EmprendedorHistorias

La empresa que quiere darle agua caliente a 12 millones de mexicanos

Energryn es una empresa que ofrece calentadores solares bajo un modelo de renta que permitirá que 12 millones de mexicanos que no cuentan con un calentador de gas tengan agua caliente en sus hogares.

30-08-2017, 6:35:34 AM

Todo parecía un proyecto laboral más en su vida para este empresario de origen español. Sin embargo, la estancia programada para un par de meses en México hizo que Andrés Muñoz y su padre abandonarán su vida en España para darle agua caliente través de un modelo de renta a los mexicanos que no cuentan con un boiler de gas.

Andrés llegó a México de la mano de un grupo hotelero que lo contrató como director de la operación, y su empleo le permitió también conocer a Rassiel Lara Zazueta, uno de sus tres socios en el negocio que más tarde emprendería.

En algún momento, se presentó la necesidad de hacer una auditoría sobre el uso de energía en el hotel y hacer eficiente el uso de gas y energía eléctrica, lo que hizo que el padre de Andrés llegará a México por tres meses para apoyar la tarea de su hijo.

Rassiel Lara explicó a Andrés y su padre sobre la necesidad de una solución que brindara agua caliente a la población mexicana que no cuenta con un calentador de gas, ya que no tiene infraestructura para abastecerse del energético.

Andrés Muñoz Ruiz, padre del empresario español, decidió elaborar un prototipo y la historia de los dos españoles y Rassiel cambio de forma vertiginosa.

Ahí es cuando surgió la idea de desarrollar un calentador de agua que fuera de bajo costo a través de energía renovable, ya que los equipos eran escasos y, por lo tanto, muy costosos y con una gran dificultad para instalarlo. Así fue como iniciaron la fabricación y distribución de un calentador de agua que se alimenta de energía solar. El nombre del desarrollo mexicano es Solesyto.

“Creemos que es una solución viable para ofrecer agua caliente a las más de 12 millones de viviendas que no tienen calentador y reducir el consumo de gas de los que ya lo tienen”, explica Andrés Martínez, presidente de Energryn.

El producto no solo es susceptible de ser instalado en los hogares más pobres, sino también en el 85% de los hogares mexicanos que cuentan con un calentador de agua que utiliza gas.

“Nuestra forma disruptiva de negocio es ofrecer un servicio de renta de agua caliente, además de comercializar la solución”, dice Andrés Muñoz, presidente de Energryn.

Existen hogar que no cumplen con las condiciones mínimas de tamaño y calidad, lo que afecta a 35% de los hogares mexicanos, de acuerdo con el estudio Varios hacia una vivienda, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La población más golpeada es la de más bajos ingresos en América Latina, segmento denominado como la base de la pirámide (BDP), que representa a 360 millones de personas, con ingresos menores a 272 dólares mensuales cada una, de acuerdo con la paridad del poder adquisitivo de 2005.

El plan es posicionar a la empresa en México entre los desarrolladores de vivienda e impulsar la expansión en Centroamérica con una Oferta Pública Inicial en la Bolsa Mexicana de Valores.

Agua rentada

Andrés Muñoz es un empresario de origen español, economista por La Universidad de Navarra y maestro en Energías Renovables.

El reto inicial para Energryn era desarrollar un producto al mismo precio que los calentadores de gas y diferente a los tinocos de agua con celdas solares. Así fue como desarrollaron el primer prototipo y, tanto Andrés como su padre, decidieron quedarse en México y renunciar a sus empleos en abril de 2010.

Así inició una aventura de innovación.

Desde el inicio del proyecto hasta la fecha, se han realizado 10 prototipos que resultan de una evolución del primero, los cuales han sido desarrollados con recursos de los tres socios fundadores.

“Las personas no necesitan un boiler, eso es un mal necesario, lo que necesitan es abrir la llave y que salga agua cliente”, dice Muñoz.

En julio de 2011, el fondo de inversión Alta Ventures México proporcionó capital semilla a la recién creada empresa y ha invertido hasta el momento 2.5 millones de dólares (mdd) para conseguir las patentes y certificados para ser comercializados en el mercado.

Después de dos años, la empresa desarrolló una planta de producción en Puerto Morelos, Quintana Roo, que requiere 15 veces menos inversiones en infraestructura tradicional.

La empresa cuenta con un modelo de renta del equipo, el cual cueste entre 150 y 200 pesos al mes, mientras que con los productos de gastarían 400 pesos en el mismo lapso.

El contrato que firman las personas es por tres años.

De forma inicial, la empresa instalará 6,000 equipos en México y busca nuevas inversiones para alcanzar hasta 50,000 equipos instalados con el modelo de agua caliente y 5,000 personas en el modelo de renta de agua caliente.

Este año, Energryn ganó la edición anual de Shelter Tec, una iniciativa de la organización Hábitat para la Humanidad.

La vara es alta para la empresa. En 50 meses, la firma prevé listarse en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para obtener recursos que impulsen su crecimiento y ser la primera empresa verde que cotice en el mercado de valores mexicano.

A la conquista de Centroamérica

En la actualidad, la planta produce 32 unidades por día y requiere multiplicarla por 8, lo que requiere 3 líneas adicionales de manufactura, para que en los próximos 24 meses se movilicen 50,000 equipos.

Los productos duran entre 5 y 10 años, los cuales se reciclan por parte de Energryn, que ofrece descuentos a los consumidores en la reposición del equipo.

El siguiente paso es llegar a cubrir las necesidades de Centroamérica y el resto de Latinoamérica de forma paulatina. “Desde aquí se nos facilita movilizar camiones a Guatemala, El Salvador y Panamá”, dice Muñoz.

La idea es llegar a los países que se encuentran en la Alianza del Pacífico: Chile, México, Colombia y Perú.

“No hemos querido salir fuera, porque primero queremos poner orden en casa”, comenta Andrés, quien ya cuenta con distribuidores en los países latinoamericanos.

Han pasado 7 años de investigación y preparación para iniciar la expansión por todo México y materializar los esfuerzos en ganancias.

Energryn es la empresa con más patentes en el mundo en el campo del calentamiento de agua con energía solar, con 9 prototipos.

La firma constituida en México se encuentra en contacto con los desarrolladores de vivienda y con la Sociedad Hipotecaria Federal para implementar su tecnología en casas nuevas.

El 27 de julio de 2016, el padre de Andrés murió con 65 años de edad en México, pero su hijo busca consolidar la empresa por la que trabajo su progenitor y crear un negocio de grandes proporciones en México y el mundo.

Andrés Muñoz llegó a México por un proyecto de unos cuantos meses y ahora ha prolongado su estancia de manera definitiva para ofrecer una solución viable para los consumidores. “Esta innovación va a generar un impacto significativo en el mundo”.

Los empresarios que hacen negocio, mientras ayudan a los más pobres

Relacionadas

Comentarios