revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

Este sector lo está pasando mal con las tasas de interés bajas

Las aseguradoras no viven solamente del cobro de primas. Deben invertir en títulos de baja volatilidad y elevada capacidad de pago, como son los valores de los gobiernos

02-12-2019, 6:10:01 AM
Dinero

Se cumple una década de tasas de interés bajas, muy bajas e incluso históricamente bajas. Este fenómeno fue inducido por los bancos centrales a partir de la crisis hipotecaria de 2008, con la intención de mantener a flote a la economía mundial en primera instancia y, posteriormente, reanimarla.

Los objetivos se cumplieron a medias. En efecto, la economía del planeta no entró en una Gran Recesión, pero tampoco se reanimó como se esperaba, hoy la economía del planeta está atrapada en la llamada “trampa del crecimiento“, caracterizada por un crecimiento plano, muy bajo para los requerimientos de la inmensa mayoría de los países.

Con todo, las tasas históricamente bajas parecen ser una buena noticia para todos los sectores o, mejor dicho, para casi todos los sectores.

Dinero
Depositphotos

Por increíble que parezca, hay un sector que no la ha pasado bien con estos niveles de tasas de interés, lo ha padecido y al parecer lo seguirá padeciendo por que las tasas muy bajas seguirán. Es el sector asegurador.

Una década de dinero barato ha desequilibrado a las aseguradoras

Natixis IM, gestora de activos y fondos de inversión realizó una encuesta a nivel mundial entre 200 directores de inversión y detectó que las empresas de seguros de todo el mundo buscan alternativas para ocupar el vacío que ha dejado la baja rentabilidad de la deuda en la última década. Esto es consecuencia directa de los tipos de interés increíblemente bajos, lo que impacta en las empresas de seguros de vida, propiedad, contra accidentes y reaseguradoras.

Te puede interesar: Las aseguradoras enfrentarán un golpe de 6,500 mdp por AMLO

Seguros
Depositphotos Seguros

¿Y por qué impactan tanto las tasas de interés históricamente bajas? La respuesta se encuentra en la esencia del negocio. Las aseguradoras en general y todo lo que gira a su alrededor, a diferencia del resto de los participantes del sector financiero, tienen obligadamente un perfil de inversión de muy largo plazo por dos razones:

1) El perfil de sus obligaciones son de largo plazo. Por lo tanto, sus inversiones deben ser en el mismo sentido.

2) Las regulaciones para el sector asegurador en México y en todo el mundo son muy estrictas para este sector en cuanto a las inversiones que deben realizar. Sería muy riesgoso que las aseguradoras invirtieran sus recursos en activos de elevado riesgo y volatilidad, si llega a registrarse un colapso y pérdidas, se crearía una crisis sistémica imposible de controlar, con impactos inimaginables para la economía y las finanzas de millones de personas en el planeta.

El problema es que las aseguradoras enfrentan hoy un escenario no contemplado hace algunos años y que ya se prolongó una década: dinero excesivamente barato.

peso

“En la última década, las empresas de seguros han sufrido la reducción de sus márgenes en un entorno de baja rentabilidad. Las características de la deuda privada, el capital privado y otros tipos de inversiones alternativas ofrecen una posible solución a la insignificante rentabilidad del mercado de deuda, al que las empresas de seguros siempre han recurrido para encontrar una rentabilidad estable equiparable a la de sus obligaciones”, dijo Mauricio Giordano, Director General de Natixis IM en México.

“Cada vez más, las aseguradoras están dispuestas a asumir el riesgo de liquidez en busca de mayores rendimientos para equilibrar la generación alfa con el coste de capital, al tiempo que protegen los activos de las pérdidas”, señaló.

El escenario es complejo

Aunque un costo de financiamiento muy bajo para impulsar la economía debería ser una buena noticia para el mundo, para el sector asegurador se ha convertido en un reto mayúsculo, por lo que buscan alternativas para incrementar la rentabilidad porque finalmente este factor es determinante para el negocio, que no sólo vive del cobro de primas, sino de rendimiento de esas aportaciones.

En consecuencia, las empresas de seguros están dispuestas a correr más riesgos de liquidez en busca de un mayor rendimiento, la encuesta de Natixis señaló que tres cuartas partes (75%) de los encuestados declaró que es esencial contar con clases de activos alternativos, y más de la mitad (53%) afirma que cada vez utilizan más alternativas como sustitución a los ingresos fijos.

Esto le espera a la economía de México en lo que resta de 2019
Especial

Las barreras normativas

Como señalamos anteriormente, las normas vigentes en el mundo, prácticamente todas ellas totalmente inflexibles, son uno de los grandes obstáculos para que las aseguradoras puedan invertir en activos de mayor riesgo.

Esta encuesta ha puesto de manifiesto que, a pesar del aumento del atractivo de las alternativas entre las empresas de seguros, casi la totalidad (89%) de los equipos de inversión de estas empresas aseguran que las normativas les impiden invertir en estas clases de activos, ya que los requisitos normativos del capital, por ejemplo, conllevan la orientación natural de los portafolios hacia ingresos fijos de baja rentabilidad.

La tasa de 89% implica un considerable aumento, en comparación con la misma encuesta de 2015, antes de la entrada en vigor de Solvency II. En la encuesta de 2015, apenas la mitad de las empresas de seguros confirmó que los requisitos normativos y de capital fueran intentos frustrados de invertir en clases de activos nuevos y alternativos.

En resumen, estas son las causas por las que las aseguradoras no pueden obtener mayor rentabilidad en sus inversiones, lo que con el tiempo podría convertirse en un grave problema para las finanzas de muchas de ellas y en riesgos adicionales:

  • Complejidad (51%)
  • Restricciones de inversión de su organización (42%)
  • Tasas (42%)
  • Limitaciones normativas (41%)
  • Problemas de liquidez (37%)
desaceleracion
archivo

Conclusión

¿Cuál sería la solución? Lamentablemente no hay una respuesta concreta y el tiempo sigue su trayectoria inexorable.

La encuesta concluye que los equipos de inversión buscan la experiencia externa de gestión financiera para poder acceder a capacidades innovadoras y especializadas. Siete de cada diez (72%) de los encuestados externaliza parte de su portafolios, y el 10% de las empresas de seguros delega la totalidad de su portafolios a una empresa externa. De media, los inversionistas de las empresas de seguros externalizan casi la mitad (48%) de su portafolios.

Lee: Se aproxima una ola de tasas de interés a la baja