revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

¿Los bancos reducirán el costo de los créditos en México?

Banxico tiene la puerta abierta para reducir su tasa de referencia, pero los bancos serán cautelosos; no se espera que recorten los costos de sus créditos

19-09-2019, 6:22:19 AM
crédito-bancos-deudores
El crédito de los bancos y sus deudores

Ayer, el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), bajó su tasa de referencia un cuarto de punto o 25 puntos base para colocarla en un margen de 1.75 a 2.00 por ciento anual; este movimiento abre la puerta para que la semana siguiente, el 26 de septiembre, el Banco de México (Banxico) haga el mismo movimiento y baje la tasa de referencia cuando menos un cuarto de punto a un rango de 7.50 a 7.75 por ciento también anual.

No existen muchos riesgos para que este movimiento de Banxico pudiera realizarse, a menos que en los próximos días suceda algo inesperado y de verdad muy grave en los mercados o en el ámbito económico global; con dicho ajuste, la diferencia de tasas entre México y Estados Unidos se mantendría, aproximadamente en 700 puntos base, o bien 7 puntos.

Un descenso en las tasas de interés es una buena noticia para la economía mexicana, ni duda cabe. La aparente disminución en el costo del dinero es un elemento que permite impulsar el crédito y hacer más democrático el acceso al financiamiento. Decimos que aparentemente porque, como siempre, hay detalles que debemos saber.

fed_recorte
Depositphotos

Lee: La Reserva Federal de Estados Unidos rebaja sus tasas de interés por segunda vez en el año

Tasas bajan por economía estancada

No se puede dejar de lado que las tasas de interés bajan porque se han utilizado como herramientas por parte de los bancos centrales para estimular el crecimiento económico; la debilidad de la economía y los riesgos de que quede estancada han propiciado un ciclo de bajas en las tasas, mismo que por alguna extraña razón los bancos centrales de casi todo el mundo no quieren reconocer.

Aquí mismo, en México, el banco central ha desconocido este ciclo al señalar que las tasas se ajustan únicamente por las condiciones y no porque haya un ciclo descendente. Lo que sucede es que no es un ciclo típico, propiciado por ajustes en las políticas monetarias, se trata de un ciclo atípico porque los réditos debieron bajar para tratar de sacar del bache en el que ha caído la economía global. En resumen, es buena noticia que las tasas bajen, pero esto sucede por un factor negativo, lo que propicia que dicho descenso de tasas tenga limitantes y hace más frágiles a las economías.

Lee: La Fed atrapada por halcones, palomas y… Donald Trump

Banxico
archivo Banxico

Tasas activas, no reaccionarán igual

Las tasas activas o tasas de colocación, o bien tasas para préstamos como se les conoce coloquialmente, deberían de bajar en los sitios en donde se registran descensos de las llamadas tasas de referencia, uno de esos lugares es México.

Es decir, si Banco de México sigue bajando su tasa de referencia, como lo hizo el mes pasado y como se espera que lo haga la semana siguiente, las tasas para préstamos deberían bajar en las instituciones crediticias. Sin embargo, no será fácil que bajen, al menos no con la misma velocidad, de hecho, deberían bajar con mucho mayor fuerza, pero eso será todavía menos posible.

Las tasas activas o de colocación no bajarán, cuando menos no en la misma magnitud que las tasas de referencia, por las siguientes razones:

1) Estas tasas tienen varios componentes, uno de ellos es el margen financiero que se aplica por las instituciones y que incluye el llamado riesgo crediticio, es decir, el riesgo de prestar dinero a los clientes. Aunque este margen ha bajado, no deja de tener un peso importante en la composición del costo del crédito. Por ejemplo, un préstamo personal tiene un costo actual de 25 por ciento en promedio, es decir, más del triple de la tasa de referencia del banco central mexicano. El riesgo crediticio es cuando menos la mitad de la tasa total, lo que significa que los bancos que cobran ese promedio de tasa por un préstamo personal aplican 12 puntos sólo por el riesgo crediticio. Este elemento, el riesgo de crédito, no lo van a sacrificar los bancos.

2) Como hemos señalado, las tasas en México y en el mundo han bajado por una situación complicada en la economía; eso quiere decir que los riesgos persisten y, de hecho, son altos, no hay incentivos para que las tasas para préstamos bajen, o bajen aceleradamente. Al menos no en México.

3) Al riesgo del crédito, el que se aplica por el simple hecho de prestar, se añaden riesgos como el del acreditado, que en algún momento pudiera quedarse sin trabajo o el riesgo de la tasa, que podría subir aceleradamente en cualquier momento por un factor inesperado. Son varios los factores que impiden un descenso de las tasas.

Elegir un crédito
Depositphotos

Solamente en un escenario hipotético en el que las tasas de interés se acerquen al cero absoluto y se mantengan así por un largo tiempo, podríamos ver un descenso abrupto de las tasas activas, de colocación o para préstamos, debido a que los bancos empezarán a contar con liquidez a muy bajo costo, de hecho, sin costo ya que las tasas reales serían negativas, esta masa de dinero les permitiría prestar recursos mucho más baratos que los niveles actuales.

Pero, este es un escenario hipotético, el de las tasas reales negativas que, de hecho, nunca ha sucedido en México, aunque ya pasa en otras naciones como Suiza, Dinamarca, Suecia, Finlandia y Japón; en México podría pasar algún día, pero los analistas no están muy optimistas en el corto y mediano plazo.

Lee: La Fed se encuentra preocupada por una desaceleración económica