Estilo de Vida

Gripa de primavera: común en la oficina

Aunque suene extraño, los resfriados o gripas son muy comunes en primavera. Descubre las razones y evita contagiarte.

17-05-2011, 5:00:00 PM

La gripa puede ser el resultado de una baja en las defensas provocada por  estrés, falta de descanso o una dieta poco saludable. 


No obstante, de acuerdo a los doctores, uno de los factores más determinantes para contagiarse de gripa son los cambios de temperatura.


Afirman que los cambios bruscos de temperatura pueden causar serias consecuencias en nuestra salud, desde una simple gripa hasta una grave bronquitis, por eso es necesario tomar precauciones durante el verano, época en donde solemos andar con ropa muy ligera y pasar de ambientes muy cálidos a otros más fríos.

A continuación te indicamos las razones más frecuentes para contraer una gripa:


FACTORES VACACIONALES
Durante las vacaciones es común que la gente prefiera la playa como destino, pero se debe tener cuidado con la ropa mojada.


Es costumbre que después de bañarse nos quedemos con la ropa mojada puesta. Esto no es recomendable, aún cuando las altas temperaturas así lo requieran. La razón es simple: el cuerpo debe enfrentarse a alteraciones en su temperatura que podrían desencadenar incluso en una pulmonía.


 


EL AIRE ACONDICIONADO
El aire acondicionado también es un factor peligroso en la primavera. Esto genera contrastes bruscos de temperatura y gripa.


Los expertos afirman que el mal uso de los sistemas de aire acondicionado, no sólo provocan gripa, también faringitis, bronquitis, además de agravar las infecciones afecciones respiratorias.


Como si fuera poco, el aire acondicionado es un nicho de bacterias. Sí, tal como lees. Estos sistemas de ventilación brindan excelentes condiciones para la proliferación de bacterias.


La razón no es compleja. Sucede que los sistemas de climatización contienen intercambiadores de calor. Cuando el aire acondicionado está funcionando, estos intercambiadores de agua se condensan y se convierten en humedad.


Luego, cuando el polvo se asienta en el interior y se mezcla con la humedad, crea perfectas condiciones para la proliferación de bacterias. Dichos patógenos se filtran vivos en espacios, causando moho y enfermedades.


Hay más. Según las estadísticas de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) cerca de 20% de las gripa que se producen en verano son causados por el aire acondicionado.


El aire acondicionado también aumenta la sequedad de las mucosas nasales, generando molestias respiratorias.


RECOMENDACIONES PARA EL AIRE ACONDIONADO
Para prevenir contagiarte de gripa y otras enfermedades puedes considerar las recomendaciones que la SEPAR entrega:


• Evitar tener los aparatos de aire acondicionado en temperaturas muy altas.


• Usar ropa que permita proteger el cuerpo mientras se está expuesto al aire acondicionado.


• Hacer limpieza a estos aparatos, pues de lo contrario acumulan bacterias que provocan enfermedades como la legionelosis (una enfermedad bacteriana que puede provocar neumonía).


• Tomar suficiente agua para mantener el cuerpo hidratado, debido a que el aire acondicionadore seca las mucosas nasales.