revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

La revista

El plan sustentable de Mars para continuar su crecimiento en México

El fabricante mundial de alimentos Mars quiere dejar un mundo mejor a las futuras generaciones. Por eso diseñó su Plan de Sustentabilidad en una Generación, que busca utilizar los recursos del planeta de manera responsable, al tiempo que ofrece mejores productos y brinda una buena calidad de vida a sus colaboradores.

17-02-2020, 6:00:55 AM

El mundo que queremos mañana comienza con la forma en que hacemos negocios hoy. Esta es la filosofía de Mars Petcare, fabricante mundial de alimento para mascotas, que en septiembre de 2017 se comprometió a operar de manera sostenible para hacer frente a las amenazas más urgentes que están dañando el planeta. Pedigree, Whiskas y Royal Canin se cuentan entre sus marcas.

La compañía asumió este compromiso en su Plan de Sustentabilidad en una Generación, el cual se basa en tres acciones principales: reducir el impacto ambiental, mejorar el bienestar laboral de la gente que participa en su cadena de valor, y hacer que sus consumidores –las personas y sus mascotas– lleven vidas más saludables y felices.

En México, su segunda planta en Querétaro y la más reciente de la compañía es ejemplo claro de este compromiso. La fábrica posee la certificación de edificios sustentables LEED Gold (Leadership in Energy & Environmental Design / Líder en Eficiencia Energética y Diseño Sostenible) y la certificación FSSC 22000, el sistema que rige la seguridad de los alimentos para el ser humano.

Desde su inauguración, en julio de 2018, en esta planta se produce alimento húmedo en bolsa o sobre (wet pouch).

Mars
Arturo Aguirre

En entrevista con Alto Nivel, Francisco Fernández, director general de la compañía en México, dice que la nueva instalación de Querétaro es un paso más en el camino de construir un mundo mejor para las mascotas.

De acuerdo con el directivo, el mercado mexicano de alimento para mascotas crece a un ritmo de 9%, pero Mars Petcare quiere crecer por encima de la categoría. El objetivo no será difícil de lograr, pues México es uno de los países más amantes de las mascotas, según el estudio Pet Ownership de la firma alemana de investigación de mercados GfK. Además, es la segunda nación del mundo con más mascotas, después de Argentina, donde casi el 90% de los hogares tiene una.

En México, según datos del INEGI, 70% de los hogares tiene al menos un animal de compañía, el cual es considerado como parte de la familia.

Los dueños de mascotas también están optando cada vez más por alimentos más caros y de mayor calidad. Estas son las razones de que Petcare sea el negocio de Mars con más ingresos en el país. Además de Petcare, las operaciones de Mars en México incluyen Wrigley Confectionary (dulces y chocolates), Royal Canin (alimento para gatos y perros) y los hospitales veterinarios Banfield, que están comenzando a expandirse.

“Los cuatro negocios generan poco más de 1,000 millones de dólares; 45% de esos ingresos provienen de Petcare. Es el negocio más grande de los cuatro que tenemos en México”, dice Fernández.

Antes de dirigir las operaciones de Petcare en el país, el ejecutivo argentino manejó los negocios de confectionary y petcare para Argentina, Uruguay y Paraguay. 

De acuerdo con el directivo, México es el quinto mercado para Mars PetCare a nivel global y uno de los de mayor crecimiento. “Somos líderes en alimento para mascotas, con una participación de mercado cercana al 50%. En Latinoamérica somos el mercado más importante”.

Las cuatro plantas instaladas en el país –dos en Querétaro y dos en Jalisco– atienden el mercado local, pero también exportan a Centroamérica, el Caribe, Colombia y Estados Unidos.

Te puede interesar: Los perros de Amazon: La historia de sus 6,000 empleados peludos

Mars
Arturo Aguirre

Los principios exclusivos de Mars

La compañía estadounidense, con oficinas centrales en McLean, Virginia, sabe que el futuro del negocio depende de la sostenibilidad del planeta; es por eso que aprovecha todas las oportunidades para tener un impacto positivo en el mundo, siguiendo sus cinco principios: calidad, responsabilidad, eficiencia, libertad y mutualidad.

“Los tres primeros son comunes en todas las empresas, pero libertad y mutualidad son casi exclusivos de Mars –explica Fernández–. Su libertad radica en que, al ser una compañía privada, toma decisiones por sí misma, sin depender de accionistas”. Esto le ha permitido generar efectivo y ser rentable. La empresa no necesita pedir dinero prestado para construir su negocio.

