revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

Los factores internos y externos que han golpeado al peso durante agosto

El peso enfrenta su peor mes desde octubre del año pasado y su mayor depreciación mensual de la presente administración por factores internos y externos

29-08-2019, 8:12:16 AM
Peso
peso

El peso acumula una depreciación de 5.7% durante agosto; de mantenerse en la misma tendencia será el peor mes para la divisa nacional desde octubre del año pasado cuando se depreció 8.45%, también será sin duda el primer gran descalabro para el peso en la presente administración.

La moneda mexicana ha sufrido un duro revés en este octavo mes del año, factores internos y externos lo sacudieron y sacaron del canal de apreciación que había registrado hasta julio, cuando cambiaron los escenarios para la divisa azteca, en ese mes la cotización interbancaria terminó en 19.0 pesos por dólar, hoy está 1.10 pesos más cara.

Estos son los factores que le pegaron al peso durante agosto. No sin antes señalar que la otra mala noticia es que dichos factores no se diluirán tan fácilmente y que si bien los efectos los absorberá el mercado en una sola ocasión (ya lo hace con este ajuste del precio), la volatilidad que dichos factores generan será un elemento de presión constante para el peso y otras divisas.

Lee: Banxico ‘le pasa tijera’ a su proyección del PIB para 2019

Peso - Dólar
Especial

Factores internos

Reducción de tasas, presión para que vuelvan a bajar: El peso se sostenía por una tasa muy elevada en términos reales y nominales, es lógico que si la tasa toma una tendencia decreciente empecemos a observar cierta debilidad de la moneda, es decir, el efecto contrario. Como sabemos, en agosto el Banco de México redujo su tasa de interés, con lo que disminuyó el atractivo de la moneda en el concierto mundial. Ahora bien, ese atractivo se supone que no iba a minarse demasiado, o incluso nada, por el descenso de las tasas de interés en Estados Unidos, pero entonces entró otro factor a escena y fue la expectativa de que se reduzca el también llamado rédito de referencia en los próximos meses; aunque el Banco de México (Banxico) no lo ha reconocido, es probable que las tasas en México y en el mundo hayan iniciado un ciclo descendente de largo plazo. En otras palabras, habrá presiones para que las tasas de México bajen, lo que golpea en estos momentos al peso y seguramente le inyectará mayor volatilidad.

Desplome de la expectativa del PIB: Cada día era más notorio que los agentes económicos ya no esperaban un PIB para este 2019 ni siquiera de 1%; ayer el Banxico dio la puntilla, modificó sensiblemente su expectativa de crecimiento para el PIB a un rango de entre 0.2 y 0.7%. La economía mexicana crecerá poco más de medio punto porcentual este año si bien le va, en el peor de los escenarios estará muy cerca del estancamiento, en caso de que los pronósticos del banco central sean certeros.

Malas noticias para el peso por donde se vea, un mal desempeño económico combinado con un recorte de la tasa interna de interés y un escenario global complicado, el peso no podía aguantar mucho más y tuvo que ajustarse a la nueva realidad en su cotización frente al dólar.

Lee: El PIB en el primer trimestre de 2019 no crece y se ubica en 0.0%

Banxico
archivo Banxico

Factores externos

Guerra comercial y expectativas de recesión: En ocasiones los vientos de la tormenta disminuyen, como cuando un huracán arriba a tierra y por algunos momentos su furia parece detenerse y hace pensar a la gente que ha pasado lo peor, solo para que de inmediato se reanuden las ráfagas de viento con toda su furia, así parece golpear en los mercados y las economías del mundo este huracán llamado Guerra Comercial.

Guerra comecial
Depositphotos

Por lo tanto, los efectos no se dejarán de sentir por muchos años, a menos que de verdad se registre en breve una solución definitiva, pero no parece ser el escenario más probable. El peso es en este contexto una de las monedas más golpeadas en los mercados cambiarios, su elevada exposición al riesgo por ser socio comercial de uno de los protagonistas de esta guerra, le ha pasado la factura.

Europa conmocionada por Brexit, Asia en la encrucijada: En Europa la posibilidad de un Brexit duro es altísima, casi un hecho; esto significa que Europa estará conmocionada por un tiempo, los efectos permanecerán varios años, es una especie de ruptura y una nueva realidad a la que deberá acostumbrarse todo un continente, si ya de por sí las expectativas de crecimiento eran bajas, ahora lo son muchos más, amén de que se incrementó la posibilidad de una recesión. 

Brexit
Depositphotos

En Asia no solamente están preocupados por los efectos de la guerra comercial que China, la máquina económica de la región, tiene con Estados Unidos, les preocupan otros factores como los movimientos sociales en Hong Kong, la inquietud en el mismo sentido en naciones como Singapur, o la desaceleración de economías que iban “jalando” al continente, adicional a lo que hace China, como Indonesia y Filipinas.

En resumen, no hay motivos para que el peso siga “fortachón”, por el contrario, es un escenario inverso del que la moneda mexicana no podrá librarse. En este sentido, recordemos que el nivel máximo histórico del peso contra el dólar se ubica en casi 22 pesos, es el techo al que puede llegar sin problema alguno.

Lee: Estos han sido los grandes ciclos del peso en México