Buscador
Ver revista digital
Finanzas

El ‘boom’ de las Fintech continúa, pero 8 de cada 10 sigue sin acceso a servicios financieros

31-05-2021, 6:00:00 AM Por:
Fintech
© Depositphotos

Los reportes hablan de crecimiento sostenido de las Fintech en América Latina, mayor cobertura y cada vez más potencial, pero se requiere más velocidad

Las empresas de tecnología financiera (Fintech) fueron otras de las grandes ganadoras de la pandemia. Su capacidad para concretar productos y servicios financieros antes reservados para la élite, haciéndolos más accesibles y económicos para el resto de la población y los negocios, es una de las claves de la expansión que registran en los años recientes.

Pero, el camino es todavía muy largo, especialmente en Latinoamérica en donde el atraso tecnológico, la escasa cultura financiera en un amplio porcentaje de la población y los bajos ingresos, determinan un entorno complejo incluso para este tipo de empresas que están consideradas como la banca del futuro.

Exclusión financiera de latinoamericanos, una realidad

En Latinoamérica existe una gran contradicción financiera que está llevando a muchas personas, así como a los sistemas financieros, a perder un tiempo muy valioso: muchas personas necesitan de un historial crediticio para acceder a una tarjeta de crédito pero, al mismo tiempo, necesitan de una tarjeta de crédito para construir un historial crediticio.

Como resultado, muchos quedan excluidos de las opciones de crédito formales. De acuerdo con las cifras del reporte “El estado de las startups de salud financiera en Latinoamérica“, elaborado de manera conjunta por Metlife Foundation, Moodys, PayPal y VillageCapital, en la región todavía más de siete de cada diez personas carecen de una cuenta bancaria, mientras que ocho de cada diez no poseen una tarjeta de crédito. La economía de dinero en efectivo dificulta el ahorro y la capacidad para afrontar pagos imprevistos.

Asimismo, más de la mitad de las personas en Latinoamérica son trabajadores informales, carecen de un contrato digno, de un seguro médico y de pagos dentro de un plazo de 30 días. Quienes son profesionales han batallado por mantener un ingreso estable durante la pandemia y poder cubrir sus necesidades básicas.

Las cifras son rotundas, el papel de las Fintech ha sido decisivo para impulsar la inclusión financiera para millones de latinoamericanos que de otro modo nunca habrían accedido a servicios financieros, pero millones más no han podido ser incluidos, y todo indica que no lo serán al menos por un tiempo.

La exclusión financiera es un hecho innegable y vigente en la región. El reporte señala casos de éxito de Fintech que buscan abarcar desde servicios de tarjeta de crédito con montos mínimos para quienes apenas inician y quieren hacer un historial crediticio, hasta mecanismos de pago online que facilitan la vida; pero el hecho de que 8 de cada diez habitantes no tengan acceso al crédito, habla de lo mucho que hace falta por hacer.

Empresas, también con limitantes

Esta situación en cuanto a las personas es preocupante, pero en el caso de las empresas el panorama tampoco es el mejor. El reporte señala que Alrededor de 2.6 millones de PyMEs en Latinoamérica han cerrado sus puertas (o lo harán) a raíz de la pandemia.

Lo anterior pese a que estas empresas son consideradas la columna vertebral de la economía regional. Esta situación provoca que la mayoría de los bancos e instituciones financieras consideran a las PyMEs altamente riesgosas para ser acreedoras a un préstamo, y establecen tasas de interés muy altas con respecto a sus grandes competidores.

Además, muchas PyMEs carecen de datos financieros estructurados, lo que les dificulta aún más el poder convencer a un inversionista de proporcionarles un préstamo.

En este sentido, las regulaciones son básicas para apoyar o perjudicar al ecosistema de startups, por ello es necesario que se genera un ambiente de apoyo para las Fintechs.

La Ley Mexicana para Regular Instituciones de Tecnología Financiera en 2018 es reconocida en el reporte porque otorgó una buena práctica para crear un ambiente específicamente para empresas Fintech y ofreció un marco legal claro que funcionaba con crowdfunding o pagos electrónicos. De acuerdo al Banco Interamericano y Finnovista, la inversión en Fintechs mexicanas creció 52% después de que dicha ley fue aprobada.

Pero las cifras de crecimiento, que son importantes, que muestran un mercado en expansión y un potencial cada vez mayor, no han sido suficientes para abatir sustancialmente el atraso.

Las Fintech parecen ser el vehículo ideal para impulsar la inclusión financiera de empresas y personas a las que los sistemas financieros tradicionales los han excluido desde siempre, pero la velocidad requerida para cumplir el objetivo todavía no se alcanza.

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios