticias más relevantes de negocios, economía y finanzas. Nos apasiona contar historias y creemos en el periodismo ciudadano y de servicio.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios