Finanzas

Liquidez financiera, qué es y cuál es su importancia en la empresa

La liquidez financiera de una empresa es uno de sus principales indicadores financieros, ya que sirve para analizar la capacidad que tienen para cumplir con sus obligaciones de corto plazo.

23-01-2018, 5:24:04 PM
liquidez financiera

La liquidez financiera de una empresa es uno de sus principales indicadores financieros, ya que ésta sirve para analizar la capacidad que tienen para cumplir con sus obligaciones de corto plazo.

Es decir, la liquidez financiera representa la agilidad de los activos para ser convertidos en dinero en efectivo de manera inmediata. Dependiendo del grado de liquidez, se analiza la capacidad de una empresa tanto para solventar sus obligaciones como la capacidad que tiene para enfrentar una crisis.

Por lo que al igual que un activo financiero, como acciones, dependiendo de la capacidad y la velocidad que tiene para convertirse en dinero, se dice que una empresa es más o menos líquida.

Una de las métricas más utilizadas para conocer los niveles de liquidez financiera de una empresa, es el flujo de efectivo, el cual mide la capacidad de la empresa para generar el efectivo que le permita cumplir con sus obligaciones inmediatas, para sus proyectos de inversión y expansión.

Financiamiento

Uno de los métodos más comunes para que una empresa de cualquier tamaño consiga liquidez financiera es el factoraje, ya que les permite disponer anticipadamente de efectivo proveniente de sus cuentas por cobrar.

Con el factoraje, el cliente no recibe el importe total de los documentos por cobrar que cede al banco o empresa de factoraje, ya que esta cobrará un porcentaje por la prestación del servicio.

Lo anterior, dado que gran parte de los clientes suele pagar entre 30 hasta 120 días después de brindar el servicio o mercancías que vende.

En este escenario, la principal fuente de financiamiento de las empresas que opera en el país proviene de sus proveedores.

Para el 76.5% de las empresas la principal fuente de financiamiento fueron de sus proveedores, en tanto que 34.1% usó crédito de la banca comercial, 18.6% utilizó financiamiento de otras empresas del grupo corporativo y/o la oficina matriz, 6.3% de la banca de desarrollo, 5.7% de la banca domiciliada en el extranjero y 2.1% por emisión de deuda, de acuerdo con información del Banco de México, cierre del tercer trimestre del 2017

Lo anterior se acentúa en empresas de menor tamaño. El 72.9% de las compañías que emplean entre 11 y 100 empleados recibió financiamiento por parte de proveedores, mientras que para que para aquellas con más de 100 empleados, dicha proporción fue de 78.6%.

En lo que se refiere al crédito de la banca comercial, el porcentaje de empresas de hasta 100 empleados que lo señaló como fuente de financiamiento fue de 26%, mientras que la proporción de empresas con más de 100 empleados que utilizaron este tipo de financiamiento fue de 38.9%.

Entre las principales limitantes que las empresas encuentran para obtener financiamiento bancario destacan: la situación económica general (44.3%), las tasas de interés del mercado de crédito (44.3%), las condiciones de acceso al crédito bancario (38.9%), el acceso a apoyo público (37.8%), las ventas y rentabilidad de la empresa (35.8%), la disposición de los bancos a otorgar crédito (35.2%), los montos exigidos como colateral (35.1%), la capitalización de la empresa (32.1%), las dificultades para pagar el servicio de la deuda vigente (25.5%) y la historia crediticia de la empresa (21.2%).

Problemas de liquidez financiera

Las empresas, en particular las pequeñas y medianas pueden enfrentar problemas de liquidez financiera si sus clientes no pagan a tiempo o ven una merma en los recursos para enfrentar sus obligaciones inmediatas, lo que incluso puede derivar en el cumplimiento del pago de salarios.

Sin estrategias que permitan un manejo positivo de la liquidez, será necesaria una política que ayude diariamente a la empresa, de acuerdo con información de Banco Base, el cual destaca algunas medidas para contrarrestar esta situación: acceso abierto al crédito, implementar una estructura apropiada para el manejo, consejo administrativo, sistema de información, medición y seguimiento, así como planes de contingencia.

Por lo que para garantizar la solidez de un negocio es primordial tener buenos activos.

Bursatilidad

Por otro lado, en términos del mercado accionario, la bursatilidad es un concepto que hace referencia al grado de liquidez de una acción, es decir, la facilidad con la que se negocia entre los participantes.

Las acciones con mayor bursatilidad son las que más se negocian durante una sesión. En el mercado bursátil existen acciones de alta, media, baja y mínima bursatilidad.

De las 125 empresas que cotizaban en la Bolsa Mexicana de Valores, hasta mediados de enero, las 35 de mayor bursatilidad son las que se agrupan en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), el principal índice de la Bolsa local.

Leer: ¿Cómo funciona la Bolsa Mexicana de Valores (BMV)?

Comentarios