Parte sustancial de las ganancias operativas se reinvierte cada año. Este beneficio luego proporciona el efectivo con el que Mars puede construir y renovar plantas, ingresar a nuevos mercados, invertir en investigación y desarrollo, innovar, adquirir nuevos negocios y crear alianzas estratégicas.

“Cada año, reinvertimos alrededor de 20 millones de dólares en diferentes cosas, desde inversiones de capital, como mantenimiento y renovación de equipo, hasta grandes proyectos relacionados con las líneas de producción”.

En cuanto a la mutualidad, Mars cree en la filosofía de generar beneficios mutuos, no necesariamente de índole económica, con clientes, proveedores, asociados (empleados) y el planeta. La mutualidad “nos ha permitido actuar como buen ciudadano corporativo, minimizar nuestro impacto en el medio ambiente y utilizar los recursos naturales de manera inteligente y eficiente”.

De la mutualidad con el planeta surgió el Plan de Sustentabilidad en una Generación. Una de las metas de este plan para el año 2040 es obtener, de fuentes renovables, el 100% de la energía que la compañía utiliza. Hoy, 53% de la energía que Mars emplea a nivel global es renovable.

En nuestro país, gracias a una alianza con las empresas de energía limpia Vive Energía y Envision Energy, 98% de las operaciones de Mars, incluidas las dos plantas de confectionary, emplean energía renovable que se genera en el Parque Eólico del Golfo 1 en Dzilam Bravo, Yucatán. Mauricio Espinosa, director de Manufactura de Mars Petcare México, afirma que la compañía utiliza cerca del 40% de la energía que el parque genera.

En cuanto al cuidado del agua, en la planta de Querétaro se recolecta y utiliza agua de lluvia para el funcionamiento de las calderas, por ejemplo, y se da tratamiento a las aguas residuales para volverlas a inyectar a los sistemas. Hoy, las dos plantas de Querétaro consumen la mitad del agua que antes empleaba una sola.

Mars Pedigree
Arturo Aguirre

Desperdicios hechos bolsa

La primera planta que Mars Petcare instaló en Querétaro fue la de alimento seco (croquetas) y luego estableció dos más en Jalisco. Estas tres fábricas no ostentan la certificación LEED, pero tienen la encomienda de reducir el consumo de energía y de agua año con año.

El director de Manufactura dice que la planta de croquetas de Querétaro es la más grande en capacidad de producción y la más eficiente en términos de costo. “Es la más barata en términos de peso por tonelada producida, gracias a su  diseño y equipamiento, economías de escala, estandarización de procesos y  operación. Nuestros programas de mejora continua nos ayudan a disminuir el desperdicio”.

Otras acciones incluyen la incineración de residuos sólidos, el empleo de peces de granja para no destruir los ecosistemas marítimos y de agua dulce, y el uso de empaques sustentables. Hacia 2025, Mars planea reducir el uso de plástico virgen en 25% y lograr que el 100% de sus envases plásticos sean reutilizables, reciclables o compostables

Por el momento, la Fundación Mitz, que empodera a mujeres de comunidades vulnerables para que trabajen en la elaboración de accesorios a partir de la reutilización de desperdicios es la encargada de transformar los empaques de artículos en desuso en bolsas, estuches y monederos. Las mujeres de Mitz han transformado más de 56 toneladas de empaques y sobrante industrial en artesanías.

Crecimiento orgánico

Mars fue fundada en 1911 por Frank C. Mars y sigue siendo un negocio familiar que hoy es administrado por la cuarta generación. Factura poco más de 35,000 millones de dólares anuales a nivel global.

El crecimiento de la compañía ha sido orgánico, aunque en los últimos 20 años se ha expandido a través de adquisiciones, como la de Royal Canin en 2001 y la de Wrigley en 2008.

Fernández dice que en México el objetivo también es crecer y el país tiene todas las condiciones para hacerlo: está cerca del mercado más grande del mundo y tiene capacidad para producir en escala a costos eficientes, lo que le permite atender al mercado local y exportar. “Estamos empezando a venderle al mercado americano. Además, los mexicanos tienen pasión por lo que hacen, y con ese ingrediente todo es posible”, finaliza Fernández.

Te puede interesar: 5 pasos para activar la cultura Pet Friendly en tu empresa

Ver comentarios

Comentarios