revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

Estas razones explican la racha negativa de la BMV y sus consecuencias

La BMV ha alcanzado su peor racha negativa del siglo XXI, aunque las pérdidas no son tan relevantes por su magnitud, llama la atención esta racha

08-05-2019, 6:43:30 AM

El principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC, pasa por un momento complicado; ayer martes ligó 11 sesiones de pérdidas para colocarse en 43 mil 583.60 puntos, su menor nivel en poco más de dos meses, desde el 4 de marzo cuando se ubicó en 43 mil 339.75 puntos.

Alto Nivel

Habría que remontarse al siglo pasado para encontrar una racha perdedora igual o más extensa como la que ayer se acumuló en el principal indicador bursátil; la magnitud no es tan relevante si lo vemos en el día a día, pero la acumulación de pérdidas es de llamar la atención. En este siglo se habían registrado en algunas ocasiones hasta 10 sesiones negativas al hilo, pero ayer se batieron todos los récords vigentes.

¿Qué ocasiona este rally negativo que ha montado al principal indicador accionario mexicano en un auténtico tobogán?, ¿cuáles serían las consecuencias que pudieran generarse por la ola de pérdidas que tienen asolada a la Bolsa Mexicana de Valores?, enseguida dibujamos un pequeño escenario.

Lee: ¿Cómo funciona la Bolsa Mexicana de Valores?

BMV
depositphotos Bolsa mexicana de valores

Ola de pérdidas sin precedente en el siglo XXI

Primero que nada, vale la pena insistir en el récord de sesiones negativas que ha impuesto la BMV en este siglo, fue precisamente ayer martes; si siguen las pérdidas desde luego que se impondrán nuevas marcas. Apenas entre el 25 de febrero y el 8 de marzo pasado se ligaron 10 jornadas en terreno negativo, era hasta ahora la peor racha perdedora del mercado en tres años, ya que algo así no se observaba desde el periodo que abarcó del 24 de diciembre de 2015 al 8 de enero de 2016 cuando igualmente se ligaron 10 sesiones en números rojos.

Como señalamos, quizás el único dato esperanzador en esta racha negativa reciente de 11 sesiones es la magnitud de las pérdidas en el día a día, apenas ayer se registró una caída superior al punto porcentual ya que el principal indicador de la BMV perdió 1.21 por ciento, todos los demás ajustes negativos fueron inferiores al uno por ciento.

Lee: Así es el juego del futbol que se disputa en la Bolsa de Valores

Por qué de la caída bursátil

Son varias las causas. Por supuesto tienen un componente interno y otro externo. En lo interno, las cifras de las empresas durante el primer trimestre del año no fueron del todo positivas, pero tampoco tan negativas como para inyectar el evidente pesimismo que observamos en el mercado; esta ola de pérdidas está muy asociada a las cifras negativas de crecimiento, el peor para un inicio de sexenio desde la administración de Ernesto Zedillo Ponce de León. Recordemos que en materia bursátil las expectativas juegan un papel fundamental, una cosa es ir “requetebien” de acuerdo al discurso gubernamental y otra muy distinta es la realidad de las cifras, estas últimas son las que los inversionistas toman como base para sus expectativas, para invertir pues.

En lo externo recientemente la tensión comercial entre China y Estados Unidos ha incrementado el pesimismo; pero, lo cierto es que los mercados emergentes empiezan a resentir también las expectativas negativas de los inversionistas que esperan mejores tiempos para estas plazas; en Latinoamérica es más que evidente la cautela de los capitales en los dos gigantes de la región debido a que ambos tienen nuevos gobiernos y prefieren esperar a que pase más el tiempo para evaluar las acciones que han tomado hasta ahora. Esos dos gigantes son por supuesto México y Brasil.

Lee: EU tendrá una nueva Bolsa de Valores, ¿qué pasará con Wall Street?

Reuters

Las consecuencias

Como hemos señalado, hasta ahora el mercado bursátil ha reportado descensos más o menos moderados, no dejan de ser perdidas pero las malas noticias serían todavía peores si se registraran descalabros pronunciados.

De hecho, en el balance del año el mercado de valores mexicano todavía se encuentra en terreno negativo, a pesar de la ola negativa sin precedentes en el siglo 21; de acuerdo con las cifras, el principal indicador accionario de la BMV registra una ganancia de 4.66 por ciento toda vez que terminó el año pasado en 41 mil 640.27 puntos y ayer quedó en 43 mil 583.60 unidades. Más aún, el incipiente balance de la administración actual también es positivo, con una ganancia de 4.24 por ciento. Digamos que, si bien no son ganancias acumuladas espectaculares, estamos en zona positiva para el mercado en los dos periodos mencionados previamente.

La fotografía se observa diferente en el largo plazo; en el balance de 12 meses tenemos una pérdida de 6.71 por ciento para el principal indicador de la BMV. Recordemos que hace un año todavía no se celebraban las elecciones presidenciales y mucho menos tomaba posesión el ganador. Este factor es importante porque lo anterior quiere decir que en el balance anual hay elementos que no han sido del todo favorables para el mercado, incluso no nos referimos al resultado electoral que se dio en plena democracia, sino quizás a algunas de las medidas o políticas públicas adoptadas posteriormente (NAIM, rescate de Pemex, por mencionar algunos).

Como sea, las consecuencias de este desplome del mercado, no tanto quizás en magnitud, pero no deja de ser un desplome por la seguidilla de pérdidas, puede reflejar el pesimismo en torno al crecimiento económico del país, los constantes problemas de inseguridad, y no debemos ni podemos olvidar el riesgo llamado Pemex.

De seguir la racha de pérdidas, habrá consecuencias cada vez más negativas; por ejemplo, ¿que le parecería un aumento obligado de las tasas de interés por parte del banco central mexicano en caso de que la inflación repunte más de los esperado, tal como algunos analistas lo consideran?, anótelo en la agenda.

Lee: Guía para invertir en la Bolsa de Valores e incrementar tu dinero

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios