Buscador
Ver revista digital
Finanzas

El gran dilema que enfrenta Banxico en esta crisis

25-05-2020, 6:15:47 AM Por:
banco-de-mexico
© Reuters Banxico

Banxico actuó más rápido en esta crisis que a diferencia de 2008, pero ahora debe decidir cuánto y cuándo bajar más las tasas sin ahuyentar a los inversionistas.

El Banco de México (Banxico) tiene espacio para bajar más las tasas de interés, aunque dependiendo de la magnitud de la crisis, ese margen podría estrecharse tanto en tiempo como en magnitud de ajuste. La situación del banco central mexicano todavía no es comprometida pero, debido a que hasta el momento se encuentra “sólo” en la reacción macroeconómica, los movimientos que haga en los próximos meses tendrán que ser prácticamente quirúrgicos, y lo malo es que la crisis que se espera podría ser la más fuerte que el mundo ha padecido en los últimos noventa años, ante lo que México resultará afectado sí o sí.

Es cierto que el Banco de México (Banxico) mantiene una trayectoria bajista en las tasas de interés durante el presente año, en la que ya se registra un recorte de 150 puntos base. Sin embargo, la velocidad de estos ajustes a veces pareciera moderada con respecto a los recortes que hicieron otros bancos centrales del mundo, mucho más grandes y con mayor influencia en el planeta, concretamente su similar de Estados Unidos, el Banco de la Reserva Federal (Fed).

Como no sucedía en años, las acciones del Banco de México tendrán un impacto singular en el país entero y, desde luego en todos nosotros. Ante la que es hasta ahora una inexistente estrategia de apoyo fiscal que se complemente con la política monetaria para reimpulsar lo más pronto posible a la economía mexicana, a la que las expectativas más pesimistas le endosan un desplome de hasta 12 por ciento anual en este año, lo que no tendría precedente en 9 décadas. La velocidad del descenso de las tasas de interés en México, las acciones del mismo, algunas medidas adicionales que pudiera tomar como el inédito apoyo por 750 mil millones de pesos al sistema financiero nacional, además de eventuales acuerdos con otras instituciones monetarias, serán monitoreadas como nunca.

Lee: Banxico recorta tasas a 5.5%; advierte que crisis será más profunda en 2T

Porcentaje
Depositphotos

La política monetaria, el primer frente de batalla anticrisis y de reactivación

A mediados de marzo pasado, la Fed de Estados Unidos anunció medidas de corte monetario que pasarán a la historia: recortó sus tasas de interés a un nivel cercano a cero (en la practica es cero absoluto), reinició operaciones de compra de bonos y lanzó otras medidas de su arsenal de post crisis, junto con otros grandes bancos centrales, para establecer un punto de apoyo para la economía global, afectada por una epidemia de coronavirus de propagación acelerada.

La Fed no esperó a que el gobierno estadounidense reaccionara, unos días después lo hizo, pero la actuación del banco central fue determinante y lo será en los meses siguientes. La política monetaria tiene efectos inmediatos en la economía, en esta ocasión esos efectos tardarán más en observarse, pero sucederá.

En este sentido, las acciones de los bancos centrales toman una relevancia que muchas ocasiones supera a las que tomen los gobiernos en la parte fiscal. La ventaja de las instituciones monetarias no es tanto su poder de imprimir dinero como antaño, sino de lo que hagan con las tasas de interés y otras herramientas para influir en la economía. En ese sentido, banqueros centrales como el presidente de la Fed, Jerome Powell, se vuelven actores relevantes para el mundo.

FED
Reuters

En 2008 Banxico tardó “una eternidad” en reaccionar

Cuando inició la crisis de 2008, la tasa de referencia del Banco de México se ubicaba en 8.25 por ciento; de hecho, subió en ese mismo año desde niveles de 7.5 por ciento donde inició en enero, como indicador para la economía mexicana.

Con el estallido de la crisis, el banco central mexicano se tardó “una eternidad” en bajar la tasa de referencia, tres largos meses, a 7.75 por ciento en enero de 2009. Al cierre del año la tasa de referencia del banco central mexicano había retrocedido 375 puntos base, a 4.5 por ciento, nivel que se mantuvo por más de 3 años hasta marzo de 2013 cuando fue recortada a 4 por ciento y en junio de 2014 este importante indicador para la economía mexicana se ubicó en su nivel mínimo vigente hasta hoy de 3 por ciento, que se mantuvo hasta diciembre de 2015.

Si observamos, en la crisis hipotecaria, que provocó la recesión entre 2008 y 2009, el recorte de la tasa de interés fue de 375 puntos base, o 3.75 por ciento, debido al amplio margen que tenía en ese momento Banxico. Posteriormente, las condiciones globales de expansión económica provocaron nuevos recortes que llevaron a mínimos al indicador mexicano.

En 2020 el recorte fue casi inmediato, pero ha sido menor, hasta ahora de 150 puntos base. Margen para reducir las tasas todavía lo hay, si consideramos que el mínimo vigente está en 3 por ciento. El problema al que se enfrentará el banco central mexicano es la encrucijada de siempre: cómo y a qué nivel bajar la tasa de referencia para no asustar a los inversionistas de los mercados, que destinan los llamados flujos de cartera a los mercados más atractivos en términos de rendimiento, entre otras cosas.

Banxico
Especial Banxico

Banxico tiene margen, pero…

Como señalamos, Banco de México todavía tiene margen para bajar su tasa de referencia, pero la magnitud de la crisis será determinante para determinar la forma y el monto en que lo hará. Algo es seguro: ante la ausencia de una política de estímulo fiscal, está por ahora sólo en la reacción de la política monetaria para tratar de regresar a la senda de la recuperación lo más pronto posible. En ese sentido, sus márgenes son estrechos y lo que haga podría ser el punto de partida de una recuperación lenta pero segura, apenas un bálsamo para la magnitud de la crisis que nos espera, o una serie de acciones que no impedirán un desplome histórico. Haga lo que haga, los mexicanos lo resentiremos.

Lee: Factores “idiosincráticos” agravan la crisis: Banxico

Banxico crisis financiera de 2008 fed y tasas de interes inversionistas junta de gobierno de banxico politica monetaria tasas de interés en Estados Unidos
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Mag21
Comentarios