Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Estas son las pensiones “VIP” en México y los problemas que generan

26-08-2020, 8:33:13 AM Por:
Pensión
© Especial

Existen algunas instituciones que otorgan a sus trabajadores pensiones que la inmensa mayoría de los trabajadores mexicanos jamás conocerán.

En México y en el mundo existe una disyuntiva fundamental en los sistemas de pensiones, dicha disyuntiva se enfoca en si estos sistemas son justos o son sostenibles. Es complicado llegar al equilibrio entre ambos conceptos por la esencia de los sistemas pensionarios en cada nación.

En su análisis denominado Temas Selectos de Pensiones, la Fundación de Estudios Financieros, Fundef A.C., explica que los dos regímenes de sistemas pensionarios vigentes en México, el de contribución definida y el de beneficio definido, cada uno lleva a resultados diferentes y tocan los dos extremos de la disyuntiva. En el primer caso, el sistema de contribución definida es en términos generales un sistema sostenible porque los riesgos financieros no son para las finanzas públicas sino para los trabajadores, pero estos tienen problemas en su vejez si no ahorran lo suficiente.

En este sentido, los individuos tendrán su pensión acorde al nivel de ahorro que hayan logrado a lo largo de su vida laboral. Este sistema es el del ahorro para el retiro en el que los recursos son administrados generalmente por entidades especializadas, en México se conocen como Administradoras de Ahorro para el Retiro (Afores).

Pero en nuestro país todavía está vigente en muchas instituciones gubernamentales el esquema de beneficio definido. Este sistema es en esencia insostenible e injusto porque los beneficios son significativamente mayores a las contribuciones.

En este sistema, los trabajadores perciben remuneraciones adecuadas por su trabajo y además tienen una alta pensión, por lo que se considera un beneficio no proporcional ya que otros trabajadores en México no lo tienen, de hecho, la mayoría nunca lo tendrá.

Estos beneficios son financiados o pagados por la sociedad en su conjunto, para un pequeño grupo privilegiado, lo que genera inequidad entre la población, de acuerdo con el análisis de Fundef.

Existen ejemplos claros de este tipo de Sistemas que no son sostenibles y que también son un privilegio para unos cuantos: es el caso de los trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), el de los trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el más recientemente señalado por el ajuste que se hizo en sus estatutos para que se regresara a los viejos privilegios, el caso de los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Casi todos los trabajadores de estas instituciones se pensionarán con condiciones que una inmensa mayoría de los trabajadores mexicanos jamás conocerán porque no tienen contratos negociados al amparo de sindicatos y con arreglos cupulares.

Los trabajadores de Pemex, por ejemplo, que tenían más de 15 años de antigüedad en 2015, pueden jubilarse a los 55 años de edad y 30 de servicio, con lo que reciben el cien por ciento de su salario vigente al momento del retiro. El ajuste realizado hace 5 años al modelo de pensión de cualquier manera es ventajoso con respecto al promedio de los trabajadores mexicanos, ya que pueden jubilarse a los 60 años de edad si tienen 30 años de servicio.

Lee: Solo un 25% de la “Generación Afore” tendrá una pensión

Se supone que a partir de 2016 todos los trabajadores que ingresan a Pemex lo hacen bajo la modalidad de cuentas individuales, es decir, por contribución definida; aún así, deberán pasar varias décadas para que la carga financiera en Pemex por concepto de pensiones deje de ser un problema. Pemex, por cierto, se encuentra en virtual quiebra con una deuda externa de más de 100 mil millones de dólares y pérdidas acumuladas históricas en este año.

Para el caso del IMSS, las pensiones de los trabajadores son en esencia muy similares, los trabajadores varones con 60 años de edad y 35 de servicio pueden pensionarse al 100 por ciento de acuerdo al Convenio adicional para las jubilaciones y pensiones de los trabajadores de base de nuevo ingreso, firmado por la institución y el sindicato en el año 2006. Las trabajadoras pueden pensionarse si tienen 34 años de servicio y 60 de edad.

Apenas hace unos días, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) acordó con el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (Suterm) reducir la edad y los años de servicio para la jubilación a los trabajadores sindicalizados, esto es a todas luces un régimen pensionario de privilegio para estos trabajadores respecto a otros, públicos y privados.

