HistoriasProtagonistas

La niña genio que acabó sus estudios de maestría a los 16 años

La mexicana Dafne Almazán tiene 16 años, una maestría y estudia una segunda carrera. Pero lo más importante, tiene la intención de seguir estudiando para apoyar a la educación de niños superdotados.

14-11-2017, 9:05:00 AM

Dafne Almazán es, actualmente, la psicóloga más joven del mundo. Sin embargo, nació en un país que tiene pocos recursos para los llamados “niños genio”.

Por fortuna, la familia Almazán Anaya se caracteriza por estar formada por superdotados. Los hermanos de Dafne, Andrew y Delanie, tienen un coeficiente digno de un genio. Si bien a sus padres les tomó más de un lustro poder asimilar que el intelecto del hijo mayor, Andrew, era superior al de Albert Einstein, cuando Dafne comenzó a mostrar señales de tener una inteligencia superior a la media, sus padres la encaminaron sin presiones.

Dafne terminó la educación primaria a los seis años. En un año cursó la secundaria y tardó dos en completar la preparatoria. A los diez años ya estaba en la universidad.

Una niña normal

Dafne Almazán creció en un hogar donde entendían que era diferente. Pudo tener un futuro distinto, pues, como señala su padre, les “llovieron muchos diagnósticos erróneos” a su primer hijo, sin embargo, hicieron todo lo posible por entenderlo.

Antes del año ya caminaba, prendió a leer a los dos años y medio, y sus padres recuerdan que ella pedía lápices en lugar de crayolas “porque con la crayola no podía escribir”. “Entonces, cuando vimos que había aprendido a leer dijimos: ‘No podemos luchar contra eso’”.

La dinámica entre niños genios está permeada por la competencia. Ella misma lo señala: “mis compañeros compiten mucho entre ellos, hasta niños de dos años compiten”. En una entrevista para RT en Español, Dafne dice que no se define a sí misma como un genio porque “el genio es alguien que ha aportado algo a la humanidad y yo aún no he aportado nada”.

Además de la música clásica, es fan de Maroon 5. Los domingos convive con su familia y ayuda a cocinar a su madre, actividad que también disfruta. Ella asegura que es “una niña normal, tengo amigas fuera de la escuela, van a mi casa y hacemos cosas, pero también tengo mis amigas en la escuela. Vamos al cine, al centro comercial”.

Avanzar más rápido

Su caso es inspirador. Dafne jamás ha pisado un salón de clases en una escuela normal. Ha estudiado bajo el modelo de Teoría Nouménica, basado en la segregación total de los niños genios y la “aceleración radical” que busca incrementar el potencial intelectual.

Sus padres fundaron el Centro de Atención al Talento (Cedat), que tiene cerca de 250 alumnos con sobrecapacidad intelectual. Dafne suele estudiar doce horas al día y, sin embargo, hace actividades normales para su edad como ver películas y convivir con sus amistades.

Es cinturón amarillo de taekwondo. También ha practicado ballet clásico, natación y patinaje artístico sobre hielo. Le interesa el arte pues pinta al óleo y toca el piano. Además de español, Dafne sabe chino mandarín, inglés, francés y latín. Ella cree, según una entrevista que concedió al diario español 20 Minutos, “que todas las personas tienen algún tipo de talento y que algún día, si no lo han encontrado, lo van a encontrar”.

Enseñar a los niños

Dafne Almazán actualmente concluyó su maestría en Educación en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), comenzó sus estudios para una segunda licenciatura en Derecho y planea estudiar un doctorado antes de cumplir 18 años.

Enuna entrevista para la BBC Mundo, dijo que “todos estos conocimientos me van a servir para ayudar a los niños superdotados, que es en el ámbito al que me quiero dedicar”.

La adolescente también da conferencias sobre su experiencia bajo este marco educativo. Por ejemplo, en el Consejo Mundial de Niños Dotados y Talentosos en Dinamarca y en la Ciudad de las Ideas 2017promovió el aprendizaje acelerado y con un enfoque lúdico, es decir, basado en juegos para los que son como ella. Lo que Dafne Almazán quiere hacer en un futuro es ayudar a los que son como ella: “Tengo que desarrollarme profesionalmente para después poder tener las herramientas necesarias para ayudar a los niños, a sacarlos adelante, para que no sufran”.

La psicóloga más joven del mundo

Si bien a los trece años, Dafne se ganó el título de la psicóloga más joven del mundo, su infancia transcurrió feliz como ella lo asegura.

En una entrevista con Milenio compartió cómo era un día en su vida hace un par de años: “Me despierto, voy al CEDAT a tomar mis clases en línea, tengo receso y me pongo a jugar, después regreso a hacer otra cosa al CEDAT, pero siempre hago lo que me gusta”.

Con su historia familiar como referente, quiere aportar su granito de arena: “Quiero que mi historia abra nuevas puertas a los niños y romper mitos de que no tenemos infancia”.

Sibien no se dedica a atender pacientes, está encaminada a apoyar a los niños y jóvenes que tienen sobrecapacidad intelectual.

Dafne forma parte de la lista de las Cincuenta mujeres más poderosas de México de Forbes y quiere cambiar el destino de personas similares a ella y evitar que sufran acoso: “Hay más niños como yo, superdotados, que no se detectan a tiempo (…) Cuando se canalizan estas habilidades ya es demasiado tarde y no podemos estimularlos. Lo que quiero es que se pueda diagnosticar más temprano a los niños y que en un futuro ellos hagan cosas por todos los países”.

Relacionadas

Comentarios