Economía y FinanzasLo Último

FMI le da voto de confianza a México y eleva su crecimiento económico

La economía de México seguiría aletargada por las dudas sobre la renegociación del TLCAN que busca Donald Trump y las decisiones de la FED, pero mejora su crecimiento.

10-10-2017, 9:47:50 AM
Mejora la perspectiva económica de México a pesar de la adversidad.
Ilustración: Sofía Ugalde.

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó al alza, con un incremento de cuatro décimas, su proyección de crecimiento para México este año, al estimar ahora una expansión de 2.1 por ciento, y evidenciando con ello la mejoría de sus condiciones internas.

De acuerdo con el reporte Proyecciones Económicas Mundiales (WEO) presentado hoy por el FMI, antes del inicio de los trabajos de su reunión anual de otoño, la actividad para México se verá desacelerada en 2018, cuando se anticipa una expansión de 1.9 por ciento.

La economía de México seguiría aletargada por las dudas sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que busca el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, además de la restricción monetaria por etapas de la Reserva Federal, y una estimación a la baja de la actividad económica en Estados Unidos, el crecimiento para México fue revisado al alza un 0.4 por ciento desde la publicación del WEO de abril pasado.

No obstante, el FMI expresó su reconocimiento al enfoque presupuestario del presidente Enrique Peña Nieto. “La estrategia de consolidación fiscal gradual de México continúa siendo apropiada, dada la resistencia de la economía y la conveniencia de poner a la deuda pública en una tendencia descendente”.

Ello ha reflejado, dijo, un crecimiento mejor al esperado inicialmente para los dos primeros trimestres del año “y una recuperación en la confianza de los mercados financieros”.

El Fondo indicó que, en el mediano plazo, se prevé que la plena aplicación de la agenda de reformas estructurales ayudará a impulsar el crecimiento a niveles de 2.7 por ciento anual.

El FMI subió ligeramente su proyección para el crecimiento económico de América Latina y el Caribe en 2017, a un lento 1,2 por ciento, y destacó la importancia de que la mayor economía de la región, Brasil, siga priorizando el ajuste de sus cuentas públicas.

El nuevo pronóstico está incluido en la última edición de las Perspectivas de la Economía Mundial del FMI, difundidas el martes. En su informe previo de julio, el organismo multilateral estimaba una expansión de 1.0 por ciento para América Latina y el Caribe en el 2017.

“La demanda doméstica continúa con un desempeño inferior en gran parte (…) de la región y algunos factores idiosincráticos juegan un papel clave en configurar panoramas sustancialmente diferentes a lo largo de los países”, dijo el organismo con sede en Washington en el reporte.

Para este año, la proyección de Brasil mejoró por el impulso de buenas cosechas y un alza del consumo. Sin embargo, el FMI apenas elevó el cálculo para el país sudamericano en 2018, lo que contribuyó a dejar inalterada su estimación de una expansión tenue en toda América Latina el próximo año.

El Fondo citó la persistente debilidad de la inversión en Brasil y el aumento de la incertidumbre política. Actualmente, el presidente Michel Temer lucha con denuncias de corrupción para poder completar su término en forma ordenada tras las elecciones de 2018.

América Latina

“En Brasil, abordar los mandatos insostenibles del gasto, incluyendo la reforma del sistema de pensiones, es una importancia de primer orden para restaurar una confianza más fuerte y alentar el crecimiento sostenido de la inversión privada”, dijo el Fondo.

Con respecto a Argentina, el Fondo dijo que “el crecimiento seguiría en un 2,5 por ciento en 2018 en la medida que la demanda privada doméstica continúe mejorando gradualmente en un contexto de parámetros de política macroeconómica ajustada – tasas de interés altas (…) y el inicio de la consolidación fiscal”.

El FMI también se mostró más optimista para Chile y Colombia en el próximo año, alentados respectivamente por los recortes de tasas de interés y una reforma impositiva favorable para la inversión. El punto más débil de la región volvería a ser Venezuela, con una inflación estimada de más de 2,000 por ciento.

Con información de Notimex y Reuters.

Canadá y México, el coqueteo económico que se niega a ser romance

Relacionadas

Comentarios