Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Mientras el miedo avanza en el mundo, Wall Street sigue de fiesta

13-02-2020, 6:10:27 AM Por:
wall street-reuters

La Bolsa de Valores de Nueva York, otra vez está de fiesta con sus indicadores en niveles jamás vistos, algo que no "cuadra" con lo que sucede en el orbe.

En los mercados financieros del mundo existe un fenómeno muy singular, presente al menos desde hace 10 años justo con la “Gran Recesión” del periodo 2008-2009: este se caracteriza por el repunte en la plaza bursátil de la mayor economía del mundo: Wall Street, cuando en el resto del planeta las cosas no parecen ir muy bien.

Se trata del vuelo a la calidad (Fly to quality) en su máxima expresión. Así, los capitales toman precauciones y en un contexto de incertidumbre global prefieren mantener sus recursos en lo que consideran los mercados más seguros del mundo, incluso si esa incertidumbre se genera o se comparte con esa misma plaza, la estadounidense.

Esto en el fondo explica la fiesta más reciente de Wall Street en la que sus tres indicadores icónicos se ubican en niveles jamás vistos, aun contra todos los pronósticos y expectativas que aconsejaban cautela para este primer trimestre del año y se preguntaban si acaso los mercados, especialmente de renta variable, estaban ya demasiado caros para “entrar”, algo que prácticamente ningún analista pudo contestar a ciencia cierta.

Wall Street
Depositphotos wall street in new york

El caso es que la bolsa de Nueva York, la más influyente del mundo, sigue de juerga contra todo lo que se esperaba entre la gran mayoría de quienes siguen el mercado. Ayer miércoles Wall Street volvió a registrar cifras históricas. El Dow Jones terminó arriba de los 29 mil 500 puntos por primera ocasión en su existencia, se colocó en 29 mil 551.42 unidades y ya acumula un beneficio de 3.55 por ciento en el año. Por su parte, el S&P 500 avanzó 0.66 por ciento para situarse en 3 mil 379.45 unidades, fijando también otro máximo histórico y una ganancia de 4.6 por ciento en lo que va de año; mientras, el Nasdaq 100 subió ayer 1 por ciento hasta alcanzar los 9 mil 613.20 enteros, en lo que va del año acumula una ganancia de 10 por ciento.

Lee: Wall Street sigue imparable: ¿Cuánto durará la fiesta?

El mundo al revés

Si observamos el panorama mundial, las cosas no marchan bien en varios puntos del planeta. Hagamos un recuento:

El nuevo coronavirus, denominado ya oficialmente como COVID-19, ha causado la muerte de más de 1,300 personas y más de 44,000 están infectadas, según los últimos datos oficiales. Aunque la buena noticia es que los nuevos casos en China han caído a su nivel más bajo desde finales de enero, lo cierto es que todavía es imposible calcular el efecto negativo del COVID-19 en la economía global, como aseguran propios y extraños, incluyendo a las propias autoridades chinas. De hecho, Pekín anunció ayer una batería de medidas de carácter fiscal, dirigidas a particulares y a pequeñas empresas, para que una vez que pase la urgencia estas puedan recuperarse lo más pronto posible.

Coronavirus
Reuters

Y mientras en Asia y en el mundo entero el coronavirus es motivo de preocupación y alerta económica, otras regiones tienen sus propios problemas. En Europa la producción industrial de la zona euro cayó más que en los últimos cuatro años y los analistas de los mercados empezaron a especular un probable incremento de las tasas de interés del Banco Central Europeo (BCE). Por si fuera poco, la incertidumbre en el viejo continente se complementa con la sucesión de la canciller alemana Angela Merkel, factor que le ha pegado directamente al euro que ya se deprecia 3.1 por ciento frente al dólar en lo que va de año y se sitúa en niveles de mayo de 2017, cotiza sobre 1.087 dólares. Por su parte la libra esterlina sigue al alza y se coloca alrededor de 1.192 euros, cerca de sus máximos del año pasado, confirmando la debilidad de la moneda común europea.

En el sector energético las cosas marchan bien mientras se mantengan los recortes a la producción de los principales jugadores del mercado. Rusia expresó su respaldo a los recortes de producción propuestos por Arabia Saudita y otros socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Un comité técnico conjunto del organismo y sus aliados recomendó la semana pasada que se recorten 600 mil barriles diarios adicionales, llevando los recortes totales a 2.1 millones de barriles, esta decisión que se tomará en breve.

Mientras, los precios se estabilizan después de las pérdidas registradas en las primeras semanas del año, ayer miércoles los futuros del petróleo Brent subieron 3.5 por ciento hasta niveles de 55.9 dólares por barril, aunque todavía reportan una pérdida en el año de 15 por ciento, mientras que el crudo texano WTI repuntó 2.8 por ciento hasta situarse en 51.3 dólares por barril. En lo que va de año, pierde 16 por ciento.

En Estados Unidos el ambiente electoral se calienta cada día más; el martes en New Hampshire Bernie Sanders ganó las primarias del partido demócrata celebradas y ahora el electorado mira a las votaciones en Nevada; el proceso es largo y mientras tanto en el partido republicano el seguro candidato y actual presidente estadoundiense, Donald Trump, también sigue en lo suyo con lo que eso significa para su país y para el mundo.

El mundo está al revés, con problemas e incertidumbre, pero Wall Street se encuentra de fiesta. Lo que sucede es que aun dentro de las crisis hay oportunidades y si estas surgen en el país más “seguro” del mundo, mucho mejor.

Te puede interesar: Mercados manejados por robots, ¿’inmunes’ a guerras y virus?

bolsa de nueva york Coronavirus Dow Jones elecciones Estados Unidos guerra Irán nasdaq petróleo s&p 500 Wall Street
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios