Finanzas

El ‘Flash-Crash’ del mercado de divisas asiático que afectó la Bolsa

 El Flash-Crash atrajo los reflectores mundiales, ya que provocó que la Bolsa de Estados Unidos se desplomará. Hoy, el mundo habla del mercado de divisas asiático.

04-01-2019, 4:44:08 PM

Entre jueves y viernes de la primera semana del año los mercados de divisas entraron en un periodo de turbulencias, reflejo de la incertidumbre financiera global que trajo consigo este 2019.

Los ajustes han sido de tal magnitud que ya se registró un histórico Flash-Crash en el mercado de divisas asiático caracterizado por un repentino desplome de diversas monedas en su cotización contra el yen japonés. Japón y su moneda empiezan a tomar un papel estelar, esto es muy relevante porque se trata nada más y nada menos que de la tercera mayor economía del planeta.

Lee: Esto le espera a la economía global y los mercados en 2019

¿Qué es un Flash-Crash?

En un fenómeno relativamente nuevo, se refiere al desplome repentino de un activo en su cotización contra otro, o bien en su propio índice (caso específico de los mercados de valores). Este desplome suele suceder en cuestión de minutos, o incluso de segundos, como pasó ayer jueves con algunas divisas en su cotización contra el yen japonés.

Hasta el momento el Flash-Crash más famoso es el registrado el 6 de mayo de 2010, cuando en cuestión de minutos el índice Industrial Dow Jones se desplomó mil puntos.

El Flash-Crash tiene su fuerza en la operación digital que hoy día está presente en todo el mundo, ya que los algoritmos exacerban la caída del activo. Las cotizaciones suelen recuperarse, pero no con la misma velocidad y el daño suele ser mayor.

Apple y aversión al riesgo

El derrumbe de casi 10 por ciento en las acciones de Apple durante la sesión de ayer jueves en la bolsa de Nueva York, desató la búsqueda de activos de refugio por parte de fondos de inversión globales.

Las opciones de inversiones más o menos seguras en estos momentos son escasas: Latinoamérica tiene pocas opciones por no decir que ninguna, con dos de sus gigantes, México y Brasil, inmersos en procesos de ajuste político-económico tras la llegada de sendos gobiernos con ideologías muy distintas a las que se habían instalado, mientras que en Argentina las cosas apenas caminan tras un año de intensas devaluaciones y tasas de interés que reflejan el enorme riesgo financiero del país.

Europa también atrapada entre el Brexit y los problemas de naciones como Italia o incluso Francia.

Ante tal escenario hay una opción que podría ser viable, está en Asia y se llama Japón, hacia allá dirigieron sus ojos los inversionistas. Con toda claridad los inversionistas buscan seguridad si tomamos en cuenta que la economía de Japón lleva años prácticamente estancada y que sus tasas de interés son más bien cercanas al cero absoluto. Incluso con este panorama la demanda de yenes se ha incrementado en los meses recientes.

Lee: Así fue como Apple perdió 251,000 mdd en 5 meses 

AppleReuters

Apple abrirá planta en Texas

El Flash-Crash en cifras

En cuestión de minutos diversas monedas del mundo reportaron un desplome repentino frente al yen japonés, incluso el dólar estadounidense se desplomó contra la divisa del son naciente.

Así, en unos cuantos minutos el yen pasó de cotizar en niveles de 109 unidades por cada dólar estadounidenses a 104.80 yenes, para una apreciación repentina de 3.85 por ciento, el yen ganó en minutos lo que no había ganado en prácticamente 3 años de operación frente al dólar, de esa magnitud fue el movimiento.

Ajustes similares se registraron en las cotizaciones del yen contra divisas como la lira turca o la libra esterlina, incluso frente al yuan de China. En apenas 8 minutos el yen se disparó 8 por ciento contra el dólar australiano y alcanzó su mayor cotización desde 2009 frente a esta divisa, mientras que subió 10 por ciento contra la lira turca en ese mismo lapso de tiempo.

Pero la fortaleza del yen japonés no es nueva, de hecho, desde mediados de septiembre la divisa nipona se ha apreciado 8 por ciento contra el euro, 9.4 por ciento contra la libra esterlina y 11.8 por ciento contra la corona danesa, por mencionar algunas.

Los analistas consideran que la moneda japonesa podría mantener su fortaleza mientras los factores que generan incertidumbre en los mercados globales no muestren signos de disiparse.

También podría interesarte:

Comentarios