Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Techo de deuda: EU “patea el bote” hasta diciembre, pero se le juntará con el presupuesto

08-10-2021, 6:10:00 AM Por:
Dolar, Estados Unidos
© Depositphotos

El problema sólo se difiere para dentro de dos meses, y el cierre de año podría ser altamente riesgoso para EU.

Terminó la incertidumbre, al menos por ahora. Demócratas y republicanos llegaron finalmente a un acuerdo para ampliar el techo de la deuda hasta principios de diciembre próximo.

El Senado de Estados Unidos aprobó ayer jueves suspender el techo de endeudamiento hasta diciembre para evitar así que el país incurra en una suspensión de pagos de su deuda; así se aleja, por el momento, el fantasma del “desastre económico” en Estados Unidos, como lo calificó la secretaria del Tesoro del país, Janet Yellen, en caso de que se hiciera realidad el default para el gobierno.

El acuerdo preliminar habla de un incremento al límite de endeudamiento por la cantidad de 480 mil millones de dólares, cantidad que, de acuerdo con el Departamento del Tesoro, es necesaria para satisfacer las necesidades de efectivo del país al menos hasta el próximo 3 de diciembre.

La mala noticia

Sin duda, el aumento al techo del endeudamiento es una buena noticia para Estados Unidos y para los mercados mundiales. Por el momento “se desactiva la bomba de tiempo” y es una presión menos, en un contexto en el que los factores negativos se acumulaban para los inversionistas y mercados financieros en general, amenazando de entrada con impactar en la volatilidad de los mercados, y con incremento en los riesgos.

Pero al mismo tiempo hay malas noticias. En realidad, lo que se hizo fue como decimos coloquialmente en México “patear el bote”, es decir, mandar el problema más adelante en el tiempo, pero en los hechos no se diluye el riesgo, sólo se difiere.

La única forma de terminar con el problema en un horizonte muy amplio de tiempo es que, antes del 3 de diciembre, haya un acuerdo definitivo entre quienes deben hacerlo.

De lo contrario, este factor, el del aumento al techo del endeudamiento en Estados Unidos, seguirá. Es posible que, si el acuerdo se mantiene igual, un nuevo riesgo de impago podría surgir entre el próximo día de Acción de Gracias y la Navidad, considerando que luego de la “fecha fatal” hay días de gracia que tiene el gobierno con base en sus recursos extras.

Dos “bombas” para Navidad

Las negociaciones entre demócratas y republicanos deben seguir su curso; haber alcanzado un acuerdo preliminar con vigencia al 3 de diciembre es sólo un poco de “oxígeno”, urgen acuerdos si no se quiere que la economía del país tenga una “amarga Navidad”, o algo peor.

De no haber convenios, habría en el último mes del año en curso dos grandes problemas para Estados Unidos; por un lado, el aumento al techo el endeudamiento, por el otro, la cuestión presupuestaria de cada año.

Pese a que el año fiscal de Estados Unidos se contempla de octubre de un año al mismo mes del periodo siguiente, los ejercicios presupuestales se llevan a cabo a partir del mes de diciembre, previa aprobación en el mes de noviembre.

Todo indica que este año, el Congreso de Estados Unidos tendría que lidiar con el asunto del techo de la deuda y el presupuesto del gobierno para el año calendario inmediato, sin considerar el inacabado acuerdo sobre su proyecto de ley de reconciliación presupuestaria. Cualquier desacuerdo, algún desencuentro legislativo, podría llevar a Estados Unidos a una situación comprometedora.

Shutdown y techo de deuda no son lo mismo. Estas son las diferencias

Existe cierta confusión respecto al techo de la deuda y el ‘shutdown’ o cierre de actividades del gobierno de Estados Unidos.

El segundo concepto se ha registrado en la economía de ese país varias ocasiones a lo largo de la historia, pero el primer caso nunca ha sucedido y, si algún día, pasa los grandes especialistas y funcionarios de alto nivel del gobierno estadounidense consideran que sería el equivalente a un “cataclismo económico”.

Un shutdown o cierre de gobierno se presenta cuando el Congreso de Estados Unidos no aprueba a tiempo el ejercicio presupuestal del gobierno del país.

Si eso sucede, el gobierno decide cerrar todo tipo de actividades menos las consideradas “esenciales”, debido a que no tiene los recursos para pagar sueldos, salarios y operación general.

Esto es el famoso “shutdown”, el cierre parcial de las operaciones del gobierno, la última ocasión que esto sucedió fue del 22 de diciembre de 2018 al 25 de enero de 2019; el entonces presidente Donald Trump pudo dar por terminado el fin del shutdown luego de 35 días de cierre, un nuevo récord para la nación.

Aunque el shutdown provoca cierta cautela en el mercado, sería absurdo que el gobierno de la mayor economía del mundo deje de funcionar por un tiempo demasiado prolongado, en realidad no se trata de una situación de impago, sino de falta de recursos por factores políticos y burocráticos, algo que es considerado de “bajo riesgo”, o “riesgo moderado” para las finanzas del país.

El techo a la deuda de Estados Unidos es el límite que impone el Congreso al gobierno para que este mediante emisión de deuda (bonos del gobierno), obtenga recursos para pagar el servicio de su deuda, es decir adquirir deuda para pagar deuda. El límite de endeudamiento es única y exclusivamente para eso, no para gasto corriente.

El problema consiste en que la deuda de Estados Unidos es la más grande del planeta, su débito público llega a casi 29 billones de dólares.

Para tener una idea de la magnitud de lo que debe nuestro vecino del norte, podemos decir que con ese dinero podría comprar dos veces a su acérrimo enemigo político, China.

Si el Congreso del país no aprueba el endeudamiento, Estados Unidos no tiene para pagar sus compromisos financieros con el exterior, así de dramático puede ser este factor.

Diciembre podría resultar un mes de alto riesgo para Estados Unidos, el cierre de año amenaza con ser de intensas “emociones” para las finanzas globales.

LEE MÁS:

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios