Estilo de Vida

Jeremy Deller, instalaciones para y por las personas

Deller utiliza sus instalaciones para proyectar temas sociales e incentivar el diálogo. Considerando, siempre, a todos los actores.

01-07-2009, 5:00:00 PM

El artista británico Jeremy Deller, que en realidad es pintor, se licenció en Historia del Arte en la Universidad de Sussex.

En sus trabajos siempre juegan un rol fundamental la colaboración y participación de otros actores, mezcla en sus instalaciones materiales de archivo con entrevistas, informes oficiales y estimaciones personales.

Deller, una extraña pero buena mezcla de antropólogo y director, toma como materia prima de sus trabajos artísticos la cultura popular y las relaciones entre los individuos y la sociedad. Sus propuestas abarcan cualquier tipo de manifestación artística, ya sea la instalación, el cine, la música popular o las publicaciones.

Su nombre saltó a la fama internacional en el 2004 cuando obtuvo el premio Turner gracias a su instalación “Memory Bucket” (2003), una obra en donde recurrió a técnicas documentales para efectuar una exploración del estado de Texas, centrándose en dos emplazamientos de fuerte carga política: el lugar en el que se produjo el cerco a la secta de los davidianos, en Waco, y la población de Crawford, ciudad natal del Presidente Bush.

Con “Memory Bucket” efectuó una especie de collage a base de material informativo de archivo y entrevistas, yuxtaponiendo reportajes oficiales con narraciones personales.

Sus proyectos más recientes investigan en el paisaje cultural de lugares concretos. En “A Social Parade”, por ejemplo, rinde tributo a la diversidad de San Sebastián, invitando a una muestra representativa de los distintos grupos sociales de la ciudad a desfilar por el bulevar central.

Deller ha desarrollado también una sólida exploración de la herencia cultural y política de Gran Bretaña. Para sus últimas series de fotografías, ha encargado unos monumentos en homenaje a individuos y acontecimientos clave de la historia reciente, incluyendo un banco conmemorativo cerca del domicilio del manager de los Beatles, Brian Epstein y una señal de tráfico en memoria de un ciclista fallecido.

La batalla de Orgreave
Con “La batalla de Orgreave” Deller reconstruyó uno de los enfrentamientos más brutales que se produjeron en el 1984 entre policías y mineros en el contexto de las huelgas de Gales e Inglaterra.

Deller es un artista cuyo principal rasgo a destacar es su interés por democratizar el arte e incluir a la sociedad como pieza fundamental de éste.

En sus instalaciones destacan diversos estereotipos, anónimos en apariencia, que poco a poco desvelan su peso en los comportamientos sociales.

A través de sus trabajos, se transmite una lectura positiva de la sociedad, siempre reflejando la voluntad de artista por producir cuestionamiento en las personas.