Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Los 10 ‘mandamientos’ para tener unas finanzas sanas y construir tu patrimonio

17-06-2021, 5:50:47 PM Por:
Afore ahorro
© Envato Elements

Aquí te decimos los 10 hábitos para que puedas vivir de forma realista, pero sin privarte de lo que quieras adquirir.

A menos que estés en el pequeño percentil de personas que han recibido una gran herencia o un fondo fiduciario o han ganado la lotería, necesitas construir tu patrimonio desde cero. Y ese no es el objetivo más sencillo. Entre el estancamiento de los salarios, el aumento de la deuda y un crecimiento considerable del costo de vida, esto parece inútil. Sin embargo, si desarrollas los siguientes 10 hábitos, podrás impulsar tu crecimiento financiero.

1. Establece metas de vida

“¿Qué es la libertad financiera para t?”, pregunta Matt Danielson en Investopedia. “Un deseo generalizado es un objetivo demasiado vago, así que sé específico”. Anota “cuánto debes tener en tu cuenta bancaria, qué implica el estilo de vida y a qué edad debe lograrse”, sugiere. “Cuanto más específicos sean tus objetivos, mayor será la probabilidad de alcanzarlos”.

“Luego, cuenta hacia atrás hasta tu edad actual y establece metas financieros a intervalos regulares”, agrega Danielson. “Escríbelo todo cuidadosamente y coloca la hoja de metas al comienzo de tu carpeta financiera”.

2. Vive dentro de tus posibilidades

Vivir por debajo de tus posibilidades no significa ser un “tacaño” o perderse experiencias de la vida. Más bien, “simplemente significa que gatar menos o igual de lo que gana cada mes”, explica Deanna Ritchie en un artículo anterior de Due. “Como resultado, no te endeudas viviendo del plástico. Y lo que es más importante, esto te ayudará a crear un futuro financiero más estable”.

“Por supuesto, vivir dentro de tus posibilidades requiere disciplina y pequeños sacrificios”, agrega Denna. “Sin embargo, si los mantienes, obtendrás las siguientes recompensas, además de evitar deudas:

  • Menos estrés y ansiedad.
  • Te hace más exitoso y saludable.
  • No se obsesionará con su puntaje crediticio.
  • La capacidad de generar riqueza.
  • Tendrás más libertad.
  • Tendrás seguridad financiera”. 

Eso está muy bien. Pero, ¿cómo puedes vivir de manera realista dentro de tus posibilidades sin privarte? Bueno, aquí hay un par de sugerencias: 

  • Crea un presupuesto usando la regla 50/30/20. Aquí es donde gastas el 50% de los ingresos que lleva a casa en elementos esenciales como alimentos y vivienda, el 30% en deseos y el 20% en tu cuenta de ahorros.
  • Guarda tu dinero antes de gastarlo automatizando tus ahorros. En otras palabras, programa que un porcentaje de tu quincena para que se vaya va directamente a una cuenta de ahorros o de jubilación.
  • Elimina los gastos frívolos, como la membresía de un gimnasio que nunca usas.
  • Deja de vivir como rico. Es posible que estés llevando una vida como si fueras económicamente acomodado, pero en realidad podrías estar endeudado seriamente.
  • Retrasa la gratificación. Un ejemplo sería esperar una oferta o un descuento en lugar de pagar el precio completo por comestibles, ropa, productos electrónicos o viajes.
  • Cambia la naturaleza de tu deuda. Haz que el pago de la deuda sea más conveniente para ti. Algunos ejemplos podrían ser negociar una mejor tasa de interés con los prestamistas o mediante la consolidación de deudas.

3. Construye una reserva de efectivo sólida

Si bien no está en la mente de la mayoría de las personas, tener un fondo de emergencias puede generar dividendos.

Considera el siguiente escenario. Tu vehículo de trabajo no arranca un día que quieras salir temprano en la mañana. Resulta que necesitas cambiar una parte del motor. Entre el reemplazo y la mano de obra, eso te costará 4,000 pesos.

Obviamente, esto debería considerarse una emergencia financiera. Después de todo, necesitas este vehículo para ganarte el pan. ¿El problema? No tienes el dinero en efectivo disponible para hacer frente a este gasto. Entonces usas tu tarjeta de crédito, lo que significa que ahora también debe devolver el alto interés del préstamo.

Tener una reserva de efectivo para este tipo de emergencias te brinda tranquilidad. Y, lo que es más importante, ayuda a evitar que quede sepultado bajo deudas.

En un mundo perfecto, tu fondo de emergencias deberia tener lo suficiente para enfrentar tus gastos de manutención de tres a seis meses. Pero tener cualquier cantidad reservada es mejor que ninguna. Por ejemplo, si tiene 3,000 pesos en un fondo de emergencia, solo tiene que poner 1,000 de su tarjeta.

Tener una reserva de efectivo para este tipo de emergencias te brinda tranquilidad / Imagen: Depositphotos.com

4. Utiliza la deuda de forma estratégica

Muchos expertos financieros te aconsejarán que evites las deudas a toda costa. Pero no todas las deudas son malas. Por ejemplo, si planeas comprar un automóvil o una casa, necesitarás un buen crédito. Por lo tanto, solicitar una tarjeta de crédito y usarla de manera responsable puede ayudar a lograr este objetivo.

También puedes utilizar la deuda a tu favor para ampliar tu educación, adquirir una propiedad o comenzar y/o hacer crecer tu negocio.

¿Un ejemplo de cómo no utilizar la deuda de forma estratégica? Bueno, agotar tu tarjeta de crédito cuando no puede pagar el saldo al corte. 

5. Tener un plan de inversión organizado

Una vez que hayas creado un fondo de emergencia para manejar lo inesperado, es hora de comenzar tu kit de inversión.

“Hay muchas, muchas opciones diferentes de cuentas de inversión”, señala Alicia Dion en un artículo anterior de Due. “Sin embargo, todas las cuentas diferentes que ves pueden dividirse en dos categorías: jubilación y no jubilación”.

“Un gran error que cometen los principiantes al invertir es pensar que son demasiado jóvenes para preocuparse por ahorrar para la jubilación”, agrega Alicia. “¡Pero la inversión y la planificación de la jubilación en realidad van de la mano! Invertir es una herramienta para generar riqueza. La jubilación es una fase inevitable de la vida que requiere riqueza”.

Si deseas aprovechar al máximo tu experiencia de inversión, debe comenzar a ahorrar para tus objetivos tanto a corto como a largo plazo, aconseja. “Si bien la jubilación es algo fundamental para el que quiere ahorrar, normalmente no es su único objetivo financiero. Hay gastos inevitables a corto y medio plazo que la inversión también puede ayudar a financiar”.

“Comprender el tipo de cuenta que mejor se adaptará a tus objetivos es clave”, dice Alicia. “Entonces, sabiendo que la vida te arrojará todo tipo de gastos, pon a trabajar tus inversiones para ayudar a financiarlos”.

Las cuentas de jubilación vienen en todas las formas y tamaños. Existen planes de jubilación diseñados para empresarios y propietarios de pequeñas empresas.

Después de igualar estos planes de jubilación, también debería considerar contribuir a una anualidad. Esto puede complementartus otras cuentas de jubilación y, al mismo tiempo, proporcionarte un ingreso garantizado de por vida.

En cuanto a las cuentas que no sean de jubilación, considera invertir en acciones, bonos o fondos cotizados en bolsa (ETF). Para mojarse los pies, también puedes usar fondos de inversión en bancos o empezar con pequeños pedazos de criptomonedas. 

La conclusión más importante es que debes tener una cartera de inversiones diversificada para mitigar el riesgo y, al mismo tiempo, maximizar tus inversiones.

6. Obtén más por tu dinero

Tu experiencia puede variar en esto, pero se trata de que comprar por valor. Por ejemplo, necesitas un par de chanclas para el verano. En lugar de invertir los 50 pesos en un par decente, compras unas baratas en la tienda de no más de 15. 

No estoy diciendo que no sea válido ahorrar al comprar, pero el caso es que esas sandalias de 15 pesos podrían sobrevivir el verano, pero terminarás tirándolas cuando se rompan. El costo de reemplazar esas chanclas de mala calidad probablemente terminará siendo más alto que si hubieras pagado los 50 pesosdesde el inicio.

Al mismo tiempo, no necesitaa comprar par de sandalias de 2000 pesos. Eso es excesivo y es posible que en este caso estés sacrificando la calidad por simplemente traer algo de marca. 

7. Aprovecha los beneficios de tu empleador

Puedes omitir esto si trabajas por cuenta propia. Si no es así, asegúrate de revisar con lupa el plan de beneficios de tu empleador. No solo podrías estar perdiendo dinero gratis, sino que tu empresa también puede ofrecer beneficios que van más allá de los planes de jubilación.

Esto es lo que debería buscar: 

  • Incporación a un servicio de salud como el IMSS
  • Seguro de vida o gastos médicos 
  • Caja de ahorros 
  • Planes de compra de acciones para empleados (ESPP)
  • Servicios jurídicos

8. Amplía tus conocimientos financieros

Puede resultar intimidante y abrumador entrar en el ámbito de las finanzas. Pero, si deseas volverte más estable financieramente y dominar el dinero, entonces necesitas educarte continuamente sobre temas que van desde las deducciones de impuestos hasta la inversión y la planificación de la jubilación.

Cómo lo hagas depende totalmente de ti. Es bueno leer libros financieros, seguir en redes sociales a los líderes de opinión o tomar cursos en línea. También debes sentarse y elegir a un asesor financiero.

Si deseas volverte más estable financieramente y dominar el dinero, entonces necesitas educarte continuamente / Imagen: Depositphotos.com

9. Busca otras fuentes de ingresos

Tener varias fuentes de ingresos puede ser extremadamente beneficioso. Para empezar, si pierdes una, puede recurrir a las demás. Otra ventaja es que puedes utilizar el flujo de caja adicional para pagar tus deuda o destinarlo a sus ahorros.

Un trabajo de medio tiempo es lo que inmediatamente se me viene a la mente. Esto sería cuando trabajes como freelancer o te dediques a un segundo trabajo cuando tengas la disponibilidad. Eso podría funcionar temporalmente, por ejemplo, si deseas ganar algo de dinero rápido para unas vacaciones. Pero puede resultar agotador.

¿La respuesta? Genera un ingreso pasivo. Aún tendrá que hacer algo de trabajo por adelantado, pero eventualmente, ganarás dinero sin esforzarse demasiado. Algunas ideas serían alquilar una habitación libre, vender un producto de información, anualidades o lanzar un sitio de comercio electrónico.

10. Haz que tu salud sea una prioridad

“Las finanzas y la salud son casi imposibles de separar”, escribe Kate Underwood en otra publicación de Due.  

En definitiva, la atención médica cuesta dinero y ganar dinero es mucho más sencillo cuando está sano. Es posible que piense que simplemente no tiene tiempo para concentrarse en hábitos saludables como una dieta equilibrada, ejercicio o sueño”. Sin embargo, “podría cambiar de opinión si considera las muchas razones financieras para priorizar su salud”.

Para empezar, cuando estás sano, es menos probable que te enferme y faltes al trabajo. Sé que eso es muy importante cuando eres freelancer. Si te salta un día de trabajo, no está ganando dinero. Si estás empleado por otra persona, perder demasiados días de trabajo podría impedirte obtener un aumento o un ascenso.

En segundo lugar, existen ramificaciones a largo plazo. Con el aumento del costo de la atención médica, cuidarse hoy puede reducir estos gastos mañana. Por lo tanto, haz que dormir lo suficiente, llevar una dieta nutritiva y hacer ejercicio con regularidad sean una prioridad.

mm La revista líder en emprendimiento de México.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios