Buscador
Ver revista digital
Finanzas

El costo del dinero en México no bajará pronto, hasta puede subir por ‘culpa’ de la Fed

27-08-2021, 8:06:20 AM Por:
Aumenta costo del dinero
© Especial

Si piensas que dentro de unos meses podría obtener un préstamo más accesible en el banco, es poco probable que eso suceda.

Ninguna evidencia interna o externa señala que el costo del dinero vaya a bajar en el mediano plazo. Estamos en un escenario en el que las tasas de interés se van a mantener, cuando menos, en los niveles actuales, o muy posiblemente subirán.

Es un hecho, si usted piensa esperarse a comprar algo porque considera que estará más barato en los próximos meses, posiblemente esté en un error.

Si piensa que dentro de unos meses quizás podría obtener un préstamo más accesible en el sistema bancario tradicional, no hay muchas posibilidades de que ello suceda.

Es cierto, el costo del dinero en México es caro, pero no tanto como en otras épocas. Sin embargo, sus niveles actuales no van a bajar en el corto plazo.

La única posibilidad de que esto suceda, es que de pronto se terminen los problemas de la economía mundial y nacional, lo que desplomaría los rendimientos en todo el mundo. Si bien nada es imposible, el final de las tribulaciones económicas es en estos momentos una ilusión, más que una expectativa con sustento.

Estamos a unos días de iniciar una de las épocas de mayor gasto en la economía mexicana, el periodo septiembre-diciembre, y también de mayor endeudamiento, por lo que la cautela en el gasto debe ser un distintivo.

Ya no es noticia la mala situación de la economía, pese al “rebote” de este año. Los trabajos siguen escasos y un alto porcentaje de los que existen no son bien pagados. Endeudarse en estos momentos podría ser menos caro que en los meses siguientes, pero igualmente riesgoso. 

Para efectos prácticos, en este siglo los usuarios del crédito no han visto una tarjeta de crédito en menos de 35 por ciento de tasa de interés nominal, un préstamo personal inferior al 23 por ciento, un crédito de nómina menor al 20 por ciento y un crédito automotriz con un costo menor al 18 por ciento.

Pese a que en realidad no son costos tan elevados como los que se registraban en otras épocas, de ninguna manera son baratos; en promedio están casi 6 veces arriba del costo del dinero interbancario, con el que se fondean entre los bancos, pero ese solo es el promedio, en realidad un amplio porcentaje de los usuarios del crédito en el país pagan mucho más que eso.

Este es un breve escenario nacional e internacional que justifica el porqué no bajará el costo del dinero en México en el mediano plazo y, por el contrario, podría subir.

La Fed sí puede impactar en su bolsillo, aunque usted no lo crea

La causa más importante por la que las tasas de interés en México tendrán presiones alcistas en los próximos meses es externa.

Estados Unidos iniciará en algún momento entre septiembre y diciembre (según el gran consenso de analistas), la reducción de apoyos monetarios por medio del banco central del país, el llamado Tapering.

El mecanismo es sencillo dentro de todo: la Fed de Estados Unidos inyecta recursos a los mercados y circuitos financieros y, por consecuencia, a la economía. Esto provocó que las tasas en ese país se hayan colocado muy cerca del cero absoluto, de hecho, en el cero absoluto. Pero, de acuerdo con los expertos, la Fed ha dado señales de que piensa reducir esos apoyos en breve, es decir, retirará liquidez de los mercados y de la economía.

Las tasas de interés en Estados Unidos empezarán a subir, eso es un hecho, lo harán en forma paulatina, pero subirán porque la liquidez que las mantenía cerca del cero se reducirá.

Por lo tanto, en México las tasas de referencia subirán también, y el costo del dinero para la gente común también subirá. Esta es la conexión que existe entre algo tan lejano y sofisticado financieramente hablando como un banco central y un ciudadano común.

Banxico deberá bailar al mismo ritmo

Con la Fed realizando movimientos que a su vez mueven (valga la redundancia), miles de millones de dólares en flujos por todo el mundo, Banxico tiene pocas opciones.

Sus tasas deberá mantenerlas en los niveles actuales en un escenario ideal, o bien subirlas un poco más ante las presiones de la inflación interna y los ajustes de las tasas externas de la Fed.

No hay mucho más que decir, el contexto interno tampoco es favorable para que bajen las tasas para préstamos. Por lo tanto, tenga cuidado con el costo del dinero, nunca ha sido barato y no hay posibilidades de que lo sea en un horizonte más o menos amplio de tiempo.

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios