revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

S&P enciende alertas por el crédito y capacidad de pago de deudores

Los bancos de la región tienen un escenario de retos complicados los próximos meses. S&P alerta por el crédito y capacidad de pago

25-07-2019, 10:00:43 AM
crédito-bancos-deudores
El crédito de los bancos y sus deudores

El escenario de corto plazo para el sistema bancario mexicano está lleno de nubarrones, lo que de hecho se replica con el resto de las instituciones bancarias de los países latinoamericanos, dice un reporte de la calificadora S&P Global Ratings

Nada favorable es este reporte para la actividad bancaria en la región, la calificadora señala lo siguiente: “La recuperación económica más débil de lo esperado en Brasil, los problemas políticos en México y la incertidumbre entre los inversionistas están limitando la demanda del crédito. En Argentina, esperamos que el crédito se contraiga debido a las difíciles condiciones operativas en los segmentos de financiamiento corporativo y al consumo, además esperamos que la expansión del crédito se modere en Chile y Perú”.

“En este contexto, los bancos en América Latina están adoptando un enfoque conservador con respecto al otorgamiento de crédito que debería permitir la estabilización de los indicadores de calidad de activos en Brasil, Perú, Chile, Colombia y Panamá. En México y Argentina, ya observamos economías en dificultades que están presionando la capacidad de pago de los deudores”, sentencia S&P Global Ratings

Los sistemas bancarios de la región enfrentan desafíos ligados con la situación económica en cada país, pero que se profundizan por los riesgos globales que han afectado a todo el planeta desde hace algún tiempo y que también han impactado en otros sistemas bancarios del mundo.

Lee: ¿México necesita más crecimiento o más desarrollo?

S&P Global Ratings identifica tres factores de riesgo para los sistemas bancarios de Latinoamérica en los próximos meses:

1)  La incertidumbre política: Toda vez que varias de las economías de la región, incluyendo a las tres mayores economías de la zona, tienen una situación política endeble, que pone en riesgo la actividad de sus sistemas bancarios.

2) El crecimiento económico global más lento: Que ha bajado notablemente las expectativas de crecimiento para toda la región, con tasas de crecimiento no mayores a 1.5 por ciento en el mejor de los casos; una menor tasa de crecimiento es un fuerte aliciente para la disminución de la actividad bancaria por reducción del potencial crediticio y aumento en los riesgos de impago.

3)  La continua volatilidad en el mercado, producto del panorama incierto del comercio mundial: Un factor ligado al punto anterior pero que tiene que ver con la incertidumbre que se registra en el mundo por la situación del comercio mundial y la forma en que éste puede ser utilizado para presionar económicamente a un país en específico, o incluso a toda una región.

Lee: FMI baja de 1.6 a 0.9% el pronóstico de crecimiento de México para 2019

Crédito
Depositphotos Créditos

Así, los bancos en América Latina afrontan condiciones operativas difíciles porque el panorama económico no luce prometedor para la región en el mediano plazo. Los desafíos políticos están empeorando, lo que disminuye la confianza de los inversionistas y las expectativas económicas. Además, las tensiones comerciales y el posible crecimiento económico mundial más lento el próximo año también pesan sobre las decisiones de los inversionistas con respecto a América Latina.

No obstante, S&P Global Ratings espera que el crédito no se detenga en la región, aunque crecerá a una tasa muy por debajo del potencial y de lo requerido para impulsar el crecimiento a mayores tasas; de acuerdo con la calificadora este incremento sería de entre 5 y 9 por ciento entre los años 2019 y 2020.

Ya de paso, la calificadora tampoco es optimista en cuanto al crecimiento del PIB en la región, con una proyección de entre 1.2 y 2.3 por ciento también durante el periodo mencionado, excluyendo a Venezuela, que se derrumbará una vez más en su economía.

Lee: Las tensiones entre EU y China amenazan la economía, FMI

El panorama para los bancos mexicanos

S&P Global Ratings señala que en México los activos improductivos y las pérdidas crediticias han mejorado, ubicándose en niveles históricamente bajos. Sin embargo, es de esperarse que la calidad de activos de los bancos mexicanos se deteriore ligeramente durante los siguientes 18 meses, considerando las débiles condiciones económicas y en medio del persistente crecimiento moderado del otorgamiento del crédito.

Además, precisa: En México, las expectativas económicas se debilitaron, en nuestra opinión, debido a que el nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ha tomado diversas medidas que han disminuido la confianza de los inversionistas, como la cancelación del nuevo aeropuerto en la Ciudad de México, y el cambio en la política energética. La ausencia de una dirección a largo plazo del gobierno mexicano también pesa sobre la confianza de los inversionistas. 

economía
archivo

En nuestra opinión, si la administración de AMLO no logra abordar de manera efectiva los desafíos que afronta el país y cumplir con sus promesas, existe el riesgo de que el deficiente crecimiento económico prevalezca, lo que erosionaría la resiliencia económica del país, así como las condiciones operativas para las instituciones financieras locales. La severidad del impacto sobre el sistema bancario dependerá de cuánto tiempo le tome a la economía recuperarse.

Un marco de más largo plazo provocará que se vean afectados negativamente la calidad de activos y desempeño operativo de los bancos, lo que debilitaría sus perfiles financieros y de negocio.

Dada la estrecha correlación entre el crecimiento económico y el financiamiento de los bancos comerciales, esperamos que la cartera total de crédito crezca entre 7 y 8 por ciento en promedio entre 2019 y 2020. Consideramos que los cautelosos estándares de otorgamiento de crédito implementados en los últimos años, como observamos en la saludable calidad de activos en medio del moderado crecimiento real del crédito, y los limitados desequilibrios económicos, ayudarán a evitar un abrupto aumento en los activos improductivos y en las pérdidas crediticias.

Sin embargo, esperamos que los indicadores de calidad de activos se deterioren ligeramente debido al debilitamiento de la economía mexicana que dificulta la capacidad de pago de los deudores. Por lo tanto, esperamos que la cartera vencida se ubique entre 2.3 y 2.5 por ciento pare el periodo 2019-2020, totalmente cubierta con reservas, mientras que las pérdidas crediticias oscilarán entre 2.5 y 3.0 por ciento.

Lee: El verdadero tamaño económico de México

La Fed podría ser factor benéfico

De acuerdo con la calificadora, a pesar de los riesgos para el sistema bancario de la región, en caso de que el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) baje sus tasas de interés en los próximos meses, como se espera, las condiciones de financiamiento podrían mejorar para los bancos en América Latina, especialmente para aquellos con fundamentos crediticios sanos, ya que se benefician de un mayor acceso a los mercados internacionales. 

Lee: ¿El PIB de México logrará superar el crecimiento del 2% anual?

Fed
archivo Fed