Blogs + OpiniónEconomía y Finanzas

Inversionista y tecnológica: ¿Por qué debe importarte la Ley Fintech?

Se espera que en los próximos días sea presentada por el gobierno federal la llamada Ley Fintech, la cual busca proteger a la empresa tecnológica y al público inversionista. Estas son las implicaciones.

26-09-2017, 9:29:01 AM
fintech
Depositphotos.com

Este mes efectivamente será presentada la propuesta de la Ley de Tecnología Financiera, mejor conocida como Fintech. De buena fuente sabía que a inicio de mes ahora sí se iba a presentar algo que se había estado posponiendo, y lo confirmé cuando Enrique Peña Nieto, en el Foro Internacional de Inclusión Financiera, comentó que ahora sí, antes del 20 de este mes, se presentaría la iniciativa para regular todo este universo paralelo de instituciones financieras.

Rápidamente te pongo al corriente de las cosas, ¿qué pasa cuando mezclas instituciones financieras más la uberización de las cosas? El resultado son las Fintech, y es que sin duda el internet, los smartphones y las tablets cambiaron nuestros hábitos de una manera radical, facilitando mucho de los servicios actuales, y estas empresas Fintech son empresas utilizan las tecnologías de la información y la comunicación para crear y/o ofrecer servicios o productos financieros de forma más eficaz y menos costosa.

Pues esto es nuevo y muy atractivo, según la Secretaría de Hacienda, estas nuevas empresas han otorgado al momento 1,000 millones de pesos en créditos y cuentan con más de 540,000 clientes activos, tema por el cual las Instituciones financieras tradicionales están temblando. Todos los días surgen y surgen más empresas de estas empresas, pero al no estar reguladas, pueden meter goles a sus clientes tanto a los que invierten su dinero en ellas o como a los que confían en sus productos.

Siempre que existe algo nuevo, siempre que hay algo innovador y tecnológico existen “áreas de oportunidad” y más cuando le agregamos la variable “dinero”.  Y es que estos nuevos modelos, estos cambios, van más rápido que el entendimiento de la sociedad y, por ende, de las autoridades.

Te puedo contar casos como el entendimiento de la contabilidad y el fraude en Enron que llevó a la creación de la Ley Sarbanes Oxley en EEU; te podría decir que la regulación fiscal y laboral para las empresas Outsourcing, una que otra ley para los instrumentos derivados. Todas estas leyes se establecieron después de que se ahogó el niño, vino un problema y se dieron cuenta de los grandes huecos que hubo y llega demasiado tarde, la gente pierde su dinero y su patrimonio.

Creo que estamos a tiempo, aunque ya han existido casos, de evitar a que sucedan grandes fraudes y proteger a los clientes/inversionistas. El fraude más conocido fue a través de Fondeadora, esta empresa de crowdfunding, donde por medio de aportaciones voluntarias puedes fondear proyectos de otras personas para que al final recibas una recompensa establecida por el creador del proyecto.

Se dio el caso del proyecto Foodies, la empresa recaudó, llegó a la meta, pero los “fondeadores” nunca supieron qué paso con su dinero ni mucho menos recibieron la recompensa, viéndose afectados por un millón de pesos ¿Quién fue el culpable aquí? ¿Fondeadora o Foodies? ¿quién vigiló esto? ¿quién tendría la responsabilidad de atender a los defraudados? A esto me refiero.

O por ejemplo, creo que se abrió la posibilidad a algo que puede detonar el ecosistema emprendedor a gran escala, el caso del modelo Crowdequity, el tipo de fintech con un sistema parecido al de Fondeadora (ahora arropado por Kickstarter) pero ahora para darle dinero a empresas o ideas de negocios que se ven prometedoras, tu inviertes en estas empresas para ser un accionista más y que se lleve en marcha el negocio, ¿pero quién asegura la transparencia de la información y el marco legal?, entiendo que en toda inversión hay un riesgo inherente, de que el negocio funcione o no, y lo asumes, pero hay más certidumbre si conoces las reglas del juego, en caso de que algo salga mal con cosas que no tienen que ver con la operación natural del negocio.

Otro ejemplo, y mi favorito: justamente aquí hemos hablado de las famosas criptodivisas y sobre todo del bitcoin, de la burbujita que se está formando por el incremente irracional de su valor. ¿qué pasaría si por temor o por si simplemente los dueños de los “monederos” o cuentas bancarias en este tipo de monedas decidieran retirarse y la empresa que posee su dinero no tienen la liquidez para regresarles lo que es suyo? ¿quién protegería a estos usuarios? ¿Este tipo de Fintech sería capaz enfrentar esto?

¿De a cómó va la Ley Fintech? Lo primero es que concentrará a estas empresas en tres áreas: pagos electrónicos, financiamiento colectivo y activos virtuales. Ninguna de estas cae en la actualidad como alguna entidad financiera regulada, por lo que habría entes regulatorios debido a que caerían ya en una categoría regulada.

Lo segundo, un nivel de capitalización mínimo requerido, esto con el fin de respaldar al cliente y brindarle la seguridad que, en los casos que mencionamos en los párrafos anteriores, tendrán con qué responder. Existen otras cosas que contiene este borrador de la ley Fintech, pero por último y para mí algo muy importante son las multas y sanciones que aplicará la CNBV (entrarían a ser parte de su vigilancia), de la misma manera que la Condusef estaría detrás de los usuarios. Certidumbre señores, certidumbre.

Me despido diciendo que no es poner trabas a la innovación ni mucho menos al emprendimiento, sino asegurar lo mejor para el cliente, de quien vive y del por qué vive una empresa. En su gran mayoría, estás empresas han hecho que el sistema financiero actual tiemble por ser más competitivo y más alcanzable, pero de nueva cuenta, no hay que pecar de inocentes.

Gobierno discutirá (ahora sí) ley para regular fintech en México

Relacionadas

Comentarios