Buscador
Ver revista digital
Finanzas

El precio del petróleo seguirá al alza, así lo reflejan las “alocadas” cotizaciones de futuros

19-10-2021, 6:20:00 AM Por:
Petroleo
© Depositphotos

Si bien las opciones en los mercados de futuros no son letra escrita, suelen ser utilizadas por los operadores para definir la tendencia de un indicador.

En el mundo todo puede suceder, es algo que la misma pandemia nos lo ha demostrado, para no ir demasiado lejos. Sin embargo, también hay tendencias que no se pueden evitar y todo indica que, salvo un factor extraordinario que interrumpa la carrera alcista del mercado, los precios del petróleo subirán a 100 dólares por barril en algún momento de los próximos meses, o incluso podrían alcanzar niveles jamás vistos.

Al menos, esas son las expectativas de hoy día en los mercados de futuros energéticos; lo anterior es una buena noticia en términos de ingresos potenciales para las finanzas de las principales naciones productoras de petróleo, pero una seria amenaza para la recuperación mundial.

Los mercados marcan tendencia, no mandan en la trayectoria definitiva, pero tienen mucho que ver en el desempeño de los precios. Es así como la plataforma operativa del Chicago Mercantile Exchange (CME) Group, utilizada como el gestor del mercado de materias primas de Chicago, refleja cada vez más posiciones alcistas por arriba de los 100 dólares por barril de petróleo, con vencimientos para el próximo año. Y no precisamente para inicios de 2022, sino para después del primer semestre del año.

En este mercado de futuros, desde la semana pasada hay cada vez más “opciones” sobre niveles de 100 dólares y más. Este indicador le otorga el derecho a un inversor a ejecutar una compra a precios reducidos si cotiza por arriba de un determinado nivel.

¿Las opciones son precios?

Los operadores suelen utilizar el mercado de opciones en los futuros para cubrir posiciones a largo plazo, toda vez que usualmente tienen un costo inferior en comparación a la compra directa de un activo en los llamados mercados spot.

Son precios futuros basados en expectativas, no necesariamente se concretarán. De hecho, muchas veces la cotización del activo no se parece al del futuro cuando llega el vencimiento, pero su valor como herramienta de cobertura es muy útil para disminuir muchos riesgos financieros y de precios. En este sentido, la herramienta de gestión del CME, llamada QuikStrike, ubica ya posiciones con precios del petróleo que van desde un “modesto” 95 dólares por barril, hasta uno “alocado” de 180 dólares y, de acuerdo con algunas versiones en medios como el Wall Street Journal, la semana anterior se llegaron a reflejar precios de hasta 200 dólares.

Nuevamente, estos precios no necesariamente serán los que estén vigentes para entonces, pero lo que sí reflejan las cotizaciones con toda rotundidad es la tendencia del commodity, totalmente alcista en los meses por venir.

Cualquier operador tiene la opción de comprar o no, por eso se llaman opciones, una vez llegado el momento del vencimiento del contrato. Sin embargo, las cotizaciones futuras se realizan con base en una serie de factores que determinan el precio del producto, es lógico que los precios futuros sean superiores a los actuales o del mercado spot, sólo que en algunas ocasiones este tipo de cotizaciones son “exageradas”, reflejo de las condiciones vigentes en el mercado y de las expectativas en el horizonte de tiempo.

El mercado de opciones es uno de los más utilizados en el mundo por los operadores y analistas para detectar tendencias sobre cualquier activo a mediano o largo plazo; según los reportes más recientes, desde la semana anterior es cada vez más usual ver opciones de 100 dólares y más en el barril del petróleo.

Como sabemos, el precio máximo histórico del barril del petróleo, para el caso del Brent del Mar del Norte, es de 143.95 dólares por barril, fue registrado el 3 de julio de 2008; es decir, luego de 13 años, los mercados de futuros marcan fuertes probabilidades de que en algún momento de los próximos meses se vuelva a registrar un hito, o simplemente sea una racha alcista que se contuvo.

Factores que impulsarían los petroprecios

El invierno se acerca, lenta pero inexorablemente, al hemisferio norte. Al parecer las primeras expectativas señalan que podría ser intenso en cuanto al frío. Este es un factor que golpea a los mercados por el lógico incremento de la demanda en caso de que efectivamente se enfrente un invierno más adverso respecto a otros años.

Adicionalmente, los mercados consideran que las acciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) más sus aliados, especialmente Rusia, son insuficientes para satisfacer el aumento en la demanda generado por la reactivación económica y la contracción registrada por parte de los productores estadounidenses, otro de los factores que han impulsado las cotizaciones.

La OPEP actúa cuidadosamente para no “dinamitar” los precios, pero en su afán de buscar mejores cotizaciones los podría llevar a niveles estratosféricos, que de igual manera representarán un obstáculo para la recuperación.

Por si algo faltara, la demanda de petróleo tiene un factor adicional: el impulso de los precios del gas, ya que muchos países han empezado a quemar petróleo para producir energía ante los prohibitivos precios de este energético.

Si vemos el panorama completo, no parece haber en este momento un sólo factor a favor de un descenso de los precios globales del petróleo. Eso no significa que el mercado no se pueda “dar la vuelta” en cualquier momento, como se dice en el argot de los mercados.

Pero, ante una tendencia tan abrumadora marcada por los mercados, todo indica que lo que veremos los próximos meses serán cotizaciones cada vez más altas. Los propios mercados decidirán en su momento si llevan estos precios a sus niveles históricos, si los rebasan, o si incluso hacen realidad esa “locura” que hoy reflejan de entre 180 y hasta 200 dólares por barril.

LEE MÁS:

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios