Estilo de Vida

Hospedarse en la suite de Dalí es un gusto muy costoso

Echa un vistazo a las características de este magnífico espacio de España y maravíllate con los acontecimientos que tuvieron lugar allí.

05-01-2011, 5:00:00 PM

En la época más célebre y escandalosa del pintor surrealista español Salvador Dalí, éste pasaba largas temporadas en una lujosa estancia de estilo belle époque, del prestigioso hotel Palace de Barcelona, donde recibía a modelos y organizaba performances.


Esta suite fue recientemente remodelada y todo aquel que quiera probar su magia puede hacerlo pagando unos ocho mil dólares por noche (cerca de 97 mil pesos).


Personajes como las reinas Silvia de Suecia o Noor de Jordania, políticos como John Major o Mijaíl Gorbachov y artistas como Frank Sinatra o Woody Allen, se han hospedado en ella. 


En este pequeño departamento, dotado de dos dormitorios con baños romanos, una enorme cama con dosel, un amplio salón y un vestíbulo, El Divino recibía a sus modelos más sensuales y organizaba sus peculiares performances.


POSAR PARA ESCANDALIZAR


En una ocasión, el artista convocó a la prensa y decidió posar con el look de cabello rizado que su peluquero de cabecera y buen amigo Luis Llongueras le confeccionó. Esta fotografía le dio la vuelta al mundo, ya que las principales agencias de prensa internacional cubrieron el peculiar evento.


En otro momento de su vida, el pintor citó allí a dos espléndidas modelos y se fotografió con ellas en el baño, provisto de pequeños azulejos colocados a mano, y de unos lujosos grifos de oro que en la restauración fueron sustituidos por un cromado plateado, y de unas originales escaleras por las que puede subir el agua.


El 17 de julio de 1997, Dalí apareció en esta misma suite al lado de un caballo blanco disecado, regalo de su esposa por su cumpleaños, foto que inmortalizó en su día la agencia Efe.


MOBILIARIO ANTIGUO Y TECNOLOGÍA DE PUNTA


La alcoba, de más de 150 metros cuadrados, está situada en la planta baja del hotel e integra mobiliario de los años 20, junto con las tecnologías más actuales como el televisor de plasma disimulado tras un impresionante espejo de marco dorado.


Otra peculiaridad procede de la idea de combinar los mosaicos auténticos de los dos tradicionales baños romanos con un avanzado equipo de hidromasaje en un cuarto de baño.


El arquitecto Jaime Bereistain ha mantenido el lujo y elegancia como la estética clásica de los años 20, a través de diseños de alfombras hechas a mano, paredes tapizadas con brocados franceses, molduras de madera pintadas en oro, muebles clásicos del siglo XIX de diferentes estilos, lámparas francesas de cristal de bronce y un sofá estilo Luis XV.


El Palace de Barcelona se construyó en 1919 y se encuentra a dos pasos del Paseo de Gracia, las Ramblas y las atracciones turísticas que contruyó el arquitecto Gaudi.


Por nacionalidades, los turistas que acuden a este hotel de lujoso y refinado decorado proceden en un 40% de Estados Unidos, seguidos por los británicos, con un 9%; los ciudadanos españoles alcanzan un 8% y los visitantes originarios de Japón un aproximado del 4%.