Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Salidas de JP Morgan y Deutsche Bank de México no son sorpresa, pero sí un “jalón de orejas”

09-07-2021, 6:15:00 AM Por:
JP-Morgan_Deutsche-Bank
© Especial

La institución alemana estaba presente desde hace 64 años en México y para JP Morgan el país es un mercado natural. ¿Qué verán ellos que no vemos nosotros?

JP Morgan y Deutsche Bank se van de México. la institución bancaria más grande del mundo y el banco alemán anunciaron su salida de la segunda mayor economía de la región.

En realidad, no se trata de una sorpresa, pese a que se tomó en ese sentido por algunos medios de comunicación. Sin embargo, sí es un llamado de atención y debería ser tomado en cuenta por las autoridades financieras mexicanas; en los hechos, el mercado mexicano fue desdeñado por estos gigantes de las finanzas mundiales.

Salidas estaban previstas, forman parte de una profunda reorganización global

La salida del Deutsche Bank de toda Latinoamérica, excepto Brasil, estaba prevista desde el año 2015. Por lo tanto, no es una sorpresa que se vaya de México, como se ha ido de otras naciones, menos de la mayor economía de la zona.

Hace seis años, Deutsche Bank anunció su plan “Strategy 2020”, cuyo gran objetivo consistía en reencauzar a la institución a la senda de las utilidades globales, en el largo plazo.

Entre los detalles del plan estaba considerada la salida de su actividad de negocios en las unidades que representaban un mayor riesgo para el banco alemán, entre ellas Latinoamérica. Desde entonces Deutsche Bank anunció que saldría de Argentina, Chile, Perú y Uruguay, entre otros.

Pero son una alerta

A los ojos de los capitanes del Deutsche Bank, México formaba parte del bloque norteamericano para su negocio; ahí es donde viene la llamada de atención para nuestro país. El banco alemán en realidad no había anunciado sus intenciones de irse de México, pese a su baja rentabilidad en la unidad azteca.

De hecho, Deustche Bank estaba presente desde hace 64 años en el país; en 1957 abrió una oficina de representación, en 1995 obtuvo autorización para operar una Casa de Bolsa y en el año 2000 se le otorgó la licencia para la unidad bancaria.

Su salida es la señal de que México es un mercado poco atractivo, por el momento, para este gigante bancario. Por no decir que riesgoso, con todo y la íntima relación del sistema bancario local con el estadounidense.

Por su parte, todo indica que JP Morgan también vive un proceso de profunda reestructuración, de modo que igualmente considera la salida de mercados poco rentables o riesgosos; lamentablemente, México entra el alguna de esas categorías.

El año pasado, este gigante de las inversiones bancarias anunció su salida de Brasil, pero igual que hoy lo hace con México, no dio mayor explicación sobre el asunto. Sin embargo, la salida de JP Morgan de nuestro país es mucho más reveladora de lo que se considera.

México es socio comercial estratégico de Estados Unidos y existe una estrecha colaboración e interrelación entre ambas economías, la interconexión financiera es absoluta. Ignorando esos detalles, al menos así parece por la decisión tomada, JP Morgan manda señales en el sentido de que no le interesan por el momento las operaciones en nuestro país. Esa señal es o debería ser un auténtico “jalón de orejas” para las autoridades financieras mexicanas, que por el momento no han dicho nada.

Las alertas se encienden más si consideramos que en meses pasados también se fue de México la representación del Bank of Montreal de Canadá, una institución de mucho menor tamaño y relevancia que las dos anteriores, pero que no deja de abonar al enrarecimiento del clima financiero en México.

JP Morgan y Deutsche Bank son dos malas noticias sin duda para México, justo en momentos en los que se supone empieza a regresar la confianza en nuestra economía, y unos cuantos días después del primer aniversario del T-MEC, el gran acuerdo comercial de América del Norte, que se supone integra más a las economías y los sistemas bancarios y financieros de México, Estados Unidos y Canadá.

En los corrillos financieros consultados por Alto Nivel la gran pregunta es: ¿qué verán ellos que no vemos nosotros?

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios