Buscador
Ver revista digital
Finanzas

El FMI saca la artillería pesada en la guerra contra el Covid-19

03-08-2021, 10:13:03 AM Por:
FMI
© Especial

El FMI es el principal prestamista en el mundo, con una capacidad de préstamo de 1 billón de dólares, y a partir del 23 de agosto inicia un plan global de rescate sin precedentes.

El mundo vive en una economía de guerra en la era post-covid. Los daños causados por la pandemia en la estructura económica mundial son muy profundos y se requieren acciones decididas ya que de otra manera salir del abismo elevará los costos.

Al parecer así lo ha entendido el Fondo Monetario Internacional (FMI) y lo hace del conocimiento público con el histórico acuerdo para dotar de liquidez a todos los países miembros, lo requieran o no, y para el que pondrá disponibles hasta 650 mil millones de dólares en Derechos Especiales de Giro (DEG).

El FMI ha sacado la “artillería pesada” en esta batalla contra los efectos perniciosos del Covid-19. Los cañonazos de liquidez no tienen precedentes, era ahora o nunca, y así lo han entendido en el organismo financiero multilateral.

Esta inyección de recursos iniciará tan pronto como el 23 de este mismo mes y consistirá en acreditar a todos los países miembros en proporción a las cuotas que aportan al organismo.

Se calcula que, en promedio, los países en desarrollo o economías de muy bajos ingresos recibirán 275 millones de dólares cada uno. Las naciones desarrolladas que quieran ceder sus recursos para impulsar más el desarrollo y el dinero disponible para los países más pobres, lo podrán hacer.

Son ingresos que no estaban contemplados por las naciones del mundo hasta ahora, aunque el plan de hecho llevaba meses cocinándose como una medida extrema en estos momentos de pesadumbre económica. Estos recursos serán asignados en Derechos Especiales de Giro (DEG) y no tienen precedente alguno, de hecho, ponen al FMI en una situación compleja porque significan un alto porcentaje de su capacidad de préstamos que tiene el organismo.

¿Qué son los DEG?

Los Derechos Especiales de Giro no son una moneda física ni virtual, son activos de reserva internacional cuyo valor se sustenta en una canasta de cinco monedas sobre las que los titulares de estos DEG pueden “girar” para realizar el cobro del activo: dólar estadounidense, yuan, yen, euro y libra esterlina.

Una vez emitidos, tienen este valor de reserva que les permite a los países pobres acceder a monedas duras sin la necesidad de adquirir préstamos ni pagar altos intereses por un crédito. Los DEG se pagan según la moneda en la que se hayan utilizado.

Dinero sin precedentes

El FMI es el principal prestamista en el mundo, con una capacidad de préstamo de 1 billón de dólares: En abril del año pasado, cuando empezaba la peor etapa de la pandemia y el mundo entraba en el Gran Confinamiento, el propio FMI aseguró que inyectaría alrededor de 50 mil millones de dólares para paliar los efectos de la pandemia, cifra que ya de entrada era muy relevante aunque lucía moderada con las expectativas que para entonces se registraban en torno al desplome del PIB.

Ahora, 16 meses después el FMI anuncia un rescate financiero que es 13 veces superior al originalmente planteado, igualmente 13 veces más alto respecto al mayor rescate que haya hecho para algún país, como fue el caso de Argentina en 2018 cuando le prestó 50 mil millones de dólares para evitar un desplome económico más.

Aunque han pasado 74 años del Plan Marshall y el mundo es distinto, de cualquier manera, el monto asignado para superar esta crisis por parte del FMI es 50 veces superior al gasto total ejercido en ese entonces sólo por Estados Unidos para reactivar Europa después de la Segunda Guerra Mundial.

El monto de liquidez que inyectará en el mundo, sobre todo en los países pobres y más vulnerables, en una sola acción crediticia por primera ocasión en su historia, representa aproximadamente el 65 por ciento de su capacidad total de préstamo.

Se trata de una cifra estratosférica por donde se le vea, que se dice fácil, pero dimensionarlo es muy complicado.

Con esto, los rescates de liquidez suman muchos miles de millones de dólares más, y lo que se acumule. La crisis generada por el Covid-19 fue demasiado profunda; el planeta ha evitado hasta ahora una Gran Depresión exclusivamente gracias a esto, tanto los bancos centrales como los organismos como el FMI entendieron que era la única forma. Pero nada es gratuito, al inicio de la pandemia se decía que los estragos los padeceríamos hasta mediados de este año, luego se mencionaba que durarían entre 3 y 5 años, ahora se señala que podrían ser una o dos décadas, y no se sabe en qué magnitud afectarán.

LEE MÁS:

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios