Actualidad

Impulsando el desarrollo de México

El fondo australiano IFM Investors invirtió en 2015 en el Circuito Exterior Mexiquense (Concesionaria Mexiquense), una carretera de 110 kilómetros impulsando el crecimiento industrial en la zona metropolitana de la capital. Este mes concretó un aumento en su participación accionaria.

23-11-2017, 12:21:38 PM

México es uno de los diez mejores países para invertir, de acuerdo con la firma consultora PwC, por lo que varias empresas extranjeras han depositado sus inversiones en distintos rubros, ya sea directa o indirectamente, es decir, desde el asentamiento de compañías que abren oportunidades laborales hasta la inversión en infraestructura que puede ser, por ejemplo, en vías de transporte o en telecomunicaciones.

Las cifras más recientes de la Secretaría de Economía muestran que de enero a junio de 2017, México ha recibido 15,645.2 millones de dólares (mdd) por concepto de Inversión Extranjera Directa (IED), 8.8% más que la cifra preliminar del mismo periodo de 2016 (14,385.0 mdd). De esta cantidad, el 12.7% proviene del sector de transportes, correos y almacenamiento.

En este contexto, la inversión en infraestructura carretera es una de las que se ven beneficiadas por la inversión extranjera, lo cual promueve el crecimiento de México, pues un país con infraestructura carretera tiene más oportunidades de desarrollo económico y, por tanto, es más competitivo. De acuerdo con el Índice de Competitividad 2017, que publica anualmente el Foro Económico Mundial, México se encuentra en la posición 62 de 137 países, en temas de infraestructura, cinco lugares menos que el ranking del año pasado lo cual representa un área de oportunidad para seguir invirtiendo en el rubro, sobre todo en el carretero.

Esta oportunidad en México ha sido aprovechada por el fondo australiano IFM Investors, que ya cuenta con experiencia en inyección de capital en infraestructura carretera en el mundo, respaldado de 20 años en el mercado y más de 65 mil millones de dólares bajo su gestión, por lo que es considerado un “fondo de fondos”, ya que representa a más de 15 millones de miembros de diversos fondos de pensiones en el mundo. Entre sus activos a nivel global se encuentran la carretera Indiana Toll Road en Estados Unidos y el Distribuidor del Este (M1) en Australia.

En 2015, este fondo líder a nivel mundial optó por invertir en México, específicamente en el Circuito Exterior Mexiquense (Concesionaria Mexiquense), una carretera concesionada a OHL México de más de 110 kilómetros que rodea el noreste de la Ciudad de México y que beneficia a más de 9 millones de automovilistas que circulan por ella a diario.

Esta vía conecta a la CDMX con las principales autopistas a Querétaro, Pachuca, Puebla y Veracruz, así como las zonas de mayor densidad poblacional del Valle de México, en donde se encuentran importantes centros comerciales e industriales, promoviendo así el desarrollo económico y social de la región.

Dos años después, IFM Investors incrementa su participación en el Circuito Exterior Mexiquense para lograr un total de 49% de participación del capital social, operación que se concretó recientemente en noviembre de este año. El precio pagado por IFM en este incremento de participación fue de aproximadamente $3,870 millones de pesos.

Esta operación evidencia el propósito de este fondo australiano de contribuir al desarrollo del país, y a su vez, que nuestro país es atractivo para la inversión extranjera, tomando en consideración que IFM sigue los más rigurosos criterios para decidir sus inversiones, entre ellos: potencial de crecimiento, rentabilidad, visión de capitalizar un proyecto, excelente desempeño financiero, manejo adecuado de políticas de gestión e integridad ética corporativa y de buen gobierno, ya que desde 2008 está comprometido con los Principios para la Inversión Responsable de las Naciones Unidas.

Con inversiones extranjeras como la del IFM, la infraestructura carretera del país seguirá creciendo y con ello las oportunidades de interconectarse entre estados de la República Mexicana, lo que promueve una mejor logística de distribución dentro del sector comercio, que al final ahorra costos operativos y lo hace más eficiente y, como consecuencia, incrementa la competitividad del país.

Relacionadas

Comentarios