Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Viene una caída en las Bolsas de México y el mundo, ¿debemos tener miedo?

02-09-2021, 6:15:00 AM Por:
BMV
© Especial

Los índices bursátiles cerraron agosto “a temor batiente”, pero ya muchos esperan una caída de hasta el 10%

El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la bolsa más representativa del mercado mexicano, terminó agosto “a tambor batiente” con un nivel sin precedentes de 53 mil 304.74 unidades.

Este máximo histórico es, a todas luces, impulsado por su contraparte de Nueva York, plaza en la que los principales indicadores también concluyeron sobre niveles jamás vistos. A su vez, el apetito por la renta variable es alimentado por las condiciones de rentabilidad que se observan en los mercados de bonos y de renta fija en general, ante el nivel cercano al cero absoluto de las tasas de interés en las economías avanzadas.

Sin embargo, ante los niveles de las bolsas de valores y el “vértigo” que causa a muchos inversionistas y analistas las alturas que estas han alcanzado, más de uno ya pronostica una corrección. De hecho, la esperan desde hace por lo menos dos meses, pero esta simple y sencillamente no llega.

No obstante, otros señalan que las correcciones en el mercado de valores de cualquier país es algo natural, que lo relevante es ver el mercado siempre en un horizonte de largo plazo.

Podría ser que tengan razón; si vemos el desempeño de largo plazo en el mercado no queda más que confirmar lo que se dice: La visión de inversión largoplacista es sumamente favorable para el mercado.

Habrá corrección, inevitablemente

Una corrección (caída) en la Bolsa de Valores de Nueva York parece inminente y, por lo tanto, en su similar de México se espera lo mismo. La fecha es imposible de anticipar, pero cada vez se acerca más. Entre más sube, más “vértigo” causa, y desde luego más probable es un descalabro, incluso mayúsculo. Algunos análisis anticipan una corrección mínima de 10 por ciento en los mercados.

Este ajuste sucederá tarde o temprano y los inversores deben estar preparados para enfrentarlo. Sin embargo, salvo que suceda otro desastre económico, se tratará sólo de eso, de una corrección.

En el horizonte amplio de tiempo, los resultados del mercado son más que favorables, enseguida algunos datos que lo confirman.

Dos grandes crisis que dejaron ganancias

Entre 2008 y 2020 han sucedido dos grandes crisis globales, en este periodo de 12 años, estas crisis han sacudido los cimientos de la economía del planeta, sólo se comparan y son superadas por la Gran Depresión de 1929; fuera de eso no hay otros referentes.

En este periodo de fuertes crisis han ocurrido otras intermedias, menos fuertes en su alcance global, pero igualmente de repercusión en los mercados y las economías, sobre todo de las naciones en desarrollo. Pese a todo, el saldo del mercado de valores en México es más que favorable.

En octubre de 2008 con el estallido de la crisis subprime, el índice de la BMV bajó de un máximo de 24,027.35 puntos a 16,891.03 unidades, lo que significó una caída de 29.70 por ciento en ese momento, esta crisis causó la Gran Recesión de 2009.

Desde el punto más bajo de las dos crisis globales que han asolado al mundo en este siglo, el principal índice de la BMV registra una ganancia de 215.58 por ciento; su principal índice ha crecido 3.15 veces, su rentabilidad promedio anual es de 17.96 por ciento, con todo y los años de crisis que se han registrado, que en realidad no son sólo 2008 y 2020.

Un inversionista que hubiera puesto su dinero en este mercado hace poco más de 12 años, hoy tendría tres veces más el valor de su inversión inicial si hiciera un balance de las plusvalías y minusvalías generadas.

Es un hecho que el mercado de valores caerá, habrá una crisis que no sabemos de qué dimensión será, las leyes de la naturaleza dicen que las cosas que suben, no suben para siempre.

Sin embargo, la visión de largo plazo parece que es la que debe asumirse porque, si de algo han dejado lecciones las bolsas de valores de México y el mundo, es que saben adaptarse a las circunstancias, son resilientes y en el largo plazo han pagado mucho más el riesgo, respecto a otras opciones.

LEE MÁS:

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios