Buscador
Ver revista digital
La revista

La banca es un barco sólido, pero ¿aguantará la tempestad?

15-04-2020, 6:10:03 AM Por:
Pesos
© Especial

La economía también podría afectar al sector a mediano plazo: hasta dónde las empresas podrán soportar los créditos que tienen y los empleos.

El sistema financiero está bien capitalizado y tiene buena liquidez para sortear la crisis que se ha desatado por el coronavirus COVID-19. Sin embargo, hay retos que se deberán asumir para apoyar a los clientes e inyectar dinamismo a la economía. Gustavo Méndez Narváez, socio líder para la Industria de Servicios Financieros para México y Latinoamérica en Deloitte, nos platica sobre estos desafíos.

AN •  Gustavo, ¿cuál es tu punto de vista sobre la banca mexicana en estos momentos de crisis?

Ante este periodo de incertidumbre, varios analistas prevén que no habrá crecimiento económico. Esta falta de crecimiento implica muchos temas para los bancos, sobre todo para aquellos que son muy dependientes de las variables financieras, como el tipo de cambio y las tasas de interés.

Los golpes en el tipo de cambio afectan mucho la capitalización de los bancos, pues tienen posiciones en dólares, tanto en los créditos que otorgan como en los derivados peso/dólar. Esos activos se deprecian de inmediato y entonces los activos en riesgo se vuelven más grandes instantáneamente, pero el capital está en pesos; es decir, sigue siendo el mismo. En consecuencia, el índice de capitalización disminuye.

La buena notica es que desde la crisis de 2008 y la implementación de los acuerdos de Basilea II y Basilea III, los bancos y el regulador han tenido un acompañamiento para capitalizar mejor a los bancos. Además, se han puesto reglas para crear planes de contingencia y hoy es momento de usarlos.

Hoy, los bancos tienen un capital sólido y también buena liquidez, porque la mayoría de los préstamos se fondean con depósitos. En general, el sistema financiero está bien capitalizado y tiene buena liquidez para sortear la crisis, pero la situación particular de cada banco podría influir.

Los bancos que manejan mejor su liquidez, además de los fondos de sus clientes tienen fondeos profesionales de mediano y largo plazo, por lo que pueden soportar tres o seis meses de embates de liquidez. Los bancos cuyo fondeo profesional es de más corto plazo, tendrán que ser más creativos. Creo que el principal riesgo de la banca no es la capitalización, sino la liquidez.

La economía también podría afectar al sector a mediano plazo: hasta dónde las empresas podrán soportar los créditos que tienen y los empleos. Lo que tiene que hacer la banca es analizar cómo reaccionan las empresas. Estas, a su vez, van a necesitar fondeo de sus bancos, pero si no hay mercado, van a sufrir.

Peso
Especial

Lee: Estas son las facilidades que te ofrecerán los bancos por COVID-19

Los sectores más afectados por esta contingencia serán turismo, transporte, aviación y, probablemente, las cadenas de suministro de la manufactura. Estos sectores deberán tener mucho cuidado, y los bancos tienen que entender muy bien a sus clientes y apoyarlos en las áreas en las que necesiten liquidez para no agravar la situación.

Imagina que un cliente necesite liquidez para seguir operando y de repente le cortan la línea de crédito o se la reducen. Se necesita mucha sensibilidad de parte del sistema financiero para ver cómo apoyan a sus clientes.

AN •  ¿Cómo tendría que reaccionar la banca en cuanto al manejo de intereses?

En Estados Unidos, la Reserva Federal redujo las tasas prácticamente a cero, pero no creo que en México lleguemos a ese nivel, debido a la inflación. Sin embargo, hay espacio para reducir la tasa.

La mayoría de los bancos en México tienen muchos depósitos a la vista. Esto provoca que entre más grande sea la tasa, más grande sea el margen financiero. Los bancos van a sufrir en sus estados de resultados o ya están sufriendo, por la disminución de las tasas. Y para fomentar la economía, las tasas seguramente seguirán disminuyendo.

Hoy, la posición de un banquero es la siguiente: “me afecta que mi índice de capitalización disminuya, y me afecta no tener liquidez. Mi estado de resultados está bajando por el efecto de las tasas de interés y, además, tengo un gran riesgo en el cumplimiento”.

Los bancos tienen que manejar activamente todos estos elementos, dependiendo de su situación. Todos tienen planes de contingencia; vamos a ver cómo los pasan del papel a la realidad.

Hace unos días leí una nota que decía que hay que aprender de las experiencias de otros y de otros momentos, para poder saber qué hacer ahora. Creo que los bancos se tienen que apoyar mucho en lo vivido en 2008 y 2009 y tomar de esa experiencia lo que funcionó.

Lee: Los bancos prestan a quienes tienen más dinero, no a quien más lo necesita: Yunus

Peso mexicano
Especial

AN •  ¿Qué debe hacer la banca para apoyar a sus clientes ante la situación actual?

A diferencia de la crisis de 2008, hoy existe un problema desde el punto de vista operativo: cómo los bancos van a mantener el flujo de efectivo en sucursales y cajeros, y cómo conservarán el servicio para atender a los clientes.

Los bancos tienen que analizar cómo distribuir mejor sus recursos para dar servicio a los clientes y no crear escasez de dinero, lo que agravaría la situación.

Lo segundo que los bancos tienen que hacer es entender la situación de cada cliente. Lo que funcionó en 2008 fueron los programas de apoyo en los pagos. Los clientes solo pagaban intereses y no capital para que tuvieran efectivo.

Con las empresas, los bancos deben acomodarse al flujo de efectivo para restructurar los créditos. Tienen que entender en qué ciclo se encuentra cada compañía durante y después de la crisis.

AN •  ¿Crees que las tasas aumentarán?

Antes que incrementarlas, el gobierno estimulará que bajen. Más que un problema de tasas, será un problema de flujo: cómo llegará el efectivo a las empresas y cómo estas podrán hacer repagos a los bancos. La sociedad y las empresas tienen que evitar el contagio y continuar operando, para impactar menos en el empleo. El gobierno tiene que entender dónde se necesitan apoyos y estímulos para impulsar la economía. Los bancos tienen que entender a sus clientes y acomodarse a su flujo y vida económica.

AN •  ¿Con la situación habrá mayor demanda de servicios digitales?

Sin duda, pero no todos los servicios de los bancos son digitales. Pocas instituciones tienen una plataforma digital en la cual se puedan hacer las mismas operaciones que se hacen en sucursales. En todas las plataformas se pueden consultar saldos y pagar tarjetas, pero solicitar créditos es más complicado. Hay un rezago en la oferta digital.

Banca digital
Especial

AN •  ¿Qué les preocupa a los clientes?

Primero, cómo seguir operando de manera constante. Cómo, sin que la gente se contagie y manteniendo distancia social, pueden seguir trabajando con sus clientes. Las empresas que hace tiempo establecieron protocolos para hacer home office y atender a sus clientes de manera remota, tienen el camino más allanado. Sin embargo, muchas empresas aún no saben cómo hacerlo y otras están en estados más inmaduros. También están las fábricas, que por muchos protocolos que hayan instrumentado no pueden quedarse sin gente. Ahí la preocupación es la salud. Lo segundo que preocupa a las empresas es cómo hacer que la economía se mantenga dinámica y que no haya una parálisis total; cómo mantener flujos de efectivo y líneas de crédito, porque eso será la sangre que permitirá a las empresas continuar.

Te puede interesar: ¿Por qué los mexicanos no usan la banca móvil?

AN •  ¿Cuál es tu recomendación para las tesorerías de las empresas?

Que no hay dinero más caro que el que no se tiene; que analicen cómo están sus líneas de uso y sus periodos de vencimiento. En estos días hay un flight to quality: los grandes fondos e inversionistas prefieren estar en un lugar seguro, y por eso se ha devaluado nuestro peso. Para ellos, lugar seguro es equivalente a dólares y oro.

Hoy no existe un problema de liquidez, pero si esto continúa, la disponibilidad de dinero puede ser un punto de quiebre. El capital es como la reina en un juego de ajedrez: te puede servir para andar por todo el tablero y ganar posición, pero la liquidez es como el rey. Si no tienes liquidez, el juego termina.

banca Basilea capitalización del sistema bancario depositos financiamiento tasas de interes
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios