Finanzas

¿La cancelación del NAIM afectó a tu Afore? Esto dice la Consar

Los ahorros de los trabajadores no pueden reportar técnicamente pérdidas hasta que no sean liquidados ya que las afores invierten a largo plazo

05-11-2018, 1:05:32 PM
afores
La volatilidad financiera del país y las perspectivas negativas comenzarían a cobrar factura.

Como resultado de la cancelación de las obras de lo que iba a ser el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), las Afores registraron una minusvalía de 131 mil millones de pesos en el décimo mes de 2018, informó este lunes la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) en su reporte mensual sobre el monto de los activos que registra el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).

De acuerdo con las cifras publicadas este 5 de noviembre por el agente regulador del sistema de pensiones en el país, al cierre de octubre los activos que manejan las Afores, conformados por el ahorro de los trabajadores, ascendieron a 3 billones 283 mil 428 millones de pesos, cifra que es inferior en 131 mil 833 millones de pesos, en comparación con el mismo periodo del 2017.

Lee: Las consecuencias legales de la cancelación del Nuevo Aeropuerto

La disminución del valor de los activos que manejan las Afores, es consecuencia directa de la volatilidad en los mercados financieros, debido a la cancelación de las obras del NAIM, que ha repercutido en mayor tasa de interés por el incremento del llamado riesgo financiero y riesgo-país en las últimas semanas. 

¿Pérdidas o minusvalías?

Existe una duda casi constante tanto en el mercado como entre los ahorradores mexicanos respecto a si lo que sucede cuando bajan los activos manejados por las Afores es una pérdida o una minusvalía.

Para ello es importante mencionar primero que nada lo que significa cada uno de estos conceptos: pérdida, como se sabe, es la disminución del valor de un activo, como consecuencia de un movimiento del mercado o de una mala administración. Aunque dicho valor puede recuperarse en cualquier momento, lo cierto es que en ese instante en el que se hace la valuación el valor total 8valga la redundancia) es menor, su valor de mercado es menor.

En cambio, una minusvalía es la pérdida de valor temporal, de un activo, la palabra temporal es la clave que marca la diferencia.

aforesDespositphotos

Los activos que manejan las Afores tuvieron una minusvalía de 131 mdp, según la Consar.

La pérdida de valor temporal obedece a que, si bien en el momento de la valuación de dicho activo el valor es menor al de otro periodo, ese mismo valor puede recuperarse ya que el activo sigue invertido en el mercado, sigue sujeto a las fuerzas de las inversiones, puede volver a bajar, pero igualmente puede recuperarse y subir, como ha sido el caso de otros años.

Lo cierto es que, por el momento, las inversiones de los recursos de los trabajadores mexicanos en las Afores no pasan su mejor momento, con la minusvalía de octubre se acumulan tres periodos negativos en el año (febrero, mayo y octubre).

Los ahorros de los trabajadores no pueden reportar técnicamente pérdidas hasta que no sean liquidados, recordemos que por lo general dichos ahorros están invertidos con una perspectiva de largo plazo ya que la mayoría de los empleados se van a retirar en un horizonte de 10 años o más, por lo que ahora no podemos hablar de pérdidas sino de una disminución temporal dl valor de sus activos (minusvalías). 

Valuación de bonos del NAIM, la causa

La minusvalía en los activos totales que manejan las Afores, durante el mes de octubre, obedeció a la valuación que hacen día con día las Afores, obligadas por ley, de acuerdo a las condiciones de los mercados.

Cada día, las Afores valúan sus activos, de manera que están en condiciones de señalan las condiciones de cada peso que reciben, en materia de rendimientos.

Si bien, la perspectiva de inversión es de largo plazo, como señalamos arriba, la ley obliga a las Afores a valuar diario sus posiciones y, sobre todo, a informar sobre plusvalías y minusvalías, es así como se elaboran los reportes mensuales.

En este caso, debido a la enorme volatilidad financiera de octubre, cuando las tasas de interés de México y el riesgo-país se incrementaron, las Afores valuaron sus bonos a un precio diferente, provocando pérdidas.

Recomendamos: ICA y Grupo Hermes respetarán la cancelación del Nuevo Aeropuerto

Es un asunto un tanto técnico, pero en valuación de bonos es importante saber que estos tienen no solo una tasa de rendimiento sino un precio de colocación, ambos se comportan de manera inversa: cuando la tasa sube el precio baja, y viceversa.

Al final es el precio el que se utilizará para vender esa posición y recuperar el dinero, de modo que si la tasa de interés del mercado mexicano subió en las últimas semanas, el precio de los bonos bajó, y generó minusvalía.

También podría interesarte:

Comentarios