NegociosPara Entender

La planta de chicle más grande del mundo se encuentra en México

Alto Nivel visitó la planta de chicle más grande del mundo, que pertenece a Mondelēz, y te presenta parte de la experiencia.

31-08-2017, 6:30:03 AM

En este lugar hay personas que presumen que por sus venas corre el centro líquido de un chicle y su piel tiene el aroma de un caramelo. Es la planta de Mondelēz International en Puebla, la cual se convertido en la planta de chicle más grande del mundo por volumen de producción.

La firma exporta desde México 52% de su producción a países como Estados Unidos, Canadá, China, América Latina, Sudáfrica, Grecia y Marruecos.

Las instalaciones de la compañía nacida en Estados Unidos producen 80,000 toneladas de producto que se distribuyen dulces (72,000 toneladas) y polvos (8,000 toneladas).

La empresa conocida por la producción de Trident, Clorets, Bubbaloo, Halls, Tang, Clight y Philadelphia ha invertido en sus instalaciones de 2014 a la fecha 133 millones de dólares (mdd) para modernizar su planta de chicles en Puebla, de los cuales 27 mdd se destinaron a la producción de goma y 7 mdd a la nueva línea del futuro, mientras que el resto se aplicó en incluir una producción de bebidas en polvo.

La planta multi categoría quiere seguir ampliando su presencia en el mundo y la expansión en sus instalaciones en Puebla permitirán afianzar su papel como empresa exportadora.

México es el segundo mayor consumidor de chicle a nivel mundial, sólo después de Estados Unidos y arriba de Argentina, Reino Unido y Japón, mientras que 7.5 de cada 10 chicles que se consumen en México son producidos por Mondelēz.

Alto Nivel visitó la planta de chicle más grande del mundo, en la que colaboran 1,500 personas, y te presenta parte de la experiencia.

El aroma a chicle

La primera bienvenida en esta planta es el aroma dulce de los chicles que invita a los visitantes a aspirar su aroma y hacer bombas de mascar ficticias en la imaginación.

El área primera de producción es la del chicle Bubbaloo. Aquí ocurrió un incremento en la producción gracias a la innovación en los procesos.

Alrededor de un 20% se ha incrementado la producción por la implementación de una línea del futuro en la elaboración de la goma.

La empresa Mondelēz logrará que la goma utilizada en la producción nacional de chicle sea 100% producida en México y no importada de Estados Unidos. Tan solo Polonia cuenta con una de las llamadas líneas del futuro, por lo que México es la segunda nación que tiene una tecnología similar, dice Alberto Flores, encargado de la producción de goma base.

Largos tramos de goma se desplazan a través de una barra y una anaconda del principal insumo para elaborar chicles se distribuye a través del área productiva. Una mirada de asombro escapa de los ojos de quienes miran por primera vez el producto en su elaboración.

El insumo producido no es tocado por las manos de los trabajadores, lo que permite una mayor higiene y la automatización de la línea de producción.

La línea del futuro es una producción de goma que se encuentra automatizada y trabaja de forma continua sin una pausa en su proceso.

Los tres niveles de producción consisten en verter polvos y líquidos, mezclado del producto y se convierte en pastillas que son dosificadas con sabores, como es el caso que ocurre con la goma base.

Los chicles producidos en esta planta se destinan al mercado mexicano, pero también tienen como destino China.

Chicles de plátano y menta se desplazan a través de las barras. Nuevos productos como el Bubbaloo Lava Volcánica se producen para sorprender a los consumidores con su próximo lanzamiento.

“Le damos experiencia diferentes y divertidas a nuestros niños”, dice Juan Manuel Gómez, encargado de manufactura de bebidas en polvo, quien dirige al grupo de visitantes.

El secreto principal del producto icónico de la firma estadounidense se encuentra en la inyección de un relleno líquido y gelatinoso en la goma de mascar. Bolsas con una pieza de chicle comienzan a avanzar.

El crecimiento que ha tenido la planta se ha enfocado en satisfacer la demanda de las regiones de Centroamérica y Sudamérica.

Mondelēz es una empresa que genera ingresos anuales por 26,000 mdd.

Planta de chicle más grande del mundo.

Mondelēz

Marcas icónicas

Hace 42 años, la planta de Mondelēz en Puebla inició operaciones y su principal producto eran los Chiclets, marca que tiene una presencia en el país que data de hace más de 90 años. Clorets es otra de las marcas icónicas.

La goma de mascar se cubre para que luzca brillante y tenga una sensación crujiente en la boca. Así es la producción de la goma de mascar con azúcar que inauguró la producción de chicles en México.

Cajitas de cartón con presentaciones de 7 piezas, 2 piezas y 4 piezas se observan en las líneas de producción que rodean a los invitados.

Las presentaciones de los chicles también se han transformado, ya que en el pasado las pastillas se guardaban en un plástico similar al celofán y ahora se hace con un papel metálico que permite una mejor experiencia al consumidor.

A lo lejos también se pueden observar los empaques de Trident con 4 piezas.

Las líneas de producción nuevas también incluyen el uso de brazos robóticos que se encargan de movilizar el producto y otras tecnologías de inventario.

Mondelēz International obtiene 40% de sus ingresos de mercado emergentes, entre los que se encuentra México, y un 17% de los recursos provienen de Latinoamérica.

Un mundo de caramelo

La otra marca que se produce en la planta permite dar un respiro, dicen sus trabajadores al referirse a Halls. “Nosotros hacemos las pastillas y las empacamos en presentaciones de tubo”, dice el ejecutivo de Mondelēz.

Todas las líneas que producen el caramelo en esta sección de planta son continuas por la tecnología desarrollada en los últimos años.

“Aquí garantizamos la mejor calidad del caramelo y la experiencia sensorial de nuestros consumidores”, dice el directivo con un micrófono que le permite transmitir el mensaje por audífonos que desafían el ruido de la fábrica.

El caramelo se produce, se enfría y se corta para ser empacado de forma posterior.

La línea de producción lleva operando apenas un año y la mayor parte de sus resultados productivos se destinan 100% a la exportación de 6,000 toneladas a países como Guatemala, Colombia, Ecuador y Perú.

El último punto que despide la planta es el Centro de Desarrollo Autónomo. Anaqueles con engranes y piezas se ha convertido en un espacio de capacitación para los colaboradores, los cuales puedan ser técnicos operadores y no simples operadores de máquinas.

Los chicles y las pastillas de caramelo corren por las barras y dan vida a la planta más grande de chicle, pero no se conforma con tener la mejor línea de producción en Latinoamérica. Santiago Aguilera, director de Comunicación y Asuntos de Gobierno de Mondelēz México está consciente del reto. “Estamos innovando tecnología que nos permita entregar más producto a nuestros consumidores”.

Mondelez quiere producir un chicle 100% mexicano

Relacionadas

Comentarios

También podría interesarte: