Finanzas

Estos son los motivos detrás de los cambios para medir la inflación

Los alimentos y bebidas no alcohólicas recuperaron un papel protagónico en el cálculo de la inflación, y ya es comparable internacionalmente.

21-08-2018, 8:18:11 AM
inflación, marcas más consumidas

Antonio Sandoval

Las nuevas generaciones y sus preferencias de consumo han modificado la forma de medir el incremento en el nivel de precios en México, aunque no es la única explicación para realizar los cambios en el cálculo de la inflación.

El Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) modificó a partir de la segunda quincena de julio el año base para calcular la tasa de inflación en la economía mexicana, e incorporó nuevos productos ajustando la llamada canasta básica que pasó de un total de 283 a 299 genéricos (llamados así porque no todos entran en la categoría de artículos); el objetivo del cambio tiene como finalidad reflejar las modificaciones en los patrones de consumo de los hogares, y de los lugares en donde se adquieren dichos productos.

Evitar cálculos erróneos por la antigüedad de los genéricos que utiliza para tal fin (ponderadores), así como de la propia canasta, además de incorporar las recomendaciones internacionales, son otros de los factores que sustentan dichos cambios.

Al analizar los puntos finos del informe presentado por el Inegi, destaca que el segmento de alimentos y bebidas no alcohólicas recuperan el papel protagónico que alguna ocasión tuvieron, al ser el que más influencia o peso específico tendrá en el cálculo de la inflación, de acuerdo con las cifras proporcionadas por el organismo encargado de medir el desempeño de los precios en el país.

Así, el segmento de alimentos y bebidas no alcohólicas tendrá una ponderación total de 25.77 puntos en la muestra utilizada para el cálculo de la inflación, de acuerdo con la Clasificación del Consumo Individual por Finalidades (CCIF).

Este segmento, el de alimentos y bebidas no alcohólicas, desplaza en la nueva muestra al de Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, que contaba con una ponderación de 23.53 por ciento en los ponderadores del año base 2010, que estaba vigente hasta antes del anuncio del Inegi.

inflación

En la nueva ponderación el segmento antes mencionado mantiene un papel relevante y de hecho se coloca en el segundo sitio con 19.64 puntos, pero tuvo una disminución de 3.89 unidades con respecto al nivel en el que se ubicaba previamente.

Así, los tres segmentos que mayor ponderación tendrán en la nueva base para el cálculo de la inflación será:

  1. Alimentos y bebidas no alcohólicas con 25.77 puntos
  2. Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles con 19.64 puntos.
  3. Transporte con 13.76 unidades.

El rubro de salud se mantiene como el de menor ponderación con 3.08 puntos, aunque en este nuevo año base incrementa su ponderación toda vez que en el pasado dicho indicador se ubicaba en 2.18 puntos.

Alimentos procesados impulsan inflación.

Depositphotos.

Desagregan más productos, desde miel hasta atención médica durante el parto

La desagregación fue otra de las características relevantes que se observaron para el cambio de año base en el cálculo de la inflación por parte del Inegi. En total, de acuerdo con los datos oficiales, se desagregaron 19 genéricos (como le llaman a los productos para referirse de manera general ya que algunos propiamente no lo son), existe una gran variedad, lo que refleja las nuevas tendencias en el consumo que se observan en el mundo, México no podría ser la excepción.

Así, se desagregan desde productos como la miel, que como tal sí es un producto, hasta genéricos como la atención médica durante el parto, que en estricto sentido pertenece a un servicio, también se incluyó el rubro de análisis clínicos.

La inflación crece en México.

Depositphotos.

Canasta comparable internacionalmente

Una característica relevante en la conformación de la nueva base para el cálculo de la inflación es el hecho de que el Inegi marca un antes y un después en lo que será la nueva canasta que se utilizará para medir el crecimiento de los precios en el país; por primera ocasión en la historia la canasta del índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) podrá ser comparable internacionalmente. Es decir, muchos productos de la canasta mexicana serán los mismos que se utilizan para medir la inflación en otras partes del mundo, la globalización llegó a la medición inflacionaria de México.

También podría interesarte:

Comentarios