El problema del financiamiento generacional

El problema de los regímenes de pensiones que tienen instituciones como Pemex, IMSS y la CFE es que son del siglo pasado, cuando en México y en muchas partes del mundo el envejecimiento poblacional no era un problema sino una perspectiva realmente muy lejana; de este modo los trabajadores activos financiaban con su trabajo y sus aportaciones las pensiones de los trabajadores que pasaban a retiro, y así sucesivamente,

El problema es que el llamado “bono demográfico” se empieza a perder, es cierto que en México todavía está vigente, pero no será por mucho tiempo. Entonces, independientemente de lo desiguales e injustos que son los esquemas de pensiones como los anteriormente señalados, está el gran problema de que no habrá forma de financiarlos sin grandes sacrificios para los trabajadores activos, hasta que llegue el momento en el que los trabajadores jóvenes y activos serán mucho menos que los pensionados, eso pasa ya en naciones como Japón, Italia y Corea, es cuando la finanzas de un país están en grave riesgo de colapsar porque los recursos necesarios para pagar pensiones son mucho mayores a los flujos que se generan con el trabajo, mediante el PIB.

“El reto es dar seguridad financiera a un mayor número de pensionados que será creciente en el tiempo. El esquema debe ser sustentable para que las generaciones más jóvenes no asuman todo este costo. Dicho de otra manera, la carga de las pensiones se debe asignar entre las distintas generaciones”, explica Fundef.

Lee: Por qué los Millennials deben pagar las pensiones de Pemex y CFE

No será fácil acabar con regímenes de privilegios

El análisis del organismo señala que, pese a lo injusto que son este tipo de esquemas pensionarios de privilegios, no será fácil acabar con ellos. Las resistencias serán múltiples y considerables, ya lo hemos visto en parte de Europa en naciones como Francia, que tuvo revueltas importantes hace algún tiempo cuando se intentó modificar estos esquemas, en México sucederá lo mismo llegado el momento, opina Fundef.

Pero, inevitablemente, en el tema del retiro será necesario un cambio de paradigma, ya que las nuevas generaciones no van a ser suficientes, con los años, en número para mantener a los viejos. La combinación de una menor tasa de fertilidad, con una baja mortalidad infantil y con el hecho de que la población en promedio está viviendo más tiempo, hacen que la estructura de la misma población esté cambiando para volverse vieja. Esto se refleja en que la proporción de personas de 65 años y mayores en la población total va en aumento.

El punto medio

Con el paso de los años, los sistemas pensionarios del mundo deberán encontrar un punto medio, señala Fundef, un punto en el que sean, en la medida de lo posible, justos y sostenibles para todas las generaciones que vienen. Pero esto no será pronto, hace 3 años el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) destacó también en un análisis que para el caso del IMSS, se prevé que el gasto en pensiones con beneficio definido, donde la institución las paga, se extinguiría hasta el año 2090; para el año 2075 sucedería con el caso del ISSSTE, para el año 2090 en la CFE (antes del ajuste de la semana pasada), y para el 2074 en el caso de Luz y Fuerza del Centro (sin olvidar que la compañía ya fue liquidada). Es un hecho que un nuevo régimen pensionario, más justo y sostenible, no lo veremos casi ninguna de las generaciones actuales.

Lee: Por qué el sistema de pensiones en México es de los peores en el mundo

Afores CFE contribución definida issste pensionados pemex pensiones
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

revista

Revista Digital Alto Nivel

Septiembre 2020

Te recomendamos estos artículos de este mes:

Cultura financiera y diversificación: armas frente a la crisis
Cultura financiera y diversificación: armas frente a la crisis
La pandemia nos obligó a tener conciencia sobre la ciberseguridad: Fortinet
La pandemia nos obligó a tener conciencia sobre la ciberseguridad: Fortinet
La nueva era de Volkswagen
La nueva era de Volkswagen
Disminuyen delitos comunes, pero no por un cambio en la estrategia de seguridad
Disminuyen delitos comunes, pero no por un cambio en la estrategia de seguridad
COVID-19: un desafío para las aseguradoras
COVID-19: un desafío para las aseguradoras
Internet dedicado: la pista privada para que corras tu Bugatti
Internet dedicado: la pista privada para que corras tu Bugatti
Comentarios