Finanzas

Estas son las jugosas prestaciones de los burócratas en México

Las prestaciones de los servidores públicos incrementaron en 8.6% respecto al año pasado e incluyen bonos por puntualidad, por cumpleaños y ayuda para el día de reyes.

02-02-2018, 10:07:31 AM
dinero politicos, prestaciones

Bonos por puntualidad, por cumpleaños o ayuda para el Día de reyes son algunas de las prestaciones que reciben cada año los servidores públicos en México.

Mientras que los ingresos se redujeron en 3.7% real en el 2017 frente a un año antes, las prestaciones que reciben los burócratas se incrementaron en 8.6%.

El total de estas gratificaciones sumó 128,897 millones de pesos, desde los 111,156 millones del 2016, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda.

La inversión física en tanto, se desplomó 26.3% y el costo financiero de la deuda, es decir, los intereses y el servicio de ésta, se incrementó en 6.3% real.

pretaciones de servidores publicos

Ayuda por uso de vehículo

Entre las prestaciones que más se elevaron, destacan la de ayuda económica por uso de vehículo, que se incrementó en 53.38% real a 55.96 millones de pesos.

El Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos recibió 31.83 millones de pesos por este concepto, le siguieron Nacional Financiera con 8.34 millones de pesos, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, que recibió 4.26 millones y el Servicio de Administración Tributaria con 1.98 millones, por mencionar algunas dependencias.

Pero mientras que algunos servidores públicos recibieron ayuda para la compra de gasolina, los ingresos por IEPS de combustibles cayeron 26.4% real, equivalente a 60,765 millones de pesos.

El gobierno federal adelantó el proceso de liberación del mercado energético a inicios del 2017, lo cual elevó los precios de la gasolina y el diésel hasta en 22% en algunas regiones del país.

Con la liberación, se pretende que el gobierno ya no controle el precio y este solo dependa del precio del petróleo, los costos de refinación, transporte y almacenamiento, el margen comercial de venta, los impuestos y el tipo de cambio.

“En el pasado, otros gobiernos decidieron mantener artificialmente bajo el precio de la gasolina para evitar costos políticos, lo pudieron hacer porque el país producía más petróleo que se vendía más caro que nunca en la historia y el gobierno tenía ingresos excedentes”, dijo Enrique Peña Nieto, presidente de México el 5 de enero del año pasado.

El mandatario dijo en esa ocasión que, mantener un precio artificial de la gasolina en 2017 como el que teníamos en diciembre habría significado un gasto adicional de 200,000 millones de pesos.

No obstante, ante la depreciación del peso frente al dólar y el repunte en los precios del petróleo, Hacienda tuvo que aumentar el estímulo fiscal a los combustibles, esto es reducir el cobro del IEPS.

Las importaciones de gasolina en tanto, han ido aumentando. En 2009 se importaba 41% del consumo nacional y a diciembre del 2017 la proporción pasó a 71%, según datos del Sistema de Información Energética (SIE).

Prestaciones, vida cara y puntualidad

Para los burócratas, no solo es más fácil hacer frente al precio de la gasolina, algunos reciben bonos por puntualidad, para lo cual se erogó 3,178 millones de pesos en 2017, un incremento real de 7.70% frente al 2016.

“Tiene que ver con el congelamiento de sueldos que hubo hace casi 20 años. Hizo que muchos puestos perdieran competitividad. Lo que vemos es que como no podías cambiar tabuladores se crearon jefaturas, direcciones de área, y lo que encuentras para tratar de compensar sueldos es que pusieron estas prestaciones que son pretextos para decir no te muevo el sueldo pero te doy más dinero con bonos”, comentó en entrevista, Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El Instituto Mexicano del Seguro Social recibió 1,731 millones de pesos para pagar bonos de puntualidad, le siguieron Pemex con 405.45 millones, el sector central de la Secretaría de Educación Pública con 285.68 millones, la Comisión Federal de Electricidad, que recibió 174.45 millones y el Tecnológico Nacional de México con 165.29 millones.

dependencia con mayores prestaciones

Para la licencia de manejo, el gobierno destinó 1.54 millones de pesos, desde los 240,941 pesos del 2016, con lo que registró un alza real de 540.33%.

Las prestaciones de ‘nota buena’ y ‘fidelidad’ implicaron un gasto de 16.64 millones de pesos y 320.36 millones de pesos, respectivamente.

La compensación por vida cara sumó 587.43 millones de pesos, un descenso anual de 0.97%. Esta prestación se paga cuando el trabajador percibe en forma periódica un porcentaje sobre el salario base mensual, por desempeñar su servicio en un lugar considerado como zona de vida cara.

“(Estas prestaciones) son poco transparentes y se prestan mucho para discrecionalidad pero creo que lo que están tratando de arreglar es un problema de fondo, un tabulador congelado, el no poder contar con plazas de mayor nivel en ciertos puestos y es donde se vuelve un método de compensación raro”, dijo Villarreal.

También podría interesarte:

Comentarios