Buscador
Ver revista digital
Finanzas

El coronavirus aún no ‘contagia’ a Wall Street, pero afecta optimismo

31-01-2020, 10:16:14 AM Por:
Wall Street
© Depositphotos

Por ahora, no es probable que el coronavirus vaya a noquear al mercado alcista registrado durante 10 años, pero los inversionistas siguen la evolución de la epidemia.

En medio de la emergencia sanitaria que se vive en China en todo el mundo a causa de un brote de un nuevo tipo de coronavirus, y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció al final del mes, las bolsas de valores en América se mantuvieron al margen del problema, aunque algunos factores que se presentaron no abonan al optimismo de mediano plazo.

Dicen que el balance del primer mes es el que marca la tendencia bursátil en todo el año, lo que en muchas ocasiones se ha validado. Si en 2020 se repite la historia, el balance final sería positivo pero muy lejano a lo que sucedió el año pasado, eso significa también que los mercados en general y las plazas bursátiles en particular enfrentarían un escenario más adverso que el del año pasado, y el primer mes así lo confirma.

La crisis sanitaria desfondó los mercados de valores asiáticos y mantuvo la cautela en las bolsas europeas durante el primer mes del año. De hecho, las mayores ganancias bursátiles en el mundo se registraron en América, pero fueron moderadas con respecto al año pasado.

Coronavirus
Especial

Lee: La OMS declara emergencia internacional por coronavirus

Así, la bolsa de valores de Hong Kong perdió en el primer mes del año 5.77 por ciento, mientras que el índice Kospi de Corea del Sur tuvo un balance negativo de 2.15 por ciento, al tiempo que las bolsas de valores chinas permanecen cerradas desde el 23 de enero, cuando se desató la crisis por el virus de Wuhan y se hundieron casi 4 por ciento en un sólo día, sólo por mencionar algunos datos. Parece que lo peor aún no ha pasado.

Wall Street, al margen, pero…

Aunque todavía es temprano para saber los efectos que tendrá el virus alrededor del mundo, en América las bolsas de valores no han reflejado los temores desatados en otras partes del planeta, pero el saldo pese a ser positivo dista mucho de lo que observamos el año pasado. De hecho, la fotografía de enero de 2019 y el mismo mes de este año nos habla de dos escenarios diferentes, especialmente en el mercado más influyente de la región y por supuesto del mundo: Wall Street.

En enero de 2019 el mítico Dow Jones tuvo una ganancia de 7.16 por ciento, desde entonces se anticipaban los fuertes beneficios que tuvieron los indicadores de la bolsa de valores de Nueva York a lo largo del año, por primera ocasión en la historia los tres indicadores más influyentes ganaron más de 25 por ciento, algo jamás visto. En contraste, en enero de este año el Dow Jones gana solamente 1.39 por ciento.

Lo mismo sucede con los otros dos indicadores. En el caso del índice de las acciones de tecnología, el Nasdaq, en 2019 tuvo una ganancia de 9.74 por ciento, mientras que en enero de este año sus ganancias son de apenas 3.63 por ciento; por su parte el S&P500 refleja en enero de este año un beneficio de 1.93 por ciento, incremento que no se compara con el 7.86 por ciento que obtuvo como balance final en el primer mes del año pasado.

El caso de México es muy similar, sobre todo por la influencia que siempre recibe de las bolsas de Nueva York; el indicador más relevante del mercado mexicano, el IPC, tiene una ganancia de 2.76 por ciento en el primer mes de este 2020, beneficio inferior al 5.63 por ciento que obtuvo en el mismo mes del año anterior.

Wall Street, coronavirus
Depositphotos.

Las causas de la ralentización bursátil

En el caso concreto de la bolsa de valores de Nueva York, la desaceleración que se ha registrado en el primer periodo mensual de 2020 tiene mucho que ver con las expectativas de la economía, lo que a su vez pasa por un proceso electoral en ese país, previo a un proceso de Impeachment contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Esta semana, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos advirtió que el consumo en el país muestra signos de desaceleración, al tiempo que el PIB durante 2019 se ubicó en 2.3 por ciento en su primer dato preliminar, todavía positivo pero inferior a la tasa de 2.9 por ciento que registrara un año antes.

La economía del país se desacelera y al parecer los mercados empiezan a comprar el rumor, adelantándose a lo que en unos meses se confirmaría, un menor crecimiento económico en la potencia del mundo, poniendo en riesgo la más importante racha de crecimiento en la historia del país, que de mantenerse cumpliría en julio próximo 11 años, pero el escenario es incierto.

En los análisis de bancos de inversión, las posibilidades de que la incertidumbre se incremente en Estados Unidos se disparan precisamente a partir de julio próximo, cuando inicie el segundo periodo semestral y con él las intensas campañas presidenciales, más un escenario global cada vez más adverso en el que los efectos del coronavirus chino están por conocerse.

Te puede interesar: Fed seguirá efectos del coronavirus en la economía global

Donald Trump
Reuters

¿Cómo pegaría el virus en los mercados?

Un análisis de Dave Lafferty, estratega en jefe de mercados de Natixis IM, trata de anticipar algunos efectos del virus chino en los mercados, reproducimos un resumen sobre algunos de los aspectos más destacado.

A una semana, el daño económico del brote del virus ya empieza a sentirse: vuelos cancelados, ciudades en cuarentena, cierre de fábricas, eventos pospuestos. Por ahora, las pérdidas económicas en su mayoría se han limitado a China, pero probablemente se extiendan a otras partes en las semanas siguientes.

La mayoría del daño económico de otras epidemias se deriva de un consumo pospuesto. Gran parte, aunque no toda la actividad tendrá que emparejarse. Qué tanto de la pérdida es temporal versus permanente dependerá de cuánto dure la crisis.

El brote impacta a China en un momento inoportuno. El crecimiento de China se está desacelerando naturalmente, pero a un ritmo muy natural y controlado. Ante un crecimiento en China de solo 6%, una epidemia que resta 1% -2% al PIB (anual) representa un serio problema. De nuevo, qué tanto de dicha pérdida económica se podrá recuperar depende de qué tanto dure y qué tan severo sea el brote. Si los legisladores y autoridades sanitarias no pueden limitar la diseminación del virus, el -2% podría ser optimista. (de nuevo, a tasa anual).

Dólares
Envato elements

Esperamos que el daño económico se concentre en China y contagie desde dicho país. El mercado parece coincidir ya que el índice Hang Seng index ha caído más de 6% desde el inicio del brote, aunque el S&P 500 y el Eurostoxx 50 han caído menos del 2%. Los mercados en Estados Unidos y Europa se mantienen alertas, pero aún no entran en pánico.

Por ahora, vemos al coronavirus como un breve y modesto impacto al crecimiento global –uno que probablemente no descarrile a la economía en general en 2020. Los inversionistas deberán estar atentos a los valores de largo plazo si continua la debilidad de la renta variable.

El brote es quizá una conveniente excusa para aprovechar las ganancias en los mercados que vieron significativas compras en exceso a inicios de enero, pero por ahora, no es probable que el coronavirus vaya a noquear al mercado alcista que se ha registrado durante 10 años.

China contagios Coronavirus inversionistas IPC mercados financieros organizacion mundial de la salud Wall Street
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

revista

Revista Digital Alto Nivel

Enero 2021

Te recomendamos estos artículos de este mes:

México, riesgoso para la inversión y con 20 millones desempleados
México, riesgoso para la inversión y con 20 millones desempleados
Ya se ve la luz al final del túnel
Ya se ve la luz al final del túnel
Cocina tailandesa en tu mesa
Cocina tailandesa en tu mesa
CDMX participa con el 18% de la economía nacional
CDMX participa con el 18% de la economía nacional
EL G20, video cumbre de la decepción
EL G20, video cumbre de la decepción
Espacios colaborativos, el futuro del mercado de oficinas
Espacios colaborativos, el futuro del mercado de oficinas
Comentarios