Buscador
Ver revista digital
Finanzas

La inflación no cede y Banxico puede subir las tasas de interés hasta 10%

19-04-2022, 6:10:00 AM Por:
Inflación
© Especial

Un incremento de la tasa de referencia a doble dígito va a disparar los costos de los créditos todavía más, volverá más riesgoso al mercado, pero sobre todo recortará las expectativas de crédito.

La inflación no cede ni en México ni en el mundo. Por lo tanto, las malas noticias no cesan en este asunto, al parecer el fenómeno se extenderá todavía más allá de lo que se preveía a principios de este año.

Si bien dichas previsiones se mantienen respecto a que la inflación en el mundo alcanzaría su cúspide en el segundo semestre de 2022, lo único cierto es que observamos niveles de crecimiento de precios no vistos en décadas, y que eso afecta otros indicadores.

Uno de ellos, altamente sensible sin duda alguna, es la tasa de interés.

Una encuesta realizada por Bank of America Securities sube las alertas entre los mercados y los inversionistas.

De acuerdo con dicha encuesta, la tasa de referencia del Banco de México (Banxico) podría llegar incluso a niveles de 9 por ciento al cierre de este año, o superior, de persistir las presiones de la inflación sobre la economía.

Se trata de la primera ocasión, también en décadas, en la que los encuestados, inversionistas y analistas en su gran mayoría, tienen una expectativa tan negativa en ese sentido. De hecho, algunos ubican la tasa de referencia de Banxico entre 9 y 10 por ciento, lo que significa que podrían desanclarse en cualquier momento las expectativas de inflación en el mercado, considerando que la tasa actual está en 6.5 por ciento y que apenas a principios de año se tenía un objetivo máximo de 8 por ciento para el cierre de este 2022. Si bien todavía son pocos los analistas que esperarían una tasa objetivo de Banxico de doble dígito, es para llamar la atención que algo así suceda en los mercados y entre los analistas.

No es un asunto menor, es algo en verdad grave que debería obligar a las autoridades a voltear la mirada hacia un tema que debe tener prioridad siempre en la agenda del país: la economía.

Por una parte, está el impacto y el movimiento en los mercados financieros, sin duda de relevancia. Pero todo eso que sucede en las altas esferas financieras se resiente sí o sí en la gente común, en millones de empresas y hasta en el costo financiero de los gobiernos (federal, estatal y municipal) por más que se quiera evitar o minimizar con discursos.

Tasa objetivo de Banxico alcanzaría niveles históricos desde que dejó el “corto”

A partir del 21 de enero de 2008, el Banco de México adoptó la tasa de interés interbancaria a un día (“tasa de fondeo bancario”) en sustitución del saldo sobre las cuentas corrientes que la banca mantiene en el propio Banco (objetivo conocido como el “corto”).

En los hechos, el esquema operaba desde 2003, pero el largo periodo de transición logró que los mercados maduraran dicho esquema y que no hubiera problema alguno con los movimientos previos.

De acuerdo con las cifras históricas disponibles, la primera tasa objetivo de Banxico ya como herramienta principal de política monetaria fue fijada en 7.5 por ciento; posteriormente tuvo algunos ajustes al alza, sobre todo en la época de la crisis subprime, cuando alcanzó niveles de 8.25 por ciento.

De hacerse realidad los pronósticos, hablamos de que las tasas de interés van a subir más todavía en México; sólo a la tasa de referencia o tasa objetivo de Banxico le queda cuando menos un avance de 250 puntos base.

¿Llegaremos a ver una tasa objetivo de doble dígito? Ojalá no, porque eso hablaría de que la inflación sigue su camino ascendente, pero lo cierto es que todo puede suceder en estos momentos. Un incremento de la tasa de referencia a doble dígito va a disparar los costos de los créditos todavía más, volverá más riesgoso al mercado, pero sobre todo recortará las expectativas de crédito en la banca tradicional mientras que el sector Fintech no es todavía lo suficientemente maduro para enfrentar ese mercado que se descuidará con toda intención.

Dinero caro, lugar común, pero muy cierto

El dinero en México será cada vez más caro los próximos meses debido al aumento de las tasas de interés que se prevé por parte de los economistas encuestados por BofA, y también por los que aportan sus expectativas a organismos como Banxico.

Parece un lugar común, pero aunque lo sea, no deja de ser relevante, y sobre todo de gran impacto en las economías familiares, empresariales y de todo tipo.

Recordemos algo: en una racha bajista las tasas de interés para créditos retroceden paulatinamente, poco o incluso nada, pero en una trayectoria alcista de esas mismas tasas de interés, los costos para los préstamos suben a la misma velocidad o incluso más.

No son tiempos de relajamiento crediticio en todos los sentidos, ni para el que lo otorga ni para el que lo adquiere.

Maíz y petróleo, dos muestras

Al inicio de esta semana los precios internacionales del maíz en los mercados de futuros volvieron a subir y se colocaron en niveles máximos de casi una década. El precio del maíz, marcado por los contratos de futuros para julio, cerró este lunes en 8.07 dólares la fanega estadounidense, su precio más alto desde septiembre de 2012, según medios especializados.

Por su parte, los precios internacionales del petróleo se consolidan otra vez arriba de 100 dólares por barril.

Estos dos commodities, de diferentes segmentos, muestran por sí mismos lo que sucede en el mundo. Como señalamos al inicio del artículo, la inflación no cede, ni cederá en el corto plazo, tanto en México como en el mundo.

MÁS NOTICIAS:

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios