A FondoNegocios

La ciudad donde Huawei construye un imperio para derrocar al iPhone

Shenzhen, en el sur de China, es la ciudad que vio nacer a Huawei hace 30 años. Desde aquí, te contamos la estrategia de esta compañía con la que ha construido un negocio de 75 mil millones de dólares.

26-09-2017, 9:26:49 AM
shenzen, china, huawei
Javier Rodríguez Labastida Vista desde una de las torres más altas en China, ubicada en el centro de Shenzhen.

Fotos: Javier Rodríguez Labastida

SHENZHEN, China. Mientras Apple vivía sus primeras glorias en la década de 1980, este pueblo al sur del gigante asiático tenía menos de 20,000 habitantes dedicados principalmente a la pesca. Justo 30 años después, Shenzhen cuenta con 11.9 millones de habitantes y es conocida por ser el punto de partida de la tecnológica Huawei, una empresa que ahora reta a la compañía fundada por Steve Jobs y a Samsung con arrebatarles el lugar como favoritas en la industria de los smartphones a nivel mundial.

Los números en ventas y el punch de la mercadotecnia aún pertenecen a Samsung y Apple, y la última muestra fueron los lanzamientos del Galaxy S8 y el iPhone X, pero las cifras duras son más que un aliciente para la marca china: entre 1987 y 2016 tuvieron un crecimiento de negocio de 75.1 mil millones de dólares, aumentó 29% su envío de smartphones en 2016 hasta llegar a los 139 millones, tuvo un incremento de 35% anual en las utilidades de su unidad de negocio, y pasó de tener una participación de mercado en los dispositivos premium de 5.8% a 14% en los últimos 12 meses.

Y aún tiene reservada su carta maestra de 2017, un nuevo celular en el que incorpora un procesador con inteligencia artificial, el primero en su tipo, y que promete cambiar totalmente la experiencia en la toma de fotografías, el reconocimiento de voz, la duración de la batería y la velocidad de procesamiento.

El crecimiento

Shenzhen se encuentra a 14,000 kilómetros de la Ciudad de México y a unos 90 minutos en auto de la ciudad de Guangzhou, una de las más importantes. A diferencia de muchas provincias de China, esta se caracteriza por tener habitantes en su mayoría jóvenes. Aquí fue donde un grupo de inversionistas, aprovechando que la región fue decretada como una zona económica especial, llegaron con 5,600 dólares a fundar Huawei en 1987 bajo una misión: “Enriquecer la vida de las personas a través de la comunicación”.

La marca se enfocó en sus primeros años al mercado de las telecomunicaciones, en el que se consolidó rápidamente, y desde hace algunos años participa en un tercio de las operaciones del sector en el mundo. Con la infraestructura puesta, comenzó a desarrollar diversas áreas enfocadas a la incorporación de la tecnología en la vida cotidiana de las ciudades, y a mediados de la década de los años 2000 se incorporó a la creación de dispositivos móviles.

shenzhei, china

El efecto Huawei atrajo a otras grandes empresas a Shenzhen, con quienes fue creando el polo de desarrollo tecnológico más grande en Asia, una especie de Silicon Valley que ha dejado grandes dividendos a la ciudad. Solo por poner una referencia, un metro cuadrado en la zona de Ban Tian, donde está Huawei, tiene un valor aproximado de 10,000 dólares, de acuerdo con voceros de la marca china. Tanto aquí, como en otras zonas de Shenzhen, es evidente el rápido crecimiento de la mancha urbana, que cada vez se llena más de enormes torres.

También aquí se encuentra el mercado de Huagiangbei, en el barrio de LuoHu, un lugar conocido localmente por marcar la pauta de precios de los productos de Apple y Huawei en China, al ser el mayor centro de venta al mayoreo.

apple huawei shenzhen

El nombre de Huawei ha crecido junto con esta localidad. La empresa que comenzó con 5,600 dólares aquí, hoy en día cuenta con una universidad, enormes campus de capacitación, una torre que resguarda el corporativo, un lago artificial que enmarca las oficinas de los directivos, y el centro de producción global. Solo este último cuenta con 21,000 empleados.

Sus millonarias ganancias de 26.3 mil millones en el Consumer Business Group, 42.4 mil millones en Carrier, y 5.9 mil millones en Enterprise, prácticamente surgen de lo que estas oficinas ordenan.

La filosofía

¿Cuál es el secreto? Jim Xu, vicepresidente de Marketing y Ventas del Huawei Consumer Business Group, ofrece un acercamiento: Cuando se le pregunta si está preocupado por la carga inalámbrica o el reconocimiento facial del recién lanzado iPhone X, responde: “Hemos estudiado el mercado y no creemos que existe necesidad de esa característica actualmente. Sería fácil para nosotros desarrollar esa tecnología, pero encarece el producto. Estamos enfocados en la experiencia del usuario y en que los productos no encarezcan de manera innecesaria los dispositivos”.

La empresa china de Shenzhen ha crecido bajo tres objetivos que ha reforzado principalmente en su área de dispositivos móviles:

1. La filosofía administrativa: La compañía no cotiza en bolsa, es una empresa que divide sus ganancias en 1% para su CEO y el 99% restante para sus 80,000 empleados asociados. Cabe señalar que Huawei cuenta actualmente con 180,000 trabajadores en todo el mundo.

También rota a su CEO cada seis meses para conocer mejor sus áreas operativas: Guo Ping estuvo a cargo los primeros seis meses de 2017, Hu Houkun el segundo semestre, y los primeros seis meses del próximo año estarán a cargo de Xu Zhijun.

2. La colmena de innovación: La empresa ha dedicado 45 mil millones de dólares en su área de investigación y desarrollo en los últimos 10 años, es decir más del 10% de sus ganancias por año, además, 45% de sus empleados trabajan en esta área, de la cual se desprenden 15 centros de I+D y 36 centros de innovación en el mundo.

3. El conocimiento colectivo: Con la ayuda de Leica, Huawei construyó nuevos estándares en la fotografía con smartphones, como el primer sensor de cuatro colores RGBW del mundo, la primera cámara dual Leica del mundo (Mate 9) y la primera cámara trasera dual y frontal Leica (P10 Plus).

Su conocimiento colectivo también es visible en los países donde tiene áreas estratégicas: Rusia, centro de algoritmos, el centro de investigación en Japón, el centro de tecnología 5G en Estados Unidos, el centro de Investigación Estática en Francia, el centro de diseño en Reino Unido, y el centro de diseño UX en Estados Unidos.

Tiene además acuerdos globales con Google, Intel, Microsoft, Audi, Porsche Design, Dolby, y  el Pantone Color Institute, entre otros.

En México, de hecho, su presencia que pasó del 37% al 85% de conocimiento de marca en tres años, se ha debido en gran parte a la alianza con el Club América, del cual es su principal patrocinador.

Tyrone Liu, CEO de Huawei Latinoamérica, admite que aún les falta acercarse más con la gente en México para darse a conocer, pero el discurso de los directivos refiere a una empresa que no tiene prisa por alcanzar a sus competidores. Ellos están seguros que la combinación entre mantener un precio ideal para el consumidor y mejorar su experiencia les dará los resultados ideales.

“Estamos comprometidos con la tecnología, no con las ganancias rápidas”, dice Liu.

aeropuerto ghuanzhou shenzhen

Relacionadas

Comentarios