Buscador

Lo más visto

Ver revista digital
Finanzas

Estos son los riesgos para los bancos mexicanos después del COVID-19

26-05-2020, 6:10:06 AM Por:
Peso
© Especial

Exposición a un débil sector energético, la desconfianza en la inversión y menor resiliencia económica son los retos para el sistema bancario después de la epidemia.

Los bancos en América Latina afrontan un periodo de cambios negativos en las calificaciones debido a los efectos de la pandemia del coronavirus, el shock en los precios del petróleo y la volatilidad en el mercado.

En su reporte denominado “Monitor de las instituciones financieras en América Latina, segundo semestre 2020: COVID-19 impacta rentabilidad de los bancos“; S&P Global Ratings analiza la situación de los bancos de la región para el segundo semestre del año con la intención de anticipar los efectos que tendrán sobre sus finanzas factores como la reciente pandemia.

En el caso de México y su economía, S&P Global Ratings anticipa que la recuperación será más lenta, en donde la debilidad económica preexistente, los retrasos en las medidas de contención del virus que generan el riesgo de que se prolongue la crisis de salud, y la limitada respuesta en cuanto a políticas económicas, significará que tomará más tiempo reparar el daño al mercado laboral y a la dinámica de inversión.

De acuerdo con el reporte de la calificadora, los bancos mexicanos actualmente afrontan mayores riesgos económicos debido al continuo deterioro del sector energético. Esto se ilustra con la contracción económica de 2019, que erosionó la confianza de negocio y de inversión del sector privado, y por el deterioro constante del sector energético.

La menor resiliencia económica también se demuestra con las expectativas económicas todavía más bajas para 2020, exacerbadas por la inestabilidad mundial resultado de la COVID-19 (producto del brote de coronavirus, actualmente se estima una contracción en Estados Unidos en 2020, que será un lastre para México) y la caída de los precios del petróleo (lo que perjudica a la empresa estatal, Petróleos Mexicanos (Pemex), y aumenta los pasivos contingentes del gobierno).

Lee: Estas son las facilidades que te darán los bancos por el COVID-19

En este sentido, se espera que persistan las condiciones económicas débiles en 2020, pero no se prevé que los indicadores de calidad de activos bancarios se deterioren significativamente (incluyendo los activos improductivos y las pérdidas crediticias), y también se prevé que la rentabilidad bancaria se mantendrá adecuada (a pesar de las menores tasas de interés y de potenciales requerimientos de reservas más altas), con base en las conservadoras estrategias de crecimiento y las prácticas de otorgamiento de crédito de los bancos.

S&P Global Ratings opina que el nivel de riesgo económico actual ya captura un potencial deterioro en estos indicadores. Sin embargo, la calificadora se mantendrá alerta ante la posible afectación de la trayectoria de los indicadores, de calidad de activos y de la rentabilidad de los bancos mexicanos, los cuales en caso de estar significativamente por encima de sus expectativas en los siguientes 12 a 18 meses, podrían llevar a revisar la tendencia del riesgo económico de México a negativa desde estable.

Estos son los factores que salvarán al sistema bancario de la región

En su reporte, S&P Global Ratings señala una serie de factores que desde su punto de vista permitirá que los bancos latinoamericanos salgan avantes de la crisis desatada por la Covid19, son los siguientes:

Los niveles de liquidez generalmente altos y la baja dependencia del financiamiento externo y mayorista, debido a que los depósitos minoristas proporcionan la mayor parte de las fuentes de financiamiento de las instituciones financieras latinoamericanas.

− Los márgenes saludables y la cobertura con provisiones que proporcionan una protección en tiempos de estrés económico.

− El apoyo sustancial y la flexibilidad que los sistemas bancarios recibirán de las autoridades públicas para alentarlos a seguir otorgando préstamos a hogares y empresas, ya sea en forma de liquidez o garantías de crédito, y alivio en los requisitos mínimos de capital regulatorio y liquidez.

− La probabilidad en un escenario base de un repunte de 3 por ciento en el producto interno bruto (PIB) de América Latina en 2021 después de una fuerte contracción de 5 por ciento este año (el pronóstico ponderado del PIB incluye las cinco economías más grandes), incluso si esta contracción y la recuperación resultante varían considerablemente entre países.

El efecto de la baja en la calificación de México y la inversión de Pemex

